Informes

Los más vendidos de 2019: ¿qué tecnología llevan?

Estos cinco coches son los más 'deseados' por los clientes españoles que compran un coche nuevo. Por sí solos, ya representan más del 10% de las ventas totales del mercado. ¿Qué les hace especiales?

Foto: Mihai Paraschiv en Pixabay.

Seat León, Dacia Sandero, Nissan Qashqai, Renault Clio y Renault Mégane son, por ese orden, fueron los coches favoritos de los españoles durante el año pasado -datos de Aniacam-. Todos ellos tienen cosas en común: son modelos con larga tradición en el mercado, llevan varios años a la venta -los más ‘jóvenes’ son el Renault Clio, que en su actual generación debutó a mediados de año y el Seat Ibiza, que data de 2016- y el más veterano es el Seat León -que vio la luz en 2012 y que dirá adiós en los próximos días a su actual generación- y son vehículos especialmente equilibrados.

Sin embargo, en HACKERCAR teníamos la curiosidad si se trata de modelos especialmente tecnológicos y avanzados; para ello, nos hemos fijado en las versiones más completas y equipadas de sus respectivas gamas, de tal forma que pudiésemos ver ‘de qué son capaces’ en todo lo relacionado con asistentes a la conducción, dispositivos multimedia y aplicaciones móviles. Y nos hemos encontrado algunas sorpresas…

Seat León: lo mejor, para el final (35.847 uds.)

Después de siete años en el mercado y con su reemplazo a las puertas, el León ha alcanzado su mejor momento de forma. Puede que su diseño no sea el más ‘rompedor’ de un segmento, el de los compactos, en continua renovación… pero en aspectos como la calidad, la gama de motores, cualidades dinámicas el Seat se encuentra plenamente vigente. ¿Qué sucede con la tecnología?

seat leon tres cuartos de color gris circulando por una carretera

Que salvo algunos detalles sigue plenamente al día. Por ejemplo, en cuanto a sistemas multimedia, las versiones más equipadas pueden incluir un completo dispositivo con lo que llaman tecnología ‘Full Link’. Este sistema cuenta con una pantalla táctil de 8″ desde la que se puede controlar el sistema de navegación, el equipo de sonido -y las diferentes fuentes de sonido-, el teléfono, los ajustes de sonido, la cámara de visión trasera o la información de los sensores del control de aparcamiento… además de ser compatible con los protocolos Android Auto y Apple Car Play.

En cuanto a los asistentes a la conducción, puede llevar el asistente de frenada en ciudad -que frena el coche de manera automática en caso de que detecte riesgo de choque contra un obstáculo o persona-, el asistente de salida involuntaria de carril -si te desvías del carril te advierte y ‘te corrige’-, las luces inteligentes que permiten pasar de cortas a largas de manera automática, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico…

Otras tecnologías destacadas del modelo son el cargador inalámbrico para cargar teléfonos compatibles sin necesidad de utilizar cables; el selector de modos de conducción -para que, pulsando un botón, el coche varíe su ‘carácter’ para ser más deportivo, más equilibrado, más eficiente…-; los faros delanteros de leds; el sistema de apertura y arranque sin llaves.

Por lo que se refiere a la aplicación, la marca española ofrece ‘My Seat app’, que es muy similar a la que ofrece VW en sus modelos con algunos años -data plug-. Para que sea plenamente funcional debes adquirir en el concesionario un pequeño aparato que se conecta en la toma OBD del vehículo.

De esta manera tendrás información en el móvil de los trayectos que recorras, conocer el estado del coche, conocer las últimas noticias de Seat o reservar cita en el taller.

Dacia Sandero: la tecnología tiene un precio (33.880 uds.)

La ‘fórmula Dacia’ puesta a punto por Renault la década pasada sigue funcionando de maravilla. El mejor ejemplo es el Sandero, uno de los urbanos más amplios, prácticos y funcionales, así como uno de los más asequibles no sólo de su segmento, sino de todo el mercado. Entonces, la cuestión está clara: ¿en qué escatima para lograr un precio tan competitivo?

