A revisión

¿Cuánto le costarán a LG los problemas de los Bolt y Kona?

General Motors y Hyundai Motor Group han llegado a la misma conclusión sobre los Chevrolet Bolt y Hyundai Kona incendiados, respectivamente: el origen está en unas baterías defectuosas. ¿Saldrá airoso su proveedor, LG Chem, de los costes millonarios?

Chevrolet Bolt incendiado

General Motors y Hyundai Motor Group han llegado a la misma conclusión sobre los incendios de varias unidades del Chevrolet Bolt y el Hyundai Kona, respectivamente: el origen está en unas baterías defectuosas. ¿Saldrá airoso su proveedor, LG Chem, de los costes millonarios?

Algunas unidades de modelos eléctricos de General Motors y Hyundai han sufrido recientemente incendios espectaculares. Ahora, las investigaciones de estos constructores apuntan directamente hacia el proveedor, LG Chem. Los defectos de fabricación serían muy parecidos en los dos casos; estarían en las celdas de la batería suministrada por una subsidiaria de LG Chem: LG Energy Solution. Las celdas defectuosas habrían salido de plantas de LG en Corea del Sur y China.

Unos ánodos ‘incendiarios’

Tanto GM como Hyundai Motor están trabajando conjuntamente con las divisiones LG Electronics y LG Energy Solution, para hallar la causa original definitiva de los incidentes. Según explica General Motors en una notificación a la administración de tráfico estadounidense -la NHTSA-, el pasado 21 de julio LG y GM detectaron «dos raros defectos de fabricación en la misma celda de batería» como la causa principal de los incendios en diez unidades del Chevrolet Bolt EV. En concreto, hablamos de daños a las pestañas de los ánodos, y dobleces en los separadores internos.

GM concluyó que las celdas defectuosas procedían de la fábrica de LG en Ochang (Corea del Sur); en consecuencia, ha llamado a revisión a más de 140.000 unidades del Bolt para sustituirles los paquetes de baterías, una operación que saldrá por 1.800 millones de dólares –más de 1.500 millones de euros-. De ese dinero, todavía está por determinar qué parte deberá costear LG… porque dependerá de la citada investigación conjunta.

En cuanto a Hyundai, los 15 incendios sufridos por otras tantas unidades del Kona EV se debieron a un cortocircuito interno en la batería. De nuevo, las indagaciones apuntan hacia pestañas dañadas en los ánodos. En este caso, las baterías salieron de una fábrica china de LG. El coste de reemplazarlas en 82.000 vehículos en todo el mundo –de los que 75.000 son Konas- ascenderá a más de 760 millones de euros.

Repercusiones mayúsculas

Desde LG Chem aseguran que están trabajando para garantizar que las llamadas a revisión pertinentes se realicen con éxito. Estas revisiones podrían costarle a la compañía cientos de millones de euros… e incluso el deterioro de las relaciones con las firmas automovilísticas afectadas. Y es que LG Chem no sólo suministra baterías a GM y Hyundai, sino que habría componentes muy similares en modelos de la Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen. No obstante, estos fabricantes no han informado de incendios como los comentados. Eso sí, en caso de romper o congelar las relaciones con GM, LG Chem tendría que abandonar el proyecto de fábrica de baterías en Tennessee –EE.UU.-; esta factoría se sumaría a la planta conjunta que ya se encuentra en construcción en Ohio.

El pasado viernes, las acciones de LG Chem cayeron a su precio más bajo desde hace nueve meses. Un portavoz de LG ha insistido en que “junto con nuestros clientes y nuestros socios, LG está trabajando activamente para garantizar que el proceso de retirada se lleve a cabo sin problemas”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.