Primer contacto

Lexus RX 2023: Nos subimos a la quinta generación

Quizá pienses en el Lexus RX como 'uno más' entre los SUV premium. Pero, en realidad, puede que sea uno de los vehículos todo camino con más mérito del mercado. Todo, gracias a su capacidad de 'reinventarse'.

Imagen nuevo Lexus RX 2023

Apenas llevaba Lexus una década en los mercados internacionales del automóvil, cuando ya se dio cuenta de la tendencia que lo cambiaría todo. Nos referimos al hecho de disponer en su oferta de un SUV de lujo.

Un modelo premium con el que acceder a un segmento que, en 1998, con la llegada de la primera generación de este vehículo japonés, aún resultaba bastante tranquilo y la competencia era limitada.

De hecho, cuando se dio a conocer y se inició su venta, el denominado ‘RX’ tenía como principal rival al Mercedes ML, siendo la firma teutona otra marca que había debutado poco tiempo atrás en la categoría. Enseguida quedó bastante claro el camino que Lexus había elegido para este vehículo: representar el lujo en un modelo 4×4.

Ese papel lo mantuvo claramente en su segunda generación, que llegó a los mercados en 2003. Un modelo que ya tenía en frente más rivales a los que enfrentarse, como era el caso de los Volvo XC90, BMW X5, VW Touareg… pero que seguía manteniendo sus principales cualidades de una calidad y un confort sobresalientes y casi diríamos que inigualables.

De hecho, por aquella época, hará unos 18 años, efectuamos una comparativa de este Lexus con un modelo ‘sueco’, y resultaba llamativamente sorprendente la diferencia en términos de refinamiento, silencio, acabados… entre un vehículo y el otro.

Con todo, ya no le servía al RX con ese aura premium que le envolvía, así que comenzó con algo inédito en el segmento, como fue la introducción de la tecnología híbrida auto-recargable.

Algo en lo que aventajó en muchos años a toda la competencia y que le permitía ofrecer todas esas virtudes que ya conocemos en los coches que combinan motor de combustión y parte electrificada: mejoras en la eficiencia, reducción de consumos y emisiones, suavidad de funcionamiento -especialmente en los desplazamientos típicos del día a día por zonas urbanas-…

El tercer RX, el de 2008, quizá fue el más ‘discreto’, pero lo cierto es que, al igual que la cuarta y penúltima generación -la que aún se vende- siempre fue un modelo muy importante para la marca. De hecho, solía ser el vehículo que estrenaba tecnologías que luego iban incorporándose al resto de la gama, como pudieran ser los faros matriciales, un completo pack de asistentes y ayudas a la conducción…

Además, la cuarta generación también introdujo el actual lenguaje de diseño de la marca, así como mucha tecnología a bordo y también para la parte del chasis -con elementos como la suspensión adaptativa, el sistema de barra estabilzadora activa…-.

Eso sin contar con que, por primera vez en la historia, el coche se puede elegir en una variante con carrocería alargada y siete asientos, -conocida como ‘L’- cuando hasta ese momento todos los RX habían sido de cinco plazas.

Decimos ‘puede’ porque el RX sigue a la venta y lo seguirá estando, al menos, durante lo que queda del año. Un vehículo que, en la actualidad, se ofrece en la variante 450h, pero a combinar con cinco acabados y precios que parten desde los 79.700 euros del Business hasta los 101.500 euros del Luxury… Si bien es cierto que con las actuales promociones, los precios parten desde los 71.500 euros.

Llegados a este punto, tenemos que en sus casi 25 años de existencia, el RX se ha convertido en un pilar fundamental en la estrategia mundial de la marca. Que ha sido capaz de vender nada menos que 3,5 millones de unidades, lo cual es una cifra increíble para un fabricante que sigue siendo muy premium. De esos coches, más de 300.000 se han colocado en Europa y alrededor de 10.500 en España.

Pues para seguir siendo una pieza fundamental llega la quinta generación, la cual fue anunciada hace muy pocos días, el 1 de junio, para todo el mundo… y que apenas tres semanas después ya hemos podido ‘tocar’, analizar y ver en directo. Y después de hacerlo, hay algo evidente: estamos ante el RX más ‘completo’, apetecible, potente y tecnológico de la historia. Cuando decimos ‘nuevo’ modelo es porque el 95% de sus piezas lo son. Eso se percibe, por ejemplo, en el diseño exterior.

