Personas

La superabuela que sale con su Mitsubishi a rescatar borrachos

En Estados Unidos hay muchas historias que merecen la pena contarse. Esta ha tenido lugar en Minnesota y tiene como protagonistas a una anciana y a un Mitsubsihi Outlander híbrido enchufable que salen a la calle... cuando cae la noche.

Imagen de la abuela que conduce un Mitsubishi

Terry Krech no es una abuela cualquiera. A eso de las nueve de la noche no está preparando la cena, viendo su programa favorito o poniéndose el camisón. Ella agarra las llaves de su coche, un Mitsubishi Outlander PHEV, y sale a recorrer las calles hasta cerca de las tres de la mañana. Y lo hace todos los días. ¿Por qué motivo?

Su objetivo es brindar un servicio y ayuda ‘esencial’ a los residentes del área denominada Twin Cities. Su objetivo es hacer de las calles un lugar más seguro y para ello ofrece un medio de transporte a quien lo pueda necesitar. Y se ve que la iniciativa ha sido un éxito, porque en los dos años que lleva haciendo sus rutas, ha cubierto cerca de 250.000 km.

Mujeres o jóvenes que vuelven solos a casa, personas que han bebido más de la cuenta y que no quieren conducir su propio coche, alguien que ha sufrido una avería y se ha quedado tirado en una calle… o, sencillamente, toda aquella persona que puede necesitar un transporte en un momento puntual: Terry siempre acude al rescate.

En conjunto, ha efectuado más de 10.000 viajes, con una media de recorrido de entre 240 y 400 km cada noche. Y el consumo asegura que ha sido una de las virtudes que le ha permitido realizar a cabo su hazaña sin arruinarse demasiado: 6,2 litros de media cada 100 km. Sin duda, la autonomía eléctrica cercana a los 40 km que tiene este modelo ha contribuido a ello.

Durante los viajes, la señora Krech -a la que sus hijos y nietos califican de ‘heroina’- ofrece a los pasajeros o bien conversación… o silencio acompañada de la relajante música de una emisora de jazz. Es normal que, si esto fuese un servicio de VTC, todos los usuarios le diesen la máxima nota de cinco estrellas.

Y aunque nuestra protagonista no es una persona especialmente interesada en las nuevas tecnologías -de hecho, no tiene ni ordenador en casa-, ha aprendido mucho sobre la tecnología híbrida del Mitsubishi, por ejemplo, a aprovechar al máximo su sistema de frenada regenerativa que le ayuda a recargar la batería en las deceleraciones.

Y aunque está convencida de que iba a tener coche para rato -dice que podría haber hecho un millón de km con él-, recientemente un concesionario de la zona le ofreció cambiárselo por una versión más moderna en unas condiciones de precio ventajosas… y que le fue entregado el día de su cumpleaños.

¿Qué es lo que más ha destacado ella del coche? Por ejemplo, muchos de los trayectos invernales tuvo que hacerlos con nieve y le llamó la atención el funcionamiento de la tracción total.

También le resulta interesante que el coche cuente con varios modos de conducción: «puedo alternar entre el modo ecológico, el modo de ahorro de batería y el modo de carga de la batería utilizando el sistema de frenado regenerativo, simplemente haciendo clic en los botones».

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.