Entrevistas

«La gente debe saber qué compra cuando adquiere un coche conectado»

¿Cuida un coche conectado la privacidad de sus usuarios? Enekken Tikk, abogada experta en protección de datos, considera que queda camino por recorrer.

Una mujer y un hombre miran las pantallas de sus teléfonos
Foto: rawpixel.com de Pexels

Eneken Tikk es una abogada experta en protección de datos y líder de estudios de poder e influencia en el Cyber Policy Institute en Jyväskylä, la capital finlandesa para la ciberseguridad. Esta es su opinión sobre cómo protegen los coches la privacidad de sus usuarios.

¿CUIDAN LOS USUARIOS DE SU PRIVACIDAD EN INTERNET?

Diría que muchos usuarios de Internet no son conscientes de todos