Ahora que está ‘de moda’ en el segmento de los SUV que muchos modelos ‘se desdoblen’ en una variante más clásica y otra de estilo más ‘coupé’, el RX 2023 ofrece una combinación de ambos en una sola carrocería. Es un coche de tamaño generoso, pues mide 4,89 m de largo.

aunque aparentemente no sea muy difernete a su predecesor, el 95% de sus piezas y componentes son nuevas

Pero entre que la nueva generación tiene una gran distancia entre ejes -crece en 60 mm-, que es muy ancho y que su techo ofrece una bonita línea descendente -aparte de que la longitud no ha variado respecto al modelo que todavía se vende-, la verdad es que al natural se muestra mucho más compacto.

Y luego está… el tema del equilibrio de líneas; la gran mayoría de los RX siempre han sido muy llamativos por delante, pero eran más ‘sencillos’ por detrás. En el caso de este modelo, es muy atractivo desde cualquier punto de vista; pero, en todo caso, nos seguimos quedando con el vistoso frontal, con su nueva parrilla ‘degradada’ y otros elementos interesantes.

Por ejemplo, las manecillas de las puertas tienen una apariencia clásica, pero el toque tecnológico es que tienen un pulsador en su parte interior para abrirlas sin ningún tipo de esfuerzo.

Por lo demás, entre las llantas de 21″, el vistoso color azul Saphire Blue de la unidad que pudimos ver o el hecho de que se tratase de la variante más deportiva, llamada F-Sport -de la que hablaremos más adelante-, en diseño será difícil que alguien pueda decir que el modelo no es vistoso o atrayente.

Tal vez haya personas que piensen que, al menos en este modelo no habría estado de más apostar por unas salidas de escape más a la vista, aunque eso quizá chocaría con el enfoque ‘eco’ de todos los RX.

interior Lexus RX

Por lo que se refiere al interior, por un lado es evidente el cambio total y absoluto respecto a su antecesor en cuanto a diseño -que ha corrido a cargo de Jota Kusakari-; por otro, también salta a la vista las influencias de modelos recientes de Lexus, como el RZ o el NX. Hay cosas típicas de Lexus que no cambian: excelentes acabados, materiales, buen aislamiento, postura de conducción bastante cómoda…

Y luego está la tecnología, que no deja de evolucionar. El ejemplo más representativo es un elemento que viene de serie en toda la gama: el dispositivo multimedia, con su pantalla de 14″ -equivalente a 35,4 cm en diagonal-, completamente táctil y que, como en otros Lexus reciente está haciendo que pase a la historia el mando de tipo ‘touch-pad’ que servía para controlar el infoentretenimiento en los anteriores modelos de la marca.

Hay cosas que gustan desde el inicio: la pantalla táctil es enorme; además, su resolución resulta buena. Y, además, se ha decidido conservar controles físicos para acceder al control de la climatización. Asimismo, la fluidez del sistema es buena y cuenta con una CPU que, en palabras de la marca, le permite ser hasta 3,6 veces más rápida que el dispositivo al que recurre su antecesor.

Además, siguie incorporando medidas interesantes desde el punto de vista de la privacidad, como la posibilidad de bloquear el uso de la pantalla con un código PIN -el ‘modo portero’, que es como cuando se bloquea la pantalla de tu móvil-, la de reiniciar todos los valores -para que se borre la información que hayas podido introducir, como destinos de navegación-, reiniciar el sistema por completo -algo interesante si es un coche que vas a vender- o la posibilidad de elegir si quieres compartir la geolocalización del vehículo con Toyota -la casa matrix de Lexus-.

El nivel de conectividad también es muy bueno; por ejemplo, también cuenta de serie con toda la gama un sistema de navegación que ofrece servicios en la nube -gracias a que el coche viene equipado con un DCM o ‘Data Communication Module para que pueda estar en comunicación constante cone l exterior-.

la conectividad ya es un elemento de serie en cualquier lexus, con servicios incluidos de cuatro a diez años

Eso lo que quiere decir es que, por ejemplo, no solo te puede llevar al destino que solicites, sino que puede informarte del estado del tráfico... algo que demuestra que un sistema de navegación no tiene por qué solo resultar de utilidad en un viaje largo, sino también en tus trayectos diarios para saber qué te vas a encontrar y sin necesidad de recurrir los ‘clásicos’ boletines de tráfico en la radio que suelen decir siempre lo mismo.

Siguiendo con la conectividad, el RX estrena un asistente virtual al que te puedes dirigir con un lenguaje natural, siempre que empieces tu frase con la expresión ‘Hey Lexus’. A partir de ahí, puedes pedirle que te lleve a un determinado lugar, que suba la temperatura en el interior e, incluso, que suba las ventanillas… y que es capaz de detectar la posición de quien ordena el comando -por ejemplo, el conductor puede pedir que bajen todas las ventanillas, pero el copiloto no-.

