Consejos HC

La nueva estrategia de la UE para cuidar de su ciberseguridad

La Unión Europea tiene un plan para repeler todas las amenazas durante los próximos cinco años. Y la ciberseguridad juega un papel fundamental en él. Estos son todos sus detalles.

Imagen de la fachada del edificio del Parlamento Europeo
Foto: Piqsels.

«Las fronteras no existen para los delincuentes«. Así de tajante se mostró Margaritis Schinas, vicepresidente de promoción de nuestro estilo de vida europeo -dependiente de la Comisión Europea- durante su charla en el evento CybertechLive Europe -celebrado este miércoles-.

Por eso, Schinas abogó por proteger la estructura interna de la Unión Europea, tanto física como digital: «Nadie puede ser el punto débil de la red conectada. Hay que asegurarse de que toda la infraestructura es segura, también el 5G«.

Con el objetivo de evitar vulnerabilidades en esa red, la UE ha trabajado en una estrategia de seguridad para el periodo 2020-2025. En este plan se establece «un
enfoque en materia de seguridad que incluye a la sociedad en su conjunto y que puede
responder eficazmente a un panorama de amenazas en rápida transformación de forma coordinada», tal y como indica un informe de julio de este año. En definitiva, es «una estrategia que hace una estimación de los riesgos para la UE y establece la forma de enfrentarlos», afirmó Schinas durante el CybertechLive Europe.

Con ese plan, la UE apoyará a los Estados miembros a la hora de fomentar la seguridad de todas las personas que viven en Europa ayudándolos a: 

  • Combatir el terrorismo y la delincuencia organizada.
  • Detectar y prevenir las amenazas híbridas.
  • Aumentar la resiliencia de nuestras infraestructuras críticas.
  • Promover la ciberseguridad.
  • Impulsar la investigación y la innovación.
Fuente: Comisión Europea.

¿Cuál es la estrategia de la UE con la ciberseguridad?

En lo que se refiere a la ciberseguridad, este plan hace referencia a que el número de ciberataques continúa aumentando y cada vez son más sofisticados. Y eso tiene un coste muy importante para los estados, ya que, según la Comisión Europea, se atacan infraestructuras digitales clave, como los principales proveedores de servicios en nube.

Para garantizar la ciberprotección, desde esta estrategia se insta a tomar varias medidas.

Una de las necesidades más importantes a largo plazo es desarrollar una cultura de la
ciberseguridad a través del diseño
. Es decir, garantizar que todos los productos y servicios sean seguros desde que se empiezan a concebir. Algo a lo que contribuirá el nuevo marco de certificación de la ciberseguridad en virtud del Reglamento sobre la Ciberseguridad, cuya elaboración ya ha comenzado.

La Comisión también ha detectado la necesidad de que una unidad informática conjunta se ocupe de que exista una cooperación operativa estructurada y coordinada. Un servicio así podría incluir un mecanismo de asistencia mutua en tiempos de crisis a nivel europeo.

Además, la estrategia resalta la importancia de que existan normas comunes para todos los órganos de la UE. Así que se establece como objetivo el «crear unas normas comunes vinculantes y exigentes para el intercambio seguro de información y la seguridad de las infraestructuras y los sistemas digitales en todas las instituciones, órganos y organismos de la UE». Esto debería garantizar una cooperación sólida y eficiente en materia de ciberseguridad entre las instituciones, órganos y organismos de la UE.

Por último, el texto anima a crear asociaciones internacionales sólidas para desincentivar y actuar ante los ciberataques.

Todo eso «hará que la UE responda de forma coordinada y conjunta a las amenazas».

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.