Prueba a fondo

Lexus NX 450h+, el súper-híbrido que ni Audi ni BMW ‘vieron venir’

Primero, Lexus se animó con vehículos pequeños y precio más razonable; fue la época de los IS y los CT200 h. Pero el auténtico boom lo experimentaron con la llegada a Europa de su primer SUV. Cerca de nueve años después, la segunda generación del llamado NX está totalmente vigente.

Imagen tres cuartos delantero del Lexus NX 450h

Lexus acumula gran experiencia en la tecnología híbrida; también en hacer modelos de una calidad impresionante; si a todo ello le sumamos que le ha ‘cogido el gustillo’ a desarrollar modelos de tipo SUV, el resultado son modelos como el NX que, en su segunda generación, ha ganado un ‘enchufe’.

Qué debes saber del NX de nuestra prueba

Que es la variante conocida como 450h +, es decir, la más ‘completa’ de la actual gama en cuanto a potencia o prestaciones. Esto se debe a que incluye tecnología híbrida enchufable, resultado de combinar un propulsor principal 2.5 de gasolina con otros dos motores eléctricos. El resultado es un SUV que rinde una potencia total de 309 CV. La velocidad máxima declarada por la marca es de 200 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y una cifra de consumo medio declarado de 1,1 l/100 km, cuando se hacen los primeros cien kilómetros con la batería completamente cargada. El depósito de combustible tiene una capacidad de 55 litros, mientras que el peso del coche es de 2.050 kg.

Que hemos analizado la versión más completa, denominada Luxury. Su precio actual es de 82.800 euros, si bien puedes elegirlo en variantes menos equipadas, con precios que arrancan en los 71.300 euros si te decantas por el acabado Executive. Y no solo eso: si decides financiarlo con la marca, el precio de partida se reduce hasta los 64.100 euros o bien 66.300 euros si lo pagas al contado.

Que también existe una versión híbrida auto-recargable conocida como 350h, que con el acabado Premium y las promociones de la marca, arranca en los 49.600 euros. Este coche tiene la etiqueta ECO de la DGT, en lugar de la ‘cero’ que llevan los 450h con tecnología híbrida enchufable.

Que el coche que ves en la imagen lleva un equipamiento de serie completísimo. De hecho, entre sus tecnologías destacan elementos como faros delanteros de leds adaptativos, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, espejos eléctricos y plegables, llantas de 20″, climatizador bizona, asientos delanteros con regulaciones eléctricas y ventilación, asientos traseros con calefacción, acceso y arranque manos libres, portón trasero con apertura eléctrica, techo panorámico, alarma antirrobo, cierre centralizado, selector de modos de conducción, control de velocidad adaptativo, sistema precolisión, control de ángulo muerto, freno de mano automático, lector de señales de tráfico, sistema de mantenimiento y centrado dentro del carril, frenada regenerativa con cuatro niveles de intensidad, asistente de salida segura, siete airbags, cuadro de mandos parcialmente digital con display de 7″, sistema multimedia con pantalla de 14″, control de funciones por voz, radio digital, cargador de móvil inalámbrico, volante multifunción, HUD sistema de proyección de datos, equipo de sonido Mark Levinson con 17 altavoces, llamda de emergencia, conjunto de cámaras 360º, cuatro puertos USB.

El coche viene tan completo que la única opción en nuestro mercado son los siete colores metalizados disponibles, que cuestan 1.250 euros cada uno.

Un ‘simple’ modelo le bastó a Lexus para casi duplicar sus ventas en terreno europeo; nos referimos a la primera generación del Lexus, presentada en 2014

¿Qué le pasó a una marca como Lexus, en Europa, en un período de tiempo relativamente corto como es el comprendido entre los años 2013 y 2015? Lo que le pasó fue que de tener unas ventas en el año 2013 de unos 23.000 coches en el continente europeo, pasó a colocar cerca de 39.000, es decir, casi el doble. ¿La razón de ese sorprendentemente crecimiento en una marca que era bastante minoritaria? Pues tenía dos letras: ‘NX.

