Consejos HC

Los cinco espías que tienes en casa -o en el garaje- y no lo sabías

Smart TV, ordenadores, teléfonos móviles, los juguetes de los más pequeños e incluso tu coche, son los dispositivos que los ciberdelincuentes pueden utilizar para recopilar muchos datos del día a día de nuestras casas

Imagen de una persona espiando desde la ventana
Foto de Isai Ramos en Unsplash

Hoy en día son cada vez más los objetos a nuestra disposición que cuentan con conexión a internet, concretamente se estima que en el mundo hay más de 22.000 millones de dispositivos de este tipo.

La hiperconectividad en el hogar ofrece innumerables beneficios, pero que también aumenta los potenciales puntos de ataque disponibles para los ciberdelincuentes por lo que hay que extremar las precauciones y proteger todo lo que nos rodea.

Por este motivo, Check Point Software Technologies, un proveedor líder especializado en ciberseguridad a nivel mundial junto con HackerCar te alertamos sobre los cinco objetos más susceptibles de sufrir un ‘crackeo’ con el objetivo de espiar a los habitantes de una casa y aporta las claves para protegerse de estos intrusos invisibles:

  • Televisión: la mayoría de los televisores que se encuentran en el mercado no sólo incorporan funcionalidades de conexión a internet, sino que también cuentan con cámara y micrófono. Es importante tener presente que estas herramientas pueden escuchar o ver todo lo que se dice, por lo que la mejor manera de evitar estos riesgos es desactivar o, al menos, restringir la autorización de estas aplicaciones. Otra posibilidad es la de tapar la cámara mientras no se esté usando.
  • Ordenador: tanto los portátiles como los ordenadores de sobremesa son dispositivos que guardan infinidad de datos, documentos y fotografías del usuario. Tapar la cámara o restringir las autorizaciones del micrófono son medidas importantes a tomar. Asimismo, es clave implementar herramientas de seguridad que analicen el estado del software, las aplicaciones y los documentos con el objetivo de detectar software malicioso en el equipo.
  • Teléfono móvil: La cantidad de funcionalidades que incorporan los teléfonos móviles les permiten conocer nuestra ubicación o estado de salud en todo momento, pasando por datos personales y credenciales bancarias. Debemos tener cuidado al descargar aplicaciones y revisar los permisos que se conceden para evitar que nos espíen. Asimismo, es fundamental contar con herramientas de seguridad como SandBlast Mobile, una solución de defensa contra amenazas móviles que protege los dispositivos frente a ataques móviles avanzados.
  • Juguete: muchos de los juguetes que les gustan a las niñas y niños de hoy en día son tecnológicos, como drones, robots, aviones, videoconsolas, etc. que cuentan con una conexión a internet. Sin embargo, otros productos más tradicionales como peluches o muñecos se han actualizado e incorporan la posibilidad de descargar una aplicación móvil para acceder a nuevas funcionalidades. Esto puede suponer un riesgo para la privacidad de los más pequeños. De hecho, en algunos países europeos se ha llegado a prohibir algunas muñecas por espiar y extraer datos sensibles de menores de edad.
  • Coches:  El peligro está en la conectividad. Gracias al internet de las cosas, los nuevos modelos de coches, incluso los de precio más razonable o los que ya llevan unos años en el mercado, incluyen nuevas tecnologías conectadas cuyo fin es beneficioso, sin embargo, al contar con esta conectividad mejorada, es importante que los consumidores y los fabricantes sigan teniendo en cuenta las amenazas de seguridad cibernética que se pueden producir. Cuando nos subimos a un coche cargado de aplicaciones y conectado estamos regalando infinidad de datos. Si programamos el navegador saben a dónde vamos, a qué hora llegaremos, por donde iremos, si conducimos de forma agresiva o relajada, si estamos respetando o no las normas y señales de tráfico, incluso si vamos solos o acompañados en el vehículo. Es por eso que para evitar ser espiados debemos seguir las siguientes recomendaciones:
  • Mantente en contacto con el fabricante de su coche.
  • Actualiza el software de su coche.
  • Guarda el mando a distancia -si tu coche tiene sistema de acceso y arranque manos libres- en una funda de Faraday.
  • Desactiva el Bluetooth y el wi-fi del coche cuando no se use.
  • Oculta la contraseña wi-fi de su coche.
  • Analiza las unidades USB antes de conectarlas a tu coche.

Desde Check Point Software  y Hackercar creemos que aprender a proteger todos estos dispositivos, las autorizaciones que proporcionamos o conocer los riesgos que corren, son herramientas primordiales para no ser víctimas de los ciberdelincuentes.

Soy un alma libre en busca de mi crecimiento personal y profesional. Sé que somos aves de paso y mi plan es vivir para dejar huella. Estudié ciencias de la comunicación en la Universidad Nacional de Piura, en Perú. Mis ganas por saber que hay más allá de mi zona de confort siempre me empujan en busca de nuevos retos y conocimientos, es así que trabajé en distintos sectores de la comunicación formando un perfil multidisciplinario. Actualmente pertenezco a la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras, me encuentro en Italia finalizando mi segunda maestría, esta vez en Marketing e investigación de mercados y redacto para HackerCar, lo más resaltante sobre motores, tecnología y ciberseguridad, como parte del periodismo especializado. Me encanta el cine, la buena música, la moda, los autos de lujo y la manera en cómo los medios de comunicación influyen en las decisiones de compra de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.