Por un lado, aunque la calidad es razonable, no existen acabados lujosos ni materiales de primera. Asimismo, el Dacia emplea elementos mecánicos de otros vehículos de Renault más que amortizados. Por otra parte, uno de los apartados es lo más que se nota el ahorro de costes es en todo lo que tiene que ver con la tecnología.

Por ejemplo, en cuanto a conectividad y sistemas multimedia, este Dacia cuenta, como elemento más avanzado en sus versiones más completas, con el llamado ‘Media Nav Evolution’, un dispositivo que engloba en una pantalla táctil de 7″ diversas funciones. Equipo de sonido, navegador, teléfono por bluetooth… además de ser capaz de replicar lo que ves en la pantalla de tu móvil, gracias a Android Auto y Apple Car Play. También muestra las imágenes de la cámara trasera de ayuda al aparcamiento.

Imagen de un Dacia Sandero de color rojo en cinco puertas

Sin embargo, por asistentes a la conducción, el Dacia sí que deja entrever su carácter de coche económico. Lo más llamativo es que dispone de asistente para arrancar en pendientes -ayuda a que el coche no se vaya hacia atrás cuando insertas primera velocidad y sueltas el pedal del embrague- y sensor de presión de neumáticos.

Otros elementos que empiezan a encontrarse en el segmento de los urbanos, como el dispositivo de frenada automática de emergencia, el lector de señales de tráfico, el que te avisa si te sales del carril, el de aparcamiento automático… no se ofrecen.

En estos momentos, tampoco existe una app para el teléfono móvil que permita controlar funciones del vehículo a distancia.

Nissan Qashqai: el mejor tech-seller (30.156 uds.)

Fue el modelo con el que se puso de moda el termino ‘crossover’, que identifica a esos modelos que están a medio camino entre dos segmento del mercado -en este caso, entre un compacto y un SUV-. Ahora, tras 13 años de vida comercial y en la recta final de su segunda generación, el Qashqai ha ido mejorando continuamente desde el punto de vista mecánico, estético… y, por supuesto, tecnológico.

Imagen de un Nissan Qashqai rojo en la carretera

Posiblemente, el apartado en el que más ha mejorado el coche con el paso del tiempo es en lo relacionado con asistentes a la conducción. Todos los que ofrece este modelo se agrupan bajo la denominación ‘Nissan Intelligent Mobility’; por ejemplo, engloba el control de velocidad inteligente, que ajusta la velocidad del vehículo y mantiene la distancia de seguridad conforme al resto del tráfico.

Incluso es capaz de detener el vehículo por completo en caso de se encuentre con una retención y ponerse de nuevo en marcha si los coches que van por delante comienzan a andar. Por último, también cuenta con el llamado asistente de mantenimiento de carril, que trata de centrarte entre las dos líneas que delimitan el carril. Además, la oferta de asistentes se completa con el control de ángulo muerto en los retrovisores, el reconocimiento de señales de tráfico…

En materia de infoentretenimiento y conectividad, también ha ido evolucionando, para ponerse al día… aunque en este aparado es donde más se nota el paso del tiempo en comparación con sus rivales. El sistema que incluye este modelo se conoce como ‘Nissan Connect’ y englobla en una pantalla de 7″ -18 cm- las funciones del equipo de sonido, el teléfono, el sistema de navegación o las imágenes de las cámaras de ayuda al aparcamiento. Además, en su última evolución ya es compatible con los protocolos Android Auto y Apple Car Play.

En cuanto a tecnologías adicionales, no faltan el asistente de aparcamiento automático, combinado con un dispositivo que muestra imágenes del coche ‘a vista de pájaro’ y que permite ver mejor todo lo que rodea al vehículo. Asimismo, puede incluir un buen equipo de sonido de la marca Bose con seis altavoces y un doble subwoofer.

Existe una aplicación denominada ‘Nissan Connect’, pero que estaba desarrollada para poder manejar funciones útiles durante la conducción a través de la pantalla del sistema multimedia. En principio, no está pensada para controlar a distancia aspectos del coche.