A finales de ese año se presentó el que era el primer SUV de la marca Lexus destinado a Europa y en 2015 se puso a la venta en la mayoría de los mercados europeos. Bastó su llegada para ese salto de popularidad que experimentó la marca japonesa premium de Toyota. De esta forma, pasó de ser un fabricante marginal -si bien es cierto que ya por entonces tenía modelos en su gama destinados a un público un poquito más amplio, como era el CT200h o la sucesivas berlinas del IS- a convertirse en un fabricante que mucha más gente tenía en consideración. Fue el NX el modelo que lo cambió todo.

Triunfo no solo porque aterrizó en un segmento de moda, también porque aportaba dos cosas muy interesantes. La primera, una cosa muy habitual en Lexus, como es la tecnología híbrida auto-recargable; la segunda, porque suponía un cambio notable de diseño en la marca, mucho más audaz, atrevido y juvenil que lo que habían sido los coches del fabricante hasta entonces, bastante más clásicos.

Pues bien, en 2021 ese NX tuvo que enfrentarse a un salto generacional, es decir, a ser reemplazado por un nuevo modelo, que es la segunda generación del Lexus NX y en la que cambió prácticamente todo… pero con dos cosas muy importantes a destacar. La primera, de nuevo, la parte mecánica con el objetivo de seguir siendo la referencia entre los SUV medios premium. Y es que, a la posibilidad de elegir este coche con una versión híbrida auto-recargable, se le unía la posibilidad de contar con la tecnología híbrida enchufable, que representa el NX 450h+que protagoniza nuestra prueba.

Pero la otra parte fundamental y también muy interesante es que con este NX también se estrenó una nueva generación de sistemas multimedia: un apartado en el que, precisamente, Lexus se había quedado un poquito atrás teniendo en cuenta el nivel de la marca, de sus productos premium, de sus precios e, incluso, el de los avanzados rivales con los que ha de verse las caras.

Pues bien, aprovechando también que hace poco se puso a la venta la gama 2024, que incorpora algunas pequeñas mejoras, hemos querido comprobar cómo funcionan esas dos tecnologías; sin embargo, en este CarLab, también nos fijaremos en algunas micro-tecnologías que incluye este modelo. Nos referimos a esos pequeños detalles que, si bien es cierto, juegan un papel secundario… cuando los sumas todos juntos descubres de su importancia a la hora de definir lo que es la categoría premium de un vehículo como éste.

En todo caso, comenzando por lo que es la apariencia y el exterior del coche en cuanto a diseño, no hace falta entrar en muchas valoraciones porque salta a la vista que es un modelo realmente llamativo y bonito, obra del diseñador Tsuneo Kana Sugi; el NX, al menos a nosotros, nos parece un modelo diferente dentro del segmento.

Quizá una de las cosas de las que no puede presumir –igual que hay otras muchas de las que sí- es del tema de la aerodinámica, porque tiene un CX de 0,34, que es una cifra modesta en un segmento donde ya hay modelos que rondan el 0,30 incluso bajan de esa cifra. Sin ir más lejos, el eléctrico RZ, que es otro SUV de Lexus ya presume de un CX de 0,29.

Veamos a centrarnos en la tecnología y aquí hay varios elementos a destacar; estamos analizando la versión Luxury -la más completa-, lo cual quiere decir que todos los elementos de los que hablamos a lo largo de la prueba están incluidos de serie. Un ejemplo son los unos faros delanteros de leds, compuesto cada uno de ellos por cuatro módulos y que incluyen funciones como él alumbrado adicional en las curvas, el cambio automático entre cortas y largas…

En el lateral también vemos otra característica interesante y es que este coche lleva un sistema de acceso y arranque en manos libres de tipo keyless, es decir, manos libres, gracias al cual basta con llevar encima al mando a distancia del coche para que éste te reconozca cuando te aproximes y desbloquee las puertas.

