Salones

Las sorpresas y decepciones eléctricas de Frankfurt

Los modelos eléctricos ganan en cada salón del automóvil un protagonismo creciente. Tanto, que en el Salón de Frankfurt había tantas novedades y anuncios de modelos de este tipo que hubo espacio para la sorpresa… y la decepción.

Imagen de una chica recargando un VW e-up!

Y es que mientras que hace unos años, la presencia de un vehículo no contaminante era algo inusual, llamativo y que todo el mundo alababa, ahora el sector del vehículo eléctrico ya es muy amplio y tiene una importancia considerable, porque muchos ven que es la forma de movilidad -quien sabe si la única- que se utilizará en los medios de transporte de un futuro muy próximo.

De tal manera que, ante tanta variedad, es fácil establecer comparaciones y comprender si lo que una marca está anunciando resulta interesante o, quizá una decepción.

Volkswagen ID.3: revolucionario, pero no en todo

Ya está aquí. Después de muchas fotos, muchos comunicados, una intensiva campaña para hacernos ver que VW es la marca del coche eléctrico para todos… por fin, el primer modelo de la gama ID ha visto la luz. De momento, es el más pequeño -mide 4,2 m de largo, por lo que es como un Golf-, y supone el arranque de toda una gama que contemplará desde SUV hasta monovolúmenes y quién sabe si, incluso, un buggy.

Imagen frontal del definitivo Volkswagen ID.3

En realidad, hay poco de decepcionante en el ID.3, calificado por la propia VW como un ‘salto hacia a nueva era’: tiene versiones con hasta 550 km de autonomía, se carga muy rápido -en un supercargador logra 290 km de autonomía en sólo 30 minutos-, la versión de acceso cuesta menos de 30.000 euros…

Sin embargo, el diseño nos ha dejado un poco fríos. En realidad, el ID.3 tiene la apariencia que todos imaginamos en un eléctrico: sofisticado, futurista, poco recargado… pero la sensación es que un modelo de apariencia demasiado sobria, sencilla, un tanto aséptica -salvo por la gama de los colores-.

BMW: el hidrógeno tendrá que esperar -y mucho-

La marca alemana lleva muchos años experimentando con modelos de hidrógeno -incluso desde 2013 colabora con Toyota para el desarrollo de este tupo de tecnología-; eso sí, nunca los ha puesto a la venta para el gran público, limitándose su uso a reducidos grupos que tenían el coche en régimen de alquiler.

Ahora, ha anunciado que entre sus planes está el de ofrecer esta magnífica tecnología a todos los usuarios… pero que, de hacerlo, no será antes de 2025 y dependerá de que también haya un desarrollo de las infraestructuras que permitan, por ejemplo, recargar este tipo de coches, o de que la gente demande este tipo de coches.

Imagen del BMW X5 con motor de hidrógeno

Mientras tanto, en el Salón de Frankfurt se pudo ver un anticipo con el denominado BMW i Hydrogen NEXT. En realidad, se trata de un BMW X5 muy especial que se ofrecerá en una serie muy limitada a partir de 2022… y del que, por ahora, la firma alemana no ha facilitado detalle técnico alguno.

Jaguar XJ: bienvenidos a las superberlinas eléctricas

En los últimos años, comienza a ser algo habitual que los grandes grupos automovilísticos estén desarrollando, desde cero, plataformas eléctricas y modulares que puedan utilizar en numerosos de sus futuros coches de cero emisiones. Jaguar, por ejemplo, recurrirá a la denominada ‘plataforma MLA’ -que es compatible con modelos eléctricos, pero también de combustión- para lanzar la nueva generación del XJ, su berlina más exclusiva.

Primera imagen de la parte trasera del Jaguar XJ

La marca inglesa ya ha acumulado experiencia ‘eléctrica’ con el i-Pace, que ahora podrá volcar en la que sería la primera superberlina eléctrica del mercado -su llegada está prevista para 2020; de tal forma que se adelantaria a sus equivalentes en Audi, BMW o Mercedes-. Un coche que, al estilo de los Tesla, se podría ofrecer con cuatro niveles de potencia/batería distintos.

Fiat Centoventi: si te he visto, no me acuerdo

Fue una de las estrellas del último Salón del Automóvil de Ginebra… por todo lo que representaba: un concepto de urbano eléctrico, con todo lo que se necesita para reemplazar al mítico Panda, que estrenaba un original sistema de baterías modulares que se podían ir adquiriendo -incluso después de la compra del coche- para ganar en autonomía.

La decepción es que… no se ha presentado el modelo definitivo en el Salón de Frankfurt, y todo apunta a que habrá que esperar -y mucho- para ver este interesantísimo modelo. Con todo, a lo largo de 2021, sí que podríamos ver la llegada de un nuevo Panda, pero en sus convencionales variantes gasolina y diésel.

Ford lo tiene claro: más electrificados que gasolina o diésel

En realidad, hay un poco de trampa. No significa que, en apenas tres años -se habla de 2022-, Ford haya dado un vuelco a la marca y, de repente, todo lo que ofrezca sean coches eléctricos y sus clientes se los compren al mismo ritmo que sus modelos actuales de combustión. Lo que que la firma estadounidese quiere decir es que buena parte de sus coches de gasolina o diésel se combinarán con algún tipo de sistema híbrido-eléctrico que permitirá mejorar prestaciones y reducir consumos.

Imagen del nuevo Ford Puma 2020 en color azul

De acuerdo, también llegarán Ford completamente eléctricos, como un nuevo SUV de imagen inspirada en el Mustang y que promete 600 km de autonomía. Sin embargo, gran parte del pastel se lo repartirán modelos como el inminente Ford Kuga, el próximo Puma, los nuevos Explorer y Tourneo… pues todos ellos tendrán, por ejemplo, una variante híbrida enchufable. De esta forma, según Ford, antes de finales de 2022 se producirá el punto de inflexión según el cual, más del 50% de las ventas correspondientes a vehículos de pasajeros Ford corresponderán a modelos electrificados.

El eléctrico más barato lo tendrá -de momento- Seat

Seat, así como su filial deportiva Cupra, han dado un paso al frente para apostar por la electricidad. Eso incluye el lanzamiento de nuevos modelos como el El-Born, el SUV deportivo Tavascán, un nuevo urbano del tamaño de un Ibiza, el Tarraco PHEV… Sin embargo, puede que haya un ‘viejo conocido’ que les gane la partida a todos ellos si se analiza la relación entre precio y utilidad. Nos referimos al Seat Mii, que ocho años después de su lanzamiento se vuelve más sofisticado y avanzado que nunca.

Imagen del Seat Mii Electric rodeado de drones

¿Cómo? Con la variante Electric, de la que en HACKERCAR ya hemos hablado en otras ocasiones. Sin embargo, esperábamos expectantes si la marca cumpliría lo de que iba a ser un eléctrico “para todos los bolsillos”. Y parece que lo ha cumplido. De momento, tenemos la referencia de Alemania, donde Seat va a comercializar por un precio de 16.300 euros, incluyendo subvenciones y promoción de la marca. Aunque más atractiva es la propuesta de leasing a tres años, que va a permitir adquirir este Mii pagando 145 euros al mes -durante tres años- y sin entrada.

Por cierto, que VW ofrecerá un modelo prácticamente idéntico, el e-up!, aunque por un precio ligeramente superior -con cuotas mensuales de 159 euros al mes-.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.