Primer contacto

Nos subimos al Lexus RZ 450e

Apenas unas pocas semanas después de que la firma japonesa nos mostrase las primeras fotos de su nuevo SUV eléctrico, ya nos hemos podido subir en él, tocarlo, analizarlo... y saber sus precios.

Imagen exterior Lexus RZ 450

Hay modelos que ‘pasan desapercibidos’ cuando llegan al catálogo de cualquier fabricante. Lo hacen bien, cumplen el expediente… pero, posiblemente, pocos los recordarán cuando llegue el día de su jubilación. No va a pasar eso con este RZ 450e, el primer eléctrico ‘dedicado’ de Lexus, es decir, un modelo ‘cero emisiones’ desarrollado a partir de una hoja en blanco y que no deriva de ningún otro modelo del fabricante nipón.

Después de conocerlo por fuera, por dentro, accionar todos su botones y ver todas sus pantallas, nos hemos hecho una idea muy clara del tipo de producto que es, de lo importante que va a resultar para Lexus y de la cantidad de detalles tecnológicos que incluyen; hasta el punto, de que en muchos aspectos, el coche representa a las claras el concepto de lo que, quizá hace pocos años, pensábamos que sería el coche del futuro.

Es grande, pero no lo parece

Es un modelo que está en los 4,8 metros de largo… que es mucho; sin embargo, al ‘natural’ tiene una apariencia mucho más compacta, entre otros motivos porque tiene una enorme distancia entre ejes de 2,85 m, por el tamaño de las llantas de aleación de hasta 20″ -que son las que calzaba la unidad que hemos podido ver y tocar en exclusiva- y por el propio diseño del vehículo en general, con la parte de cintura para abajo más ‘de tipo SUV’, y la de arriba más ‘de estilo coupé’.

Dentro de la gama se va a emplazar entre un NX y un RX, aunque por presencia y las mencionadas dimensiones estaría más bien cerca del segundo. Como todos los Lexus, tiene ese estilo anguloso y premium que le sienta tan bien, así como detalles que ya han hecho clásicos en la marca, como la firma luminosa de los faros de leds delanteros, la gran parrilla frontal, la fina tira de leds atravesando el portón posterior… y ahora se suman elementos como la pintura bitono en el acabado más completo.

La ‘Z’ que lleva en su nombre…

…no es casualidad. Esta letra, que no había sido empleada hasta ahora en ningún Lexus, se debe a que es un modelo de cero emisiones, es decir, ‘zero’ en inglés. El objetivo de Lexus pasa por ofrecer diversas tecnologías basadas en la electrificación, para que sea el cliente final el que escoja la que más le conviene; en todo caso, la idea es que en 2035 su oferta se componga de modelos totalmente cero emisiones.

El volante que va a dar que hablar

Se denomina Steering Joke y es, sin duda, lo más sorprendente del coche. Es una nueva interpretación del clásico volante, porque éste no tiene parte superior del aro y la inferior es muy achatada -esto último ayuda a mejorar la accesibilidad al vehículo-.

Imagen interior Lexus RZ volante

Este volante solo se ofrece en combinación con un dispositivo de dirección steer by wire, en el que no hay conexión física entre ese volante y los ejes que hacen girar la dirección. Toda esta tecnología se llama One Motion Grip, y va a ser una opción en los dos acabados más altos de la gama del RZ, por un precio de entre 2.400 y 4.200 euros -el segundo precio es más alto porque vendrá asociado a más elementos de equipamiento-; obviamente, quien no lo desee puede quedarse con el volante ‘clásico’.

¿Ventajas de incluir este sistema? Es primer lugar, la dirección es muy rápida; de hecho, este volante solo se mueve 150º, es decir, ni media vuelta hacia cada lado. ¿Eso que significa? Mucha más sencillez y comodidad en las maniobras a baja velocidad, como puede ser en el callejeo por la ciudad o a la hora de aparcar. Desde Lexus, además, aseguran que en carretera su tacto y comportamiento son como los de una dirección clásica… y que sus ventajas salen a relucir si hay que realizar con rapidez una maniobra de esquiva por la presencia de algún obstáculo.

Otras ventajas es que es una dirección ‘inteligente’, en el sentido de que cuando circulas por una carretera que tiene una calzada con una ligera inclinación lateral, la clásica corrección que sueles hacer desde el volante la hace el propio coche, y lo mismo ocurre con las rachas de viento lateral.