Pero aquí lo curioso es el dispositivo de apertura de las propias puertas; aunque tiene el diseño de una manecilla convencional, en realidad es fija y no hay que tirar de ella para desbloquear la puerta y entrar, sino que Lexus emplea una solución mediante unos pulsadores inteligentes situados dentro de cada uno de los tiradores de las puertas. Basta con presionarlo, al tiempo que se tira ligeramente de la manecilla y ya puedes abrir las puertas en su sistema bastante original, que funciona muy bien y permite que la apertura de las puertas sea muy suave.

Hay que decir que este original sistema con pulsadores también está implementado en la cara interior de las puertas, es decir, también para salir del vehículo hay que hacer una operación similar. Otra cosa que hace distinto a este vehículo, por su conducción de híbrido enchufable, es que tiene dos tapas laterales en la zona trasera: una, la del lado derecho, es la del depósito de combustible -de 55 litros-y en la otra tenemos la tapa que encierran el enchufe para conectar este vehículo a la red.

Concluyendo en la parte trasera, Lexus anuncia que este modelo tiene uno de los portones con apertura eléctrica más rápidos del mercado; además, al estar dotado de la función ‘manos libres’, basta con pasar el pie por debajo del paragolpes para que el portón se abra de forma automática. Paea finalizar, hay que hablar del sistema de ayuda al aparcamiento de este coche que dispone de varios elementos muy interesantes.

Por un lado, tenemos el conjunto de visión perimetral 360, que se compone de cuatro cámaras -una bajo cada retrovisor exterior, otra en la parte delantera y otra más en la trasera- que desarrollan una imagen a vista de pájaro, que se puede ver desde la pantalla del sistema multimedia. Teniendo en cuenta su buena resolución, eso permite realizar maniobras y aparcar con más seguridad y precisión.

Pero eso no es todo, porque este coche, además, tiene uno de los sistemas de aparcamiento asistido más completos del mercado; algo que no es de extrañar, si tenemos en cuenta que el grupo Toyota-Lexus fue de los primeros también que, además de por la tecnología híbrida, se hicieron famosos por incluir ese tipo de tecnología de asistencia en sus modelos, concretamente en un Prius. Hablamos de un sistema que deja al conductor al cargo del freno y del acelerador, mientras que el vehículo gobierna la dirección, ya sea tanto para entrar como para salir de una plaza de aparcamiento, tanto en baterería o en línea.

Este NX 450h va un paso más allá, porque aparte de aparcarse y desaparcarse solo, también lo puede hacer de forma remota -desde botones en el mando a distancia-: es decir, tu puede estar situado fuera el vehículo y que el coche se aparque por sí solo… aunque, eso sí, solo en determinadas circunstancias como puede ser un aparcamiento en batería. Puede resultar de gran utilidad si quieres ‘encajar’ el Lexus en una plaza con columnas u otros vehículos que estén muy cerca y que te impedirían salir ‘dignamente’ del coche por las puertas una vez que estuvieses dentro de la plaza.

Como comentábamos al principio, la segunda generación del NX también destaca por incorporar una serie de micro-tecnologías que te hacen la vida más fácil pero, sobre todo, le permiten ser un vehículo premium y distinguirte de los productos que son de marcas generalistas y, en cierta, manera justificar un precio que suele ser más elevado que el de esos modelos de gama media. Y eso se nota, especialmente, de puertas adentro.

Vamos a poner algunos ejemplos que incluye este coche para que se puedan ver cómo se cuidan hasta los últimos detalles, que son los que también justifica, que un modelo tenga ya un cierto precio y que se pueda considerar de alta gama. El primer elemento son los asientos, con un aspecto excelente, una lujosa apariencia y que, además, tienen un completo sistemas de regulación eléctrica así como calefacción o ventilación.