Por otro lado, el modelo es compatible con la cada vez más completa app para el móvil ‘Lexus Link’, que entre otras cosas puede convertirse en un ‘entrenador personal’ que analiza tu estilo de conducción. Además, sirve para controlar la climatización a distancia, permite activar las luces de emergencia, desbloquear los seguros de las puertas… y, algo menos habitual, abrir el portón trasero -que dispone de apertura eléctrica-.

Hay que decir que todos estos servicios tienen, en su mayoría, una duración de cuatro años, incluidas las actualizaciones remotas; sin embargo, los que la marca denomina como ‘telemetría’ son un total de 10 años, y engloban informaciones como las relacionadas con el estado de puertas y ventanas, nivel de combustible, consumos, posición del vehículo, luces encendidas o posible aviso por intento de robo.

Del resto del interior, hay multitud de detalles tecnológicos relevantes; por ejemplo, hay un potente cargador inalámbrico para teléfonos compatibles, con la que aseguran que se puede cargar hasta un 50% más rápido.

Tampoco falta -como en el exterior- un sistema de apertura de puertas mediante un pulsador, conocido como E-Latch… que, además de resultar cómodo, está asociado a un dispositivo que, en caso de que después de aparcar el vehículo vayas a abrir una puerta, detecte que se aproxima una moto o un coche, puede impedirte que abras para evitar que se cree una situación de peligro.

Un detalle curioso es lo que Lexus denomina ‘Selección del estado de ánimo de Lexus’, que no es sino la posibilidad de que los pasajeros elijan entre un total de 64 tonalidades para la iluminación ambiental del interior.

Lo que sigue presente en el RX es una de las joyas de la corona de Lexus, como es el equipo de sonido de alta gama firmado por Mark & Levinson -una asociación entre ambas marcas que ya dura más de 20 años-. En concreto, el sistema puede incluir hasta 21 altavoces -frente a los 15 de su predecesor-, y aunque la potencia no se ha anunciado, es probable que también esté por encima de los ya impresionantes 835W de su antecesor.

Nueva plataforma y una gran estrella

La nueva generación del RX recurre a la plataforma denominada GA-K, que es la base a partir de la cual tamboén se han desarrollado los NX o ES; evidentemente, en el caso del nuevo SUV se han introducido adaptaciones, como su diferente distancia entre ejes, una suspensión específica… Además, respecto a la de su antecesor es cerca de 90 kg más ligera pero, al mismo tiempo, con una estructura que ofrece mayor rigidez y con un centro de gravedad reducido.

Híbrido, híbrido enchufable e híbrido turbo: una vez más, un rx ofrece algo que la competencia no tiene

Con todo, lo más interesante es el cambio en la gama de motores, que ahora resulta muchísimo más ambiciosa. Durante muchos años, la gama ha estado reducida a una sola mecánica, con tecnología híbrida. Ahora va a haber tres variantes y cada una de ellas con una personalidad muy ‘marcada’, como iremos viendo.

Para empezar, surge una versión ‘de acceso’ conocida como 350h, que es un híbrido auto-recargable. Técnicamente similar al NX 350h, este modelo tiene una potencia conjunta de 245 CV, suficiente para acelerar de 0 a 100 km/h en ocho segundos y con un muy razonable consumo medio de entre 6,4 y 6,7 litros. La llegada de esta versión permite, como veremos más adelante, ofrecer un precio ‘de ataque’ más competitivo que el de su predecesor. Con todo, la marca lo anuncia como una ‘poderosa alternativa’ a los diésel tradicionales.

Por encima se emplaza el 450h +, que es el primer híbrido enchufable en la historia del RX y al que podríamos catalogar como la versión más sofisticada de la gama. Este coche es el resultado de combinar un motor principal 2.5 de gasolina y cuatro cilindros con un motor eléctrico en la parte trasera -algo que dota de tracciópon total al vehículo- para desarrollar una potencia conjunta de 306 CV.

Lexus cree que será la versión más vendida en nuestro país -de toda la gama, la firma japonesa espera vender unas 350 unidades en 2023- y hay varios motivos para creerlo. El primero, su buena relación entre prestaciones y consumo, pues anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en siete segundos, con una cifra de consumo medio de 1,1/1,2 litros cada 100 km.