Asimismo, como el volante va ‘desacoplado’ de las ruedas, no se perciben baches, irregularidades y movimientos incómodos que pueden llegar a manos, muñecas y brazos, si bien desde Lexus aseguran que la dirección ‘tiene tacto’, para no resultar artificial como la de un videojuego.

Por otra parte, ese volante sin la parte superior contribuye a que la visibilidad de la instrumentación o de la carretera sean muy buenas, aportando también un extra de desahogo al salpicadero. ¿Un detalle curioso? Es un volante multifunción completísimo y que engloba funciones

Un multimedia bastante impresionante

Hemos empezado a verlo recientemente en el NX: las pantallas de los sistemas de infoentretenimiento de los Lexus comienzan a crecer cada vez más. La del RX es de 14″, en posición horizontal que, curiosamente, al contario de lo que sucede en muchos modelos, va incrustada en la consola central y no tiene formato ‘flotante’.

Hemos podido manejarla durante algunos minutos y tiene un funcionamiento completamente fluido, buena resolución general, funciones de conectividad interesantes como la navegación en la nube -con información de tráfico en tiempo real-, la app en el móvil -conocida como Lexus Link App-, el asistente de voz virtual -que entra en acción si te diriges a él diciendo ‘Hey Lexus’- o las actualizaciones de software, tanto para la cartografía como para el propio dispositivo.

Como otros sistemas de este tipo, permite controlar la telefonía, la navegación, fuentes de sonido, ajustes del vehículo o del propio sistema, ordenador de a bordo… Por lo que se refiere a detalles de ciberseguridad y privacidad de la información, permite hace una vuelta del sistema a la configuración de fábrica para borrar datos que hubiera almacenados; pero también permite borrar el historial del teclado o el historial de búsquedas y, asimismo, se puede establecer un bloqueo para el sistema o puedes decirle que deje de compartir la geolocalización del coche con Toyota -es el grupo al que pertenece Lexus-.

Los detalles originales

El techo panorámico del nuevo RZ es muy original… por la tecnología que encierra; te sorprende que no haya algún tipo de cortinilla que lo tape, pero esto se debe a que gracias a su tecnología, basta navegar en el sistema multimedia para dar con una función que, a toque de botón, sirve para oscurecer el cristal y evitar los rayos del sol. Aunque es panorámico, es cierto que hay una traviesa hacia la mitad, de tal forma que el coche no pierde rigidez a pesar del techo de cristal.

Otro elemento que destacamos es que hay hasta cinco tomas USB repartidas por el interior, así como un enchufe ‘convencional’ al que puede conectar, por ejemplo, un portátil.

La gama para España -y los precios-

Aunque el coche ya se puede reservar desde la página web el Lexus, las primeras entregas no están previstas hasta noviembre o diciembre de este año. La oferta empezará con la variante Business, el acabado más ‘sencillo’, tiene un precio de 73.000 euros. Esta versión ya viene con muchos elementos de serie, como son los faros delanteros bi-led, climatizador bizona, acceso y arranque manos libres, el mencionado sistema multimedia Lexus Link Pro con pantalla de 14″, navegación online -que forma parte de un conjunto de servicios conectados que se incluyen durante cuatro años-, llamada de emergencia, equipo de sonido con diez altavoces, sistema de mantenimiento dentro del carril, radio digital, eCall, control de obstáculos en el ángulo muerto, selector de modos de conducción

El siguiente nivel es el Executive, que parte de los 78.500 euros; esta versión ya dispone de asientos delanteros con regulaciones eléctricas, la llamada calefacción radiante -que emana calor para los dos pasajeros de las plazas delanteras-, el portón trasero con apertura eléctrica, el aparcamiento automático y remoto -puedes hacerlo desde fuera del vehículo-, el sistema de proyección de datos en el parabrisas…-.

Y en lo más alto se emplaza el acabado Luxury, por 85.400 euros y que añade todo lo inimaginable, como puede ser el sistema de proyección de datos en el parabrisas, asientos delanteros con ventilación, llantas de 20″, el equipo de sonido Mark&Levinson con 17 altavoces…

Los detalles sorpresa

Abrir o cerrar las puertas no se hace mediante el habitual tirador que desbloquea la puerta, sino apretando un botón que hace que, a continuación, ya puedas tirar de la manecilla para acceder al interior... o empujar la puerta si quieres salir al exterior; eso sí, en caso de que el Lexus que un pasajero se va a bajar del coche y detecta que se aproxima algún vehículo, la puerta permanece bloqueada hasta que pase el peligro.