Detalles menores, pero que llegan a sorprender, como el ya mencionado sistema de aperturas de puertas mediante un leve toque en un interruptor situado el interior de cada una de las puertas y que dispone de alguna función adicional muy tecnológica, como que si detectan que algún pasajero va a abrir una puerta, pero el coche se percata de que hay un peligro que se está acercando al vehículo -puede ser un ciclista, una moto u otro coche-, aunque ese pasajero accione el botón de apertura, no permitirá abrir la puerta, siendo un buen detalle de seguridad.

En cuanto al cuadro de mandos es, posiblemente, uno de los elementos que menos tecnología tienen este modelo; es cierto que tiene una parte central totalmente digital -con una superficie de 7″- pero no es un cuadro completamente digital, como ya ofrecen buena parte de todos los modelos de la competencia. Aún así, sus indicaciones son bastante claras, tiene un aspecto elegante, encierra bastante información y tiene tres posibilidades de visualización que dependen del modo de conducción que tú elijas desde un mando giratorio ubicado en la consola central tenemos un modo eco o modo Sport y un modo normal.

El modo eco y el normal son prácticamente iguales, pero en el modo Sport el cuadro adapta una apariencia más deportiva, con tonalidades más rojizas. Otros detalles vistosos del coche son el sistema de iluminación ambiental, en el que puedes elegir entre 64 tonalidades aunque hay algunas combinaciones que ya vienen predeterminadas.

Otro detalle interesante es que el coche tiene cuatro tomas USB en total; tres son de tipo C y una de tipo A; tampoco falta un cargador inalámbrico para móviles que sean compatibles con esa tecnología o un eficaz climatizador, que tiene la peculiaridad de incorporar una función por la cual es capaz de detectar cuáles de los asientos están ocupados y así dirigirlos chorros de aire hacia esa zona del vehículo. Y por último, para finalizar, otro detalle que quizás es muy pequeño pero muy curioso porque no es nada habitual es que cada una de las puertas tiene un botón para activar el cierre centralizado.

Salpicadero del Lexus NX

Esta segunda generación del NX dijimos que era importante por varios aspectos y uno de los fundamentales es porque supone la introducción de una nueva generación de sistemas multimedia dentro de la gama japonesa. Posiblemente era uno de los aspectos en los que está firma premium se había quedado descolgada frente a la competencia: en toda la parte del sistema de infoentretenimiento.

Pues bien, eso queda prácticamente solucionado en esta generación del NX con este dispositivo; no hay más que verlo, es una enorme pantalla de 14 pulgadas que equivale a algo más de 35 cm de tamaño en diagonal y que poco a poco hemos visto que se ha ido incorporando a otros modelos de la gama, como la nueva generación del RX o el eléctrico RZ.

Algunos datos para empezar: Desde la marca, dicen desde este dispositivo es 2,4 veces más rápido que el de su predecesor en cuanto a velocidad informática y que su CPU es capaz de trabajar hasta 3,6 veces más rápido. ¿Y eso en que se traduce en el día a día? Pues que su funcionamiento es mucho más rápido y fluido: no hay más que ver con qué agilidad responde la pantalla en la que se ve el mapa del navegador. Además de esto, por supuesto, el dispositivo también puede incluir muchas más funciones.

Como hemos hablado de fluidez, este es uno de los elementos que destacan este dispositivo, porque la fluidez también es sinónimo de calidad. Y en cuanto a calidad, no hay más que ver la del propio cristal que cubre la pantalla, con un tacto buenísimo. Y lo cierto es que también la velocidad con la que responde, la instantaneidad… todo se maneja con mucho gusto y en este aspecto el salto ha sido enorme.

Además otra de las cosas que ha conseguido este dispositivo ha sido una notable simplificación de lo que es el salpicadero. Según la marca, se ha pasado de contar con 78 botones en todo el salpicadero a unos 45; en parte eso es así porque ha desaparecido el sistema que controlaba la parte multimedia en anteriores Lexus, que era un conjunto de botones situado entre los asientos delanteros junto a una superficie que imitaba el touchpad de un portátil.