Evidentemente, esto es posible gracias a que el modelo dispone de una generosa batería de iones de litio con 18,1 kWh de capacidad, con la cual consigue una autonomía media estimada de 65 km.

Además, este RX puede rodar en modo ‘cero emisiones’ a velocidades de hasta 135 km/h, al tiempo que consigue la etiqueta ‘cero’ de la DGT, con las ventajas que lleva aparejadas en cuanto a acceso a zona de circulación restringida o no tener que pagar en zona con estacionamiento regulado.

Con todo, la gran sorpresa es que la quinta generación del RX llega con una versión híbrida… con turbo, que cambia algunos de los postulados clásicos de los híbridos, tal como Lexus nos los había mostrado hasta ahora. Se denomina RX500h, y hablamos de un vehículo muy serio en cuanto a rendimiento, pues gracias al motor 2.4 turbo y al apoyo de la parte eléctrica, ofrece un total de 371 CV. Se estima que la aceleración de 0 a 100 km/h esté por debajo de los seis segundos, mientras que el consumo medio es razonable, con una cifra de homologación entre los 8,2 y 8,5 litros.

Aparte de por la sobrealimentación, el 500h también es ‘diferente’ porque no recurre a una caja de cambio automáticas por variador continuo, sino a una transmisión ‘clásica’ con seis velocidades. Ya solo con esto, seguramente estemos ante el RX más rápido y divertido de la historia, pero es que hay más elementos que lo refuerzan.

Por ejemplo, cuenta con un sistema de entrega de potencia entre ambos ejes que se controla mediante el llamado DIRECT4, repartiendo la fuerza al eje delantero o trasero de forma mucho más rápida que cualquier sistema mecánico.

imagen Lexus RX 2023

A esto hay que unir la dirección posterior dinámica, un dispositivo que permite variar el ángulo de giro de las ruedas traseras, con el objeto de mejorar la maniobrabilidad a baja velocidad o la agilidad cuando se circula rápido.

Cualquiera de las motorizaciones que elijas viene en combinación con un completo pack de asistentes a la conducción que la marca engloba bajo la denominación Lexus Safety System +3, y dentro del cual se incluyen elementos como el control de velocidad adaptativo -que se ha mejorado para que reconozca más rápido a los vehículos que se sitúan por delante… y que también puede efectuar cambios de carril-, el lector de señales de tráfico -que también puede reconocer señales de advetencias y la de Stop-, el sistema de frenada automática en caso de emergencia…

Los precios y la gama para España, son los siguientes -tarifas sin incluir posibles promociones cuando comiencen las entregas, para principios de 2023-:

VERSIÓNACABADOPRECIO
RX 350hBUSINESS77.300€
RX 350hEXECUTIVE87.100€
RX 450h+BUSINESS84.500€
RX 450h+EXECUTIVE93.900€
RX 450h+LUXURY102.500€
RX 500hF SPORT107.300€

El nivel de equipamiento Business ya incluye de serie los siguientes elementos: faros delanteros con leds para cortas, largas y antiniebla, llamada de emergencia, asientos delanteros eléctricos, selector de modos de conducción, freno de mano eléctrico, acceso y arranque manos libres, portón trasero eléctrico, sistema multimedia, servicios conectados -durante cuatro años-, equipo de sonido con 12 altavoces, compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play, seis puntos USB -uno de tipo A y el resto de tipo C-, radio digital, control de velocidad adaptativo, lector de señales de tráfico, climatizador trizona, asistencia interactiva de trayectoria en el carril, luces que cambian de cortas a largas de manera automática…

El acabado Executive suma elementos como unos faros delanteros de leds matriciales, techo panorámico con apertura eléctrica, asientos delanteros con más reglajes eléctricos, purificador de aire, cargador inalámbrico para el móvil, cámaras 360 de ayuda al aparcamiento, sistema de proyección de datos en el parabrisas, asistente para cambio de carril, detector de obstáculos en el ángulo muerto, alerta por tráfico cruzado…

En cuanto al Luxury dispone de una presentación interior más lujosa, asientos delanteros hasta con 10 ajustes diferentes, asientos traseros con ajustes eléctricos, retrovisor interior con función de cámara digital, iluminación interior ambiental, enchufe de 220V, sistema de aparcamiento remoto, equipo de sonido Mark Levinson con 21 altavoces, suspensión adaptativa…

Por último, el F-Sport se caracteriza por añadir soluciones en su chasis como la dirección a las cuatro ruedas, un sistema de tracción total más completo, kit exterior de carrocería, asiento, pedales y volante más deportivos…

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.