Renault Clio: trabajo de dos generaciones (25.538 uds.)

En realidad, el mérito de que el Clio haya conseguido un meritorio cuarto puesto en el listado de ventas se lo debe a la generación que dijo adiós a mediados de 2019 tras siete años en el mercado. Un coche que, como el León, supo mantenerse bastante vigente, tanto desde el punto de vista estético como mecánico, a lo que había que unir que en los últimos meses de su vida comercial disfrutó de interesantísimas promociones que impulsaron su éxito comercial.

Sin embargo, el mercado no entiende de nostalgias y ya tenemos entre nosotros una nueva generación del Clio, que dentro de la marca han considerado el primero coche ‘verdaderamente conectado’ de la marca-. Algo que se nota, sobre todo, en los dispositivos de infoentretenimiento.

Imagen de un nuevo Renault Clio de color azul

Sin duda, entre las tecnologías, la gran protagonista es la pantalla del sistema multimedia Esasy Link, que con sus 9,3” se pone a la cabeza por tamaño de entre todos los urbanos. Se sitúa ligeramente orientada hacia el conductor, tiene una pantalla levemente curvada y desde este centro de mando se pueden controlar la navegación, el equipo de sonido, el teléfono, las fuentes de sonido, información del vehículo, ajustes…

Además, a lo largo de 2020, el Clio recibirá un cuadro de mandos digital que, en realidad, es una gran pantalla configurable de 10″ -es decir, lo mismo que proponen ya los Seat Ibiza o VW Polo con sus digital cockpits-.

En cuanto a aplicaciones, puedes descargarte la que se conoce como ‘My Renault’; que gracias a que el coche ahora cuenta con una amplia conectividad, también ha progresado en funciones. De hecho, si la vinculas con el coche, ya no sólo puedes obtener información del vehículo en tiempo real… sino que también puedes controlar remotamente funciones como la apertura o cierre del seguro de las puertas, encender las luces, activar el claxon…

Renault Mégane, siempre arriba (25.403 uds.)

La cuarta generación del Mégane lleva en el mercado desde 2015; en su momento, durante su lanzamiento, fue todo un avanzado dentro del segmento, ya que contaba con muchas de las tecnologías que poco antes habían debutado en el Renault más grande y caro de la gama: el Espace. Ahora, cuando ya está en el ecuador de su vida comercial, ¿sigue siendo un coche high-tech?

Si hablamos de asistentes a la conducción, en general está bien servido, porque puede llevar los dispositivos más conocidos, si bien es verdad que algunos de ellos no ofrecen todas las funciones de coches más modernos. Así, cuenta con lector de señales de tráfico -pero sólo para las de velocidad-, alerta por salida de carril -pero no dispositivo que te mantenga dentro del mismo efectuando correcciones sobre la dirección-, control de velocidad adaptativo -pero no con función de asistente en atascos-, sistema de estacionamiento automático, frenada de emergencia autónoma…

Imagen del Renault Mégane tres cuartos trasero

Para los sistemas multimedia, todo el protagonismo es para el dispositivo R-Link2, que engloba, en una gran pantalla de 8,7″ en posición vertical -es decir de 22,1 cm de tamaño- casi cualquier función del coche. Por ejemplo, permite controlar el sistema de navegación con información del tráfico en tiempo real, el equipo de sonido -en opción puede llevar un potente equipo Bose-, ajustes del vehículo, acceso a las diferentes aplicaciones y a la tienda de apps, seleccionar el perfil de conductor, acceder a la cámara de marcha atrás, al ‘entrenador personal’ que te ayuda a mejorar la eficiencia de tu conducción… Por supuesto, también es compatible con teléfonos Android e iOS.

Por lo demás, ofrece detalles avanzados en el equipamiento, como los faros delanteros de leds, un sistema que te indica la distancia en seguridad -medida en segundos y que se muestra en la instrumentación- respecto al vehículo que te precede, la instrumentación digital…

Para el tema de aplicaciones, sucede como con el Clio: de momento, cuenta con una app sencilla, informativa y de mantenimiento del coche.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.