Aunque ahora casi todo se controla desde la pantalla táctil, se conservan ciertos mandos físicos, como el mando del volumen; también se ha solucionado de una forma muy elegante lo que es la integración de la climatización, ya que hay cosas que se manejan desde la propia pantalla, pero luego sigue manteniendo dos diales giratorios que permitan regular lo que es el control de la temperatura.

Por supuesto, hablamos de un dispositivo totalmente conectado; disponemos, entre otras cosas, de un navegador con información en la nube. Eso, lo que permite, es que cuando seleccionas un destino no solo te va a llevar hasta él sino que te va a informar el tráfico que tú vas a encontrar y, por lo tanto, de la duración que va a suponer el viaje que estás llevando a cabo. También tiene información como puede ser la relacionada con los estaciones de servicio o con los aparcamientos.

Otra de las funciones que se han incorporado es el asistente de voz natural, que en este coche responde cuando dices el comando ‘hola Lexus’ y que es capaz de entender hasta 19 idiomas, entre ellos el español. Lo hemos estado probando y es cierto que facilita el manejo de algunas funciones relacionadas con la climatización -por ejemplo: ‘tengo frío’ o ‘tengo calor’ para que sube o baja la temperatura, respectivamente-, para introducir un destino en el navegador… pero, de momento, no es tan completo como puede ser el MBUX, es decir, el asistente virtual que tienen los Mercedes.

Otra característica de este sistema es que incluye un módulo de comunicaciones, lo cual le permite recibir actualizaciones de software de forma remota, es decir, sin necesidad de tener que conectar un dispositivo para bajarte una actualización o tener que ir al taller y en este caso el sistema que emplea Lexus sirve para actualizar lo que es el software del dispositivo pero, por ahora, no sirve para poner al día otros elementos del vehículo o incorporar nuevas opciones, como puede ocurrir en los coches de Tesla.

Por supuesto, es compatible Android Auto y Apple CarPlay, pero solo el segundo de forma inalámbrica, mientras que el primero tendrás que seguir recurriendo a un cable. En cuanto a las funciones que se pueden controlar desde este dispositivo son numerosas; hemos visto que tenemos acceso a la navegación conectada, también a lo que es la radio y otras fuentes de sonido, la telefonía Bluetooth manos libres, las imágenes del conjunto de cámaras 360º, a ajustes de vehículo, datos de cómo está funcionando el sistema híbrido enchufable con valoraciones de consumo… Y luego, también disponemos, incluso, de un navegador web; es decir, que si el coche le damos Internet a través de una conexión WiFi es capaz de funcionar como un navegador como Chrome, de tal forma que al introducir una dirección URL, podrás poder ver una página web en la pantalla sin problemas.

Hablaremos ahora de aspectos relacionados con la privacidad, la conectividad y los datos que maneja este dispositivo. Lo primero que hay que decir es que te puedes crear una cuenta de una forma bastante sencilla y, de esta forma, vincular el perfil que te crees con el vehículo. Eso, lo que te permite, es por ejemplo vincular ese perfil también a la llave del propietario. Así, el coche cuando accedas el vehículo y marques el perfil que te corresponde a ti, habrá guardado una serie de preferencias y de ajustes que siempre se activarán cuando accedas al vehículo.

Es algo que sirve para ahorrarte tiempo y que no tengas que, en caso de que el coche lo haya cogido otra persona entre medias, volver a configurar lo que es la posición de conducción, las memorias en la radio, preferencias de iluminación… etcétera. Respecto a la conectividad hay que decir que este vehículo viene con cuatro años de servicios conectados de serie, lo cual está muy bien porque es un plazo bastante superior al que ofrecen otras marcas que, a veces, se quedan en un año.

