Tecnología HC

La original alternativa de McLaren para llenar el depósito

El motor eléctrico y sus derivados cada vez toman más la delantera en el debate frente a la combustión. ¿Pero y si existe otra alternativa? ¿Qué tiene que decir McLaren al respecto?

combustible sintético
Fuente: McLaren

En los últimos años la reducción de emisiones siempre se ha relacionado con el crecimiento de los vehículos eléctricos. El desarrollo de motores y baterías eléctricas ha provocado que el combustible desaparezca del futuro sostenible que las fabricantes imaginan. Pero McLaren no quiere renunciar del todo a este, y su alternativa es el combustible sintético.

Desde la compañía defienden esta idea por lo práctica que resulta con respecto a los coches eléctricos. Dar el paso definitivo a los motores que utilizan esta energía puede resultar un proceso demasiado longevo. Sobre todo, porque implica sustituir todos los vehículos que siguen utilizando motores de combustión. Que, por supuesto, son la gran mayoría.

Este hecho retrasa y hace incierto el futuro de las fechas y planes de sostenibilidad de la industria. Por contraparte, el combustible sintético cubriría las demandas ecológicas y podría ser utilizado por motores de combustión tradicional.

Su aplicación todavía no es directa. De hecho, McLaren aún se encuentra en una fase de pruebas con motores específicos para este combustible alternativo. Pero la idea es que cualquier motor actual de gasolina o diésel sea capaz de admitirlo con pequeñas modificaciones. Y si los superdeportivos de la marca son capaces, todo indica que no habrá demasiadas complicaciones.

La fabricante no ha detallado el proceso que están siguiendo para elaborarlo, pero parece que está muy relacionado con la energía solar. Lo que sí aseguran es su procedencia totalmente ecológica.

¿Podrá sustituir a los eléctricos?

La compañía se ha mostrado más de una vez a favor del híbrido, vehículo que parece será el mayor benefactor de este combustible sintético. A pesar de todo, la propia McLaren se muestra dubitativa a la hora de proclamar esta alternativa como sustituta de las baterías eléctricas.

Estas dudas se deben a las grandes apuestas que han hecho las fabricantes del automóvil en cuanto al coche eléctrico. El triunfo de esta alternativa está limitado por ir a contracorriente.

De momento, se desconocen los tiempos que manejan en McLaren. Lo que sí se sabe es que Audi ya probó este camino con su diésel sintético. Además, algunas startups también están siguiendo este camino. Lo que implica que es una propuesta que está cobrando cierta fuerza.

La incertidumbre sobre su viabilidad no quita que sea una idea muy interesante como punto de transición. Que los motores de combustión tradicionales puedan utilizar energías sostenibles podría significar una reducción de la contaminación importante en la próxima década.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.