Empresas

La polémica sobre los TT de la Guardia Civil y la Policía marroquí

Según han publicado varios diarios durante los últimos días, el Gobierno habría adquirido vehículos para la policía de Marruecos, mucho más caros que otra partida recibida recientemente por la Guardia Civil de España. ¿Hay razón para la polémica? ¿Y qué pasa con la ciberseguridad de esos vehículos?

IMagen comparativa de un Dacia Duster y un Toyota Land Cruiser

La noticia que ha aparecido en OK Diario, refleja cómo el Gobierno de España habría adquirido recientemente un total de 130 unidades del Toyota Land Cruiser para que utilicen las fuerzas policiales del país vecino para labores principalmente de vigilancia de fronteras.

Aseguran que ese tipo de coche contrasta con la que ha sido una de las últimas adquisiciones para la flota de la Guardia Civil: la compra de una flota de Dacia Duster. Se asegura que las unidades del Land Cruiser destinadas a Marruecos tendrían un precio de unos 37.500 euros la unidad -sin IVA; hay que recordar que para el usuario particular, la versión más básica a la venta ahora en España de este modelo en versión de cinco puertas ronda los 43.000 euros, promociones incluidas.

Se está hablando mucho de las diferencias que existen entre ambos coches, pero… ¿es tan bueno el Toyota y tan mejorable el Dacia? Hemos querido averiguar ‘el otro lado’ de ambos coches… así como incidir en un aspecto que ni la policía de Marruecos ni la Guardia Civil están teniendo en cuenta a la hora de adquirir sus modelos: su nivel de ciberseguridad.

El Dacia: un éxito por su precio

Precisamente, uno de los argumentos que se citan en el artículo es la gran diferencia de precios entre el Dacia y el Toyota; en realidad, incluso en sus versiones 4×4, no existen en nuestro mercado modelos de este tipo que sean más asequibles, sobre todo si se combinan con un motor diésel, como el 1.5 dCi que ofrece el Duster.

De hecho, no es que el Duster cueste la mitad que el Land Cruiser, es que sale más barato que cualquier otro modelo similar. Ese precio no tiene repercusión, como vemos, en la parte mecánica -razonable, con 115 CV, para un usuario medio-, estética -el diseño del modelo es atractivo- o tamaño -es un coche de ciertas dimensiones; no es un SUV urbano-.

Sin embargo, es cierto que aunque por ligereza, altura al suelo o por lo corta que es la primera velocidad, puede apañárselas en ciertas circunstancias, el Dacia no es un TT como el Toyota: no tiene reductora, neumáticos off road ni su misma robustez o protección de la parte inferior de la carrocería. En cambio, se maneja claramente mejor que el Land Cruiser en carreteras lentas y reviradas, donde resulta claramente más ágil por dos simples razones: es mucho más pequeño -4,34 m de largo por los 4,84 m del Land Cruiser 5p- y, sobre todo, infinitamente más ligero -5,5 l/100 km-.

Toyota: un mito con décadas de experiencia

El Land Cruiser es, junto con los pick up Hilux de la misma marca, uno de esos coches que esperas ver en cualquier parte del mundo acometiendo tareas de lo más complicadas. Parece, por lo tanto, el coche ideal para tareas como patrullar fronteras. Incluso la propia Guardia Civil cuenta con unidades de este TT en su flota -no del último modelo-.

Imagen tres cuartos delantero de un Toyota Land Cruiser 2021

El Toyota es, por tanto, ideal para los trabajos más duros, y sobre todo para circular por zonas rotas, no asfaltadas, superar obstáculos… y en el caso de la variante de cinco puertas, tiene mucho espacio interior y un maletero que, incluso con las cinco plazas ocupadas, aún dispone de 621 litros.

En su actual versión con motor turbodíesel de 204 CV, tiene una correcta velocidad máxima de 175 km/h y, sobre todo, mucha fuerza a baja velocida, gran capacidad de arrastre. Sin embargo, respecto al Duster es claramente peor en aceleración -de 0 a 100 km/h en 12,1 segundos por los 10,2 segundos-, se desenvuelve peor en entornos urbanos y consume claramente más: 9,3 litros de media por 5,5 litros, aunque lo compensa con un depósito de carburante más amplio -nada menos que 87 litros por los 50 del Dacia-.

Es claramente más caro, pero también supera con cierta holgura al Duster en equipamiento y tecnología; de hecho, puede incluir cosas que, en el modelo rumano, aún no están disponibles -algunas aparecerán tras el restyling que sufrirá el modelo de aquí a 2022-, como pueden ser un sistema multimedia mucho más completo, climatizador de dos zonas, lector de señales de tráfico, alerta por salida de carril, faros delanteros de leds…

La clave: la seguridad… ¿y la ciberseguridad?

Uno de los principales motivos por los que se diferencia a ambos coches es por el resultado que consiguen en las pruebas de choque de EuroNCAP, donde el Duster consigue tres estrellas de cinco; el modelo japonés no ha sido sometido a esta prueba.

Imagen crash test Dacia Duster

Con todo, hay que considerar que la nota del Dacia es discreta sobre todo por la ausencia de numerosos asistentes a la conducción que puntúan con más nota a los modelos que los incluyen. De hecho, si se toman las notas exclusivamente de las pruebas de choque, el Dacia logra un notable 71% de nivel de protección frontal, un buen 66% en protección a niños sentados en dispositivos infantiles y un discreto 37% en protección a peatones.

Pero dicho todo esto, llama la atención que en este debate sobre cuál de los dos modelos es mejor y cuál debería formar parte de las flotas de los Cuerpos de Seguridad del Estado, no se haya tenido en consideración un factor fundamental como el de la ciberseguridad. Y es que como destacan los expertos de EUROCYBCAR, “de poco sirve tener un coche muy seguro si se descuida su nivel de ciberseguridad”. Y que los Cuerpos y Fuerzas del Seguridad cuenten con vehículos ciberseguros pasa por ser algo fundamental; esa falta de ciberseguridad va a ser, sin duda, el gran hándicap en los próximos meses.

Hay que recordar que EUROCYBCAR ha desarrollado el primer que mide el nivel de ciberseguridad que ofrece un vehículo. Además, lo hace de acuerdo a los requisitos de la nueva norma de la ONU/ UNECE WP.29, que entró en vigor el 22 de enero de 2021 y que será de obligado cumplimiento para los modelos de nueva homologación a partir de julio de 2022 -y para todos los vehículos que se vendan nuevos en 2024-.

Uno de los 70 requisitos que contempla la normativa es que un vehículo no pueda ser vulnerado con el fin de que se utilice para llevar a cabo algún tipo de atentado terrorista.

Hay que recordar que EUROCYBCAR ha publicado un informe en el que desgrana todas las claves del reglamento de ciberseguridad para vehículos ONU / UNECE WP.29.

Dicha investigación explica qué requisitos de ciberseguridad marcará la normativa a los fabricantes, a qué vehículos afectará, qué países la aplicarán, cómo será su implantación en la Unión Europea y qué sanciones afrontarán las marcas que no cumplan con ella.

Puedes descargar el informe que ha elaborado EUROCYBCAR con todos los detalles de la normativa ONU / UNECE WP.29 a través de este enlace.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.