En cuanto aspectos relacionados con la privacidad y los datos, existe la posibilidad de hacer un reinicio del sistema: una opción drástica, pero lo que hace cuando lo seleccionas es que eliminarás todos los usuarios y los datos personales y reiniciarás todos los ajustes para volver a lo que era la configuración de fábrica que tenía este coche y el dispositivo.

Por último, para demostrar que el nivel de conectividad ha progresado mucho en este en NX respecto a cualquier anterior Lexus de la gama, es la aplicación móvil que se denomina ‘Lexus Link’ y permite establecer ese vínculo entre coche y conductor a través de su smartphone y, de esta manera, tener acceso no solo información, sino también poder ejecutar acciones remotas. Después de instalar la aplicación, hay que concluir el proceso dentro del vehículo. Ahí, nos pedirá que introduzcamos un código que aparece reflejado en la pantalla o bien que escaneemos un QR.

Cuando ya lo tenemos todo en funcionamiento, desde la app en el teléfono podremos tener acceso a información como, por ejemplo, los kilómetros que tiene nuestro coche, la autonomía restante -en este caso, siendo un híbrido enchufable, también muestra el nivel restante de batería del que disponemos- y luego también nos comunica acerca del estado de las puertas -si el coche está bloqueado o desbloqueado-.

Otras funciones que te permite hacer esta aplicación es buscar estaciones en las cercanías donde puedas cargar el coche; y también te puede mostrar la posición, en tiempo real, en la que se encuentra el vehículo. Además, luego tiene otras funciones que son habituales en los modelos de Lexus y de Toyota; así, tienes acceso a lo que son los indicadores de advertencia, es decir, si te aparece algún testigo en la instrumentación del que desconoces su significado, lo puedes comprobar desde la app. Y luego también tiene lo que llaman el ‘hybrid coaching’, para que el coche analice lo que han sido tus últimos recorridos, tu estilo de conducción… y con esa información te dará una serie de consejos para que aproveches mejor la tecnología híbrida enchufable.

El ‘milagro’ -conocido- de la electrificación

Si nos cuentan que existe un modelo que tiene un ‘sencillo’ motor sencillo 2.5 gasolina, de cuatro cilindros, atmosférico con una potencia de 182 CV y que consigue con vehículo pues sea capaz de alcanzar los 200 km/h y acelerar de 0 a 100 en sólo 6,3 segundos posiblemente pensaréis pensando es un vehículo muy espartano de esos que son muy ligeros y que por eso consigue con poca potencia unas aceleraciones muy buenas.

Imagen tres cuartos trasero Lexus NX

Pero si también nos dicen que ese coche no es ligero, sino que pesa alrededor de dos toneladas… entonces, ¿dónde está el truco? Pues nos referimos, precisamente, al NX 450h y el truco está en la parte electrificada. Y es que, aparte de su motor principal de gasolina, este coche lleva dos motores eléctricos.

Por un lado, tenemos un motor eléctrico de 182 CV que va en la parte delantera y, por otro lado, tenemos un motor secundario con 54 CV adicionales; en conjunto, tenemos un vehículo con una potencia total de 309 CV. Es decir, con la entrada en juego la parte electrificada, el vehículo ha pasado de tener 182 CV a 309 CV.

Lo que consigue son muy buenas prestaciones, sobre todo en el tema de aceleración… pero, seguramente, lo más interesante sea la parte del consumo y aquí entra en juego otro factor. Para que los motores que lleva este coche funcionen y tengan energía suficiente, este vehículo dispone de una batería de iones de litio con una capacidad de 18,1 kWh, que es una capacidad ya respetable para un modelo enchufable. Lo que consigue en este Lexus es una muy buena autonomía eléctrica, ya que hablamos de cifras homologadas por la propia marca de entre 70 y 76 km, más o menos.

