Tecnología HC

La tecnología que te hará levantar las manos

General Motors lleva años trabajando en su tecnología de conducción asistida, y Cadillac es la principal beneficiada. ¿Cómo funciona este sistema? ¿Qué posibilidades permitirá a futuros modelos?

Chica apoyada el capó de un coche
Photo by Kris Kemp from Pexels

Cadillac será la primera marca bajo el paraguas de General Motors en hacer uso de su nueva tecnología de conducción asistida. Esta, que recibe el nombre de Super Cruise, tiene como objetivo propiciar la conducción sin manos.

Los modelos destinados a implementar estos sistemas serán los CT5 y CT4 que verán la luz en 2021. De hecho, ahora mismo Super Cruise solo está disponible en los CT5 y CT6 actuales.

Por el momento, las funciones que realiza son análisis a través de radares, cámaras y mapeados 3D para prevenir al conductor. Además, también monitoriza al conductor con el fin de detectar si se encuentra distraído. Esto le permite cierta autonomía para hacer uso del piloto automático.

Pero esto, según dicen desde GM, solo es la punta del iceberg. Las mejoras de Super Cruise son posibles gracias a los avances de la nueva plataforma de vehículos digitales de la compañía. Esta supone un paso adelante en el procesamiento de datos gracias al sistema de datos en la nube que utiliza.

Los nuevos añadidos parecen ser muy ambiciosos. Uno de los ingenieros jefe ha declarado que «este es el mayor paso que ha dado Super Cruise desde que vio la luz».

¡Mira mamá, sin manos!

La novedad más llamativa es el cambio de carril automático. Aunque suene sencillo, un cambio de carril supone un cálculo muy preciso de la situación en la que se encuentra el coche. Lo que hace necesario todos los datos recabados anteriormente.

¿Qué procesos sigue el coche? Todo comienza con la orden del conductor de efectuar una cambio de carril. Una vez se da esta, el coche empieza a analizar su entorno para evaluar posibilidades. Con la seguridad de que la maniobra puede llevarse a cabo sin riesgos, el propio vehículo avisará al usuario cuando esta de comienzo.

El desarrollo de este tipo de tecnología pone a General Motors a la altura de Tesla. La compañía de Elon Musk es la única que cuenta con un sistema de cambio de carriles actualmente. Aunque en su caso, lo puede hacer sin recibir la orden del conductor, sino haciendo su propia interpretación.

Pero la tecnología avanzada tiene un alto precio. En la actualidad, un Cadillac CT6 con Super Cruise tiene un coste mínimo de 66.290$. A este precio se le añaden 3.100$ más para equipar el paquete completo de conducción asistida. Ante esto, GM pretende implementar su tecnología en más modelos Cadillac y en el resto de sus marcas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.