Novedades

Defender: el tecnológico regreso del ‘tipo duro’

Llegó el momento: uno de los todo terreno más emblemáticos -y afamados, por su carácter robusto- acaba de presentar su nueva iteración. ¿Cuánto espacio deja a la tecnología?

Imagen frontal del Land Rover Defender

Era uno de los más esperados del 2019. Por fin, Land Rover ha descorrido la cortina que cubría su proyecto más secreto: el -completamente- nuevo Defender. Tras un extenso periodo de pruebas, el público del Salón de Frankfurt ha podido verlo, por primera vez, sin camuflaje.

Este modelo supone un paso importante -y crítico- para la firma británica. Y es que -no en vano- tendrá que cargar con la herencia del espíritu mismo de la marca, el cual comenzó en 1947 cuando Maurice y Spencer Wilks -los fundadores de la compañía- vieron que su Jeep Willis «se les quedaba corto».

Pero este nuevo ‘Defensor’ no estará solo. Por encima de las capacidades de su nuevo chasis, contará con tecnologías suficientes para provocar la envidia de sus compañeros de gama. Incluso del Range Rover Velar…

Un ‘sherpa’ en tu salpicadero

Si algo «pierde» el Defender es su aptitud para las aventuras en solitario: por muy recóndito que sea el lugar, estarás siempre conectado. El ‘culpable’ de este vínculo perenne con la civilización es Pivi Pro, el nuevo sistema multimedia de Land Rover.

Interior del Land Rover Defender

Éste ha sido diseñado con la premisa de que sea intuitivo, para que puedas familiarizarte enseguida con él. Además, utiliza el aprendizaje automático para adaptar sus funcionalidades -como, por ejemplo, la navegación- a tu forma de conducir. Así, puede proponer una ruta alternativa más rápida si ‘cree’ que tienes prisa para llegar a tu destino.

Por otro lado, el Defender también ‘toma prestadas’ tecnologías ya vistas en otros Land Rover como su Clear Sight: tanto el retrovisor como la pantalla central -compatible con Android Auto y Apple CarPlay– te permitirán ver lo que tienes detrás… o lo que estás a punto de pisar.

Imagen tres cuartos posterior del Land Rover Defender

Y, por supuesto, cuenta con las últimas ayudas a la conducción: detector de ángulo muerto, control de crucero inteligente, sistema precolisión -con frenada automática de emergencia-, cámara de visión en 360º y faros Led matriciales.

En cuanto a mecánicas, estará disponible con dos alternativas en diésel -de 2.0 y 2.4 litros, ambos tetracilíndricos- y otras dos en gasolina, entre las cuales se encuentra un 4.0 de seis cilindros microhíbrido. También está prevista la aparición -para el año que viene- de otra variante híbrida, pero enchufable.

Todavía no podemos saber si estas herramientas convertirán al Defender en un aventurero mejor de lo que ha sido hasta ahora. Desde luego, recuperar la confianza de los puristas será el mayor reto de este modelo. Lo que sí podemos declarar ya es que, por fin, uno de los vehículos más ‘primitivos’ de todos los tiempos es digital.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.