En el mundo real se puede cumplir y en un uso normal, como el que hemos hecho nosotros durante los días de la prueba, es cierto que la cifra se puede aproximar a esos 70 km; de hecho, Lexus dice que, incluso, en una circulación urbana -donde las velocidades medias son más ajustadas- esa cifra podía alcanzar los casi 100 km. Traducido todo esto, significa que Lexus puede homologar un consumo medio de 1,1 litros cada 100 km; es complicado conseguirlo pero, con todo, las cifras que logra para ser un coche tan potente y pesado son excelentes.

Durante los primeros 100 kilómetros, si has salido con la batería recién cargada, es posible que logres una media que ronde los tres litros; luego, los siguientes cien km, cuando ya no cuentes casi con el apoyo de la batería y, por tanto, de los motores eléctricos, las cifras también seguirán siendo bastante interesantes, con un consumo que podrían rondar en torno a los 6 litros, más o menos.

Ya hemos visto que el rendimiento es muy bueno en términos generales; pero el conductor como tal ¿que puede hacer mientras conduce en lo relacionado con la parte mecánica? En realidad, dos cosas, en forma de selectores de tipos de conducción. Uno es bastante clásico: Se trata de con el que puedes seleccionar el modo de conducción en cuanto a respuesta del vehículo en sí.

Hay tres modalidades que son la posición eco, para maximizar lo que es la autonomía eléctrica o también ayuda a mejorar el consumo de carburante. El mono normal supone un punto de equilibrio entre prestaciones y consumo; y luego tenemos también para elegir el modo deportivo o modo Sport, que lo que hace es que la respuesta se vuelve al acelerador más instantánea y todo ello se selecciona desde un bando circular, ubicado muy a mano justo por debajo del sistema multimedia.

Aparte, también puedes tener cierta influencia en lo que es el funcionamiento de todo el sistema híbrido ya que, por defecto, el coche siempre que tenga batería va a arrancar el modo totalmente eléctrico, porque considera que es la forma más eficiente de que el coche empiece a caminar ya que contaminará y consumirá lo menos posible.

Luego puedes elegir manualmente -con unos botones situados a la izquierda de la palanca del cambio- entre un modo híbrido, en el cual el coche es el que decidirá si tiene que estar en funcionamiento el motor térmico, los motores eléctricos o todos al mismo tiempo; y también existe la posibilidad de ‘forzar’ para que el motor de combustión entre en funcionamiento y esté generando electricidad para recargar la batería, al tiempo que circula.

Por lo que se refiere a las ayudas a la conducción, como era de esperar en un Lexus que ya tiene un precio considerable y resulta muy moderno, pues están incluidas todas de serie o, al menos, las que son conocidas a día de hoy. Hay que decir que las clásicas ayudas que están incluidas son el lector de señales de tráfico -que, además, muestra sus informaciones por triplicado tanto la instrumentación como el sistema de proyección de datos en el parabrisas y en la pantalla del navegador. aunque en algún momento no coincidían las señales que marcaban la de la instrumentación con la del sistema de navegación-. También tiene el sistema de alerta de obstáculos en el ángulo muerto de los retrovisores y cuenta, por supuesto, con frenada de emergencia, control de velocidad adaptativo y el de mantenimiento centrado dentro del carril

Lo primero que hemos hecho ha sido ‘jugar un poquito’ y hemos puesto al control de velocidad y al de mantenimiento, en una situación que no es la habitual para comprobar estas ayudas: de hecho, circulando por una carretera que era un poquito lenta se ha fijado la velocidad del control de crucero adaptativo en unos 60 km/h en una zona que, en ocasiones, tenía curvas un poquito cerradas. Aún así, el coche ha mantenido bien el tipo.

Pero donde estas tecnologías se explayan y dan lo mejor de sí es en terrenos como vías más amplias rápidas y con varios carriles, en las cuales podemos seleccionar una velocidad de crucero más elevada para que la mantenga y, entonces, empezará a funcionar el sistema de control adaptativo, guiándose con su radar en su parte lateral para acelerar o frenar si se encuentra otros vehículos, y así mantener las distancias. Pero todo esto lo podemos seleccionar desde unos botones en la derecha.

Y luego también está el sistema que con la ayuda de una cámara que va leyendo las líneas sobre la carretera -situada en la zona superior del parabrisas- permite mantener el coche lo más centrado posible dentro del carril. Todo se seleccionan desde unos mandos situados en el lado derecho del volante.

Es interesante que, sin ser una ayuda a la conducción -aunque podría pasar como tal-, cuando estás toqueteando los mandos del volante, comprobarás que el sistema de proyección de datos en el parabrisas te muestra la función que tú estás seleccionando desde estos mandos. Así también te resulta más fácil manejarlos sin tener que apartar la vista la carretera y, la verdad, es que es una cosa curiosa, pero sin ser novedosa… porque un Toyota Prius ya tenía esta característica hace bastantes años.

Rivales: Muchos y de muy buen nivel

Ya hemos visto de qué es capaz de esta nueva generación del Lexus NX y, en concreto, su versión más alta la gama, el 450h +; la variante que tenemos aquí no solo es la versión más potente del nuevo NX, sino que también es la más equipada, porque responde a la denominación Luxury y su precio en el mercado español es de alrededor de 83.000 euros. Es decir, estamos hablando de-sin lugar a dudas- un SUV auténticamente premium. ¿Cómo queda en comparación con su competencia? Porque la tiene… y es bastante seria.

Son modelos alemanes que están representados por el Audi Q5 sportback, el BMW X3 y el Mercedes GLC, todos ellos con versiones híbridas enchufables de gasolina, todas con unos 300 CV, unas prestaciones similares con un 0 a 100 que ronda o baja de los seis segundos, todos tienen tracción total y cambio automático. Es decir, son prácticamente un calco de lo que es el Lexus; ahora bien, ¿en qué horquillas de precio se mueven sus modelo? pues tendríamos que el BMW X3 es el más asequible y su precio arranca en torno a los 66.800 euros; el más caro sería, en este caso, el Mercedes GLC cuyo precio se aproxima a los 75.000 euros.

Así que estamos hablando de que Lexus se posiciona como el más caro entre sus rivales, si bien es cierto que aquí -como siempre- entra en factor determinante para ver, en realidad, cuál es el modelo más ventajoso y competitivo que es el tema del equipamiento de serie. Es cierto que los modelos alemanes, con el tiempo, han ido evolucionando y cada vez van mejor equipados y aún así la dotación que lleva este Lexus con el acabado Luxury no lo iguala ninguno de sus rivales alemanes que si empezasen a tirar de opciones para incluir todo lo que el Lexus lleva -en cuanto a elementos de confort y también tecnológicos- veremos que, al final, la cosa estaría más igualada. Y luego hay un toque distintivo también para el modelo japonés, ya que ofrece una súper garantía de 10 años o 185.000 km.

Y a todo esto hay que añadir que Lexus, a pesar de sus incrementos en volúmenes de ventas que hablamos al principio, sigue siendo una marca bastante más elitista y menos vista que sus rivales alemanas o, por lo menos, está menos vista. Aún así, si consideras que este Lexus se escapa de tu presupuesto por razones obvias, que sepas que la gama de modelo hay una versión híbrida o te recargable con el equipamiento más sencillo y con la promociones actuales deja el precio inicial en torno a los 50.000 euros.

¿Quieres ver la prueba del NX 450h+ en vídeo?

VALORACIONES
CONECTIVIDAD
8
ASISTENTES A LA CONDUCCIÓN
8.5
TECNOLOGÍAS DE CONFORT /ENTRETENIMIENTO
8.5
PARTE MULTIMEDIA
8
APP MÓVIL
7.5
VIAVía HackerCar
FuenteHackerCar
La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.