Salones

Lamborghini Sián: Doce cilindros… y una pila

Aunque la tecnología ha vuelto innecesarios los motores grandes, sigue habiendo marcas que apuestan por ellos y -además- los hacen sostenibles, como es el caso de lo último de Lamborghini.

Imagen frontal del Lamborghini Sián

En el camino de transición que vive la industria hacia lo eléctrico, todos los modelos actuales -y muchos venideros- se están ‘hibridando’ a marchas forzadas. Y, por lo general, el motor que recibe esa hibridación suele ser pequeño, y no demasiado potente.

Esta regla se rompe en el selecto clan de los superdeportivos, donde aquellos que gozan de este privilegio lo hacen sin renunciar a sus grandes cilindradas. Ahora Lamborghini ha recurrido a ella para evitar renunciar a sus míticos V12, como ya hiciera recientemente Mercedes.

Con la fuerza del rayo

Bajo el nombre de Sián -que significa ‘relámpago’ en el dialecto boloñés-, la marca del toro ha creado un supercoche con un motor de, efectivamente, 12 cilindros en V y una potencia conjunta de 819 CV.

De entre estos últimos, la parte eléctrica aporta 34 CV. Pero no lo hace en la forma típica de los microhíbridos. A diferencia de modelos ‘mundanos’ como el Mazda 3, el impulsor eléctrico del Sián está integrado en los engranajes de la transmisión. Con ello consigue que sus 48 voltios actúen directamente sobre las ruedas motrices.

Imagen tres cuartos posterior del Lamborghini Sián

La alimentación del sistema es otra ‘virguería’ tecnológica. En lugar de recurrir a una célula clásica de iones de litio, la firma italiana ha incorporado un novedoso sistema de acumulación basado en supercondensadores.

Según la información de la marca, aporta el triple de potencia que una batería estándar de su mismo peso, que son 34 kg. Además, su situación dentro del vehículo -entre el motor y los asientos- garantiza que no influirá en el reparto de masas.

Interior del Lamborghini Sián

Las prestaciones de esta ‘bestia’ parecen de otro planeta: el Sián alcanza los 100 km/h desde parado en menos de 2,8 seg., y encuentra su velocidad punta en los 350 km/h. Con estos datos, es el más veloz jamás salido de Santa Ágata.

En cuanto al precio, se desconoce la tarifa que Lamborghini ha pedido por el Sián. Y decimos bien, porque las 63 unidades -en un guiño al año fundacional de la marca, 1963- ya están todas vendidas a sus afortunados propietarios.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.