También nos ha llamado la atención el hecho de que no exista una guantera convencional como tal frente al copiloto y en la zona del salpicadero; en todo caso, se suple con un generoso hueco con tapa -que, por cierto, se puede abrir abatiendo su tapa a derecha o izquierda- y otro espacio en la consola. Por otra parte, sorprende que en todas las puertas haya un botón para el bloqueo o desbloqueo del seguro de las puertas.

El maletero resulta muy amplio, y aunque la cifra no sido facilitada aún, aseguran que estará por encima de los 550 litros. Ese espacio de carga es, sobre todo, muy profundo, con un poquito más de un metro de cota longitudinal, de tal forma que aprovechando que los asientos traseros son abatibles, se pueden alcanzar los dos metros en un momento dado para transportar una carga voluminosa.

Hablando de amplitud, el hecho de que este vehículo disponga de una gran distancia entre ejes de 2,85 metros -una de las virtudes de la nueva plataforma e-TNGA que lleva este modelo… y también otros SUV eléctricos como el Toyota BZ4X o el Subaru Solterra– y de que el suelo del habitáculo sea plano, permite que la habitabilidad interior resulte sorprendente; asimismo, la accesbilidad o salida desde el interior son muy buenas.

Por último, nos gusta mucho el sistema de iluminación ambiental, no solo porque crea un bonito ambiente en el habitáculo, sino porque tiene detalles originales, como proyectar pequeñas figuras, por ejemplo, en la zona interior de las puertas. También es agradable que haya tapizados en este modelo que emplean hasta un 30% de biomateriales de originen vegetal y, por lo tanto, muy respetuosos con el medio ambiente.

Solo con tracción total

Este RZ inicia su comercialización con una única versión dotada de dos motores eléctricos: de 150 kW en el eje delantero y 80 kW, sumando un total que equivale a 313 CV. Las prestaciones son muy buenas, pues de hecho pasa de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos; a ello contribuye la muy buena tracción disponible, que se percibe sobre todo en fuertes aceleraciones desde parado o al circular sobre zonas más resbaladizas.

Motor Lexus RZ

El mérito es de la tracción total, completamente inteligente y que permite variar el reparto de fuerza disponible entre ambos ejes en cuestión de milisegundos y según las circunstancias. Por ejemplo, en la mencionadas aceleraciones fuertes desde parado, son las ruedas traseras las que toman protagonismo, recibiendo hasta un 80% del par motor. Si se circula luego de forma tranquila sobre buen asfalto, contaremos con un 60% sobre las ruedas delanteras y el resto en las traseras. E, incluso, para ayudar a contribuir en la eficiencia, puede que sean solo las traseras las que impulsen el vehículo.

Por lo que se refiere a la batería, parte fundamental de los eléctricos, la de este RZ -que ha sido desarrollada junto con Panasonic- dispone de una capacidad bruta de 71,6 kWh; Lexus dice que el consumo energético de este coche va a ser de menos de 18 kWh cada 100 km, lo cual serviría para aventajar a sus rivales en un porcentaje de entre el 15 y el 20%.

En cualquier caso, hablaríamos de una autonomía que, estiman, se situará por encima de los 400 km. ¿Cómo consiguen ese resultado, teniendo en cuenta que no han apostado por una batería excesivamente grande -y, por lo tanto, con un peso más ajustado-? Aseguran que el principal ‘truco’ se debe a la eficaz gestión de la temperatura de la batería.

A la hora de recargar, el coche es compatible con ciclos de potencia de hasta 150 kW, lo cual significa que en apenas 30 minutos se puede pasar del 5 al 80% de la capacidad de la batería -si lo haces en casa en una toma de tipo wallbox de 11 kW, hablaríamos de seis horas y media-. Otro detalle interesante es que, gracias a su enorme experiencia en vehículos electrificados, Lexus asegura que el RZ podrá funcionar durante diez años… y pasado ese tiempo, la batería conservará más del 90% de su capacidad. Consideran que su calidad es tan buena, que es una pieza garantiza por… ¡un millón de kilómetros!

Quiere parecerse al primer LS

Al menos… en lo que se refiere a silencio de funcionamiento. Cuando apareció aquella berlina de lujo, el primer Lexus de la historia, era el año 1989 y ese coche deslumbró porque era silencioso y no ya solo por el funcionamiento del motor, sino por sonidos aerodinámicos e, incluso, por el sonido de las ventanillas al subirse o bajarse. En el RZ, la ‘quietud’ de marcha se le presupone por ser un eléctrico pero, aún así, recurre a cristales acústicos, sistema de cancelación activa de ruidos…

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.