Movilidad

Las marcas de coches, en la ‘fiebre’ del rénting flexible

Todo ha cambiado... Y la forma de poseer un coche, también. Si no quieres 'casarte' para siempre con un modelo, estas tres marcas te ofrecen sus alternativas para una 'relación' más abierta...

Imagen promocional de Renault YOURent

Tradicionalmente, tener un coche en propiedad suponía una elevada carga si tus bolsillos no eran demasiado ‘holgados’. Aunque la incorporación -hace décadas- de las fórmulas financieras fue un auténtico alivio para quienes no podían abonar ‘a tocateja’ el precio de su modelo deseado, lo cierto es que la adquisición no era -ni es hoy- nada más que un primer paso.

Tan pronto como sacas del concesionario tu coche nuevo, éste ya pierde una notable parte de su valor. A partir de ahí, comienza una letanía interminable de pagos. Al obligado -y obligatorio- seguro debes sumar los impuestos: el de matriculación, más las tasas de ‘tracción mecánica’ de tu localidad. Y todo lo anterior, en un mundo ideal sin averías ni desgastes que te obliguen a buscar un taller. O percances que -Dios no lo quiera- conlleven algún tipo de litigio administrativo.

Por suerte para ti, en el siglo XXI ya no es tan complicado ocupar tu garaje con un automóvil moderno, tecnológico y que responda a tus necesidades. Lo que se lleva ahora es el rénting ‘todo incluido’. Las principales marcas ya ofrecen sus modelos más populares en ‘paquetes’ que incorporan -incluso- servicios como la póliza ‘todo riesgo’ o el mantenimiento y reparaciones. Todo ello, en unos contratos que cada vez muestran menos trabas para cancelarlos en el momento en que no necesites ya el vehículo.

¿Cuál es el inconveniente? Los contratos que ofrece cada marca suelen centrarse en las terminaciones más básicas de sus modelos, permitiéndote tan sólo elegir el color de la carrocería. Si te gusta configurar tu coche nuevo ‘a la carta’, ésta no es tu modalidad.

Explicados los pros y contras, veamos tres ejemplos aplicados a modelos muy conocidos del segmento urbano, uno de los que más triunfa en esta nueva forma de ‘tenencia’:

Renault Clio

A pesar de ser una de las últimas en adoptar esta fórmula, la firma del rombo ha entrado con fuerza en ella. A través de su nueva plataforma web -denominada ‘YOURent Online’– puedes formalizar el contrato sin salir de casa. Ni siquiera para recoger el coche, pues es posible solicitar que te lo entreguen en tu domicilio. Actualmente, Renault España ofrece esta posibilidad para el Zoe, el Kadjar y el Clio.

Imagen tres cuartos delantero de un Renault Clio

Para este último, la marca francesa propone una cuota de 259€ durante 36 meses o 10.000 km. En ella incluye el seguro a todo riesgo -sin límite de edad del conductor y sin franquicia-, el mantenimiento en concesionarios oficiales, la asistencia en carretera 24 horas al día, gestión de multas, vehículo de sustitución y cambio de neumáticos.

Peugeot 208

Dentro de sus iniciativas para recuperar la actividad tras el coronavirus, Peugeot ha puesto en marcha su plan ‘ReconnectiOn’. Además de una sustanciosa rebaja en la compra -vinculada a los planes vigentes-, ofrece la posibilidad de disfrutar cualquier modelo de la gama por una modesta cantidad diaria.

Imagen tres cuartos delantero del Peugeot 208 de color azul

Tomando como ejemplo el 208, la firma del león te permite contar con él por 10€ al día, sin necesidad de aportar entrada. Traduciéndolo a una mensualidad, se convierte en una cuota de 304€ para un contrato a 48 meses y 60.000 kilómetros. Al igual que en el caso anterior, vienen incluidos tanto el seguro como los mantenimientos, reparaciones y asistencias. Un dato importante: deberás esperar un año antes de poder devolver el vehículo sin penalizaciones.

VW Polo

El urbanita de Volkswagen apura los últimos tiempos de su vida comercial, a la espera de un reemplazo que llegará próximamente. Sin embargo, continúa siendo una opción interesante, y más desde la perspectiva ‘desprendida’ del rénting.

Imagen tres cuartos delantero del VW Polo rojo

A través de ‘My Renting’ -la plataforma dedicada del Grupo VW- puedes hacerte con uno pagando una cuota de 138€ durante los ocho primeros meses del contrato. Pasado este periodo, deberás abonar 276,98€ en las cuarenta siguientes. La marca alemana te ofrece la posibilidad de alterar estas cifras aportando una cantidad previa como entrada, o añadiendo ‘extras’ como -por ejemplo- una tarjeta para abonar peajes y combustible.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.