Movilidad

Los dos BMW que siempre encuentran ‘aparcamiento’

BMW se aleja de sus estereotipos... y 'fantasea' con adentrarse en el mercado de la micromovilidad. Eso sí, siempre a su manera...

Imagen de los dos BMW Prototipos Movilidad

En el actual paradigma de automoción -que no puede ya disociarse del de la movilidad-, las marcas de coches ya se preparan para lo mejor… y, también, para lo peor. Y es que, no en vano, las necesidades del usuario urbanita alimentan nichos de mercado… que no todas están aún preparadas para cubrir.

No obstante, todas sí son conscientes de que, más tarde o más temprano, tendrán que explorarlo. Vehículos de micromovilidad como las bicicletas o los patinetes tienen potencial para ser los únicos disponibles en concepto de propiedad clásica, siempre y cuando la conducción autónoma y el ‘carsharing’ se impongan.

De cumplirse este supuesto, veremos a ciertas marcas en tesituras nunca antes imaginadas. BMW, por ejemplo, parece guardar un pensamiento acerca de este ‘futuro perfecto’. Por ello, los Múnich se han puesto a imaginar qué clase de productos ofrecerían en él.

Conceptos para moverse con flexibilidad

La primera propuesta de la firma alemana se denomina ‘Concept Dynamic Cargo’. Se trata de un prototipo de triciclo eléctrico que destaca por su capacidad de carga. Gracias a una ‘canasta’ que ocupa toda la parte trasera, es posible transportar bultos de cierto tamaño, como -por ejemplo- paquetes. O, también, puedes intercambiar el transportín por otros accesorios como un asiento infantil.

Imagen del BMW Concept Dynamic Cargo

Eso sí, en la parte dinámica, el comportamiento de este triciclo está cuidado al milímetro. La parte principal del cuadro se inclina para acompañar la dirección de la curva, mientras el eje posterior se mantiene firme.

Como segunda opción, BMW propone su concepto ‘Clever Commute’. Hablamos, en su caso, de un patinete eléctrico pensado para realizar de manera llevadera ese ‘último kilómetro’ hasta nuestro destino final.

Imagen del concepto BMW Clever Commute

A pesar de sus formas tan ‘regulares’ -no existe aquí mucho margen para el diseño-, este prototipo emplea a fondo la tecnología para ser más cómodo de utilizar que los demás. Sin ir más lejos, su modalidad de ‘transporte público’ repliega la rueda trasera y al superficie reposapiés, acortando sus dimensiones y volviendo más cómoda su portabilidad en situaciones como el paso por una escalera mecánica. Asimismo, puedes plegarlo aún más… y conseguir que quepa en el maletero de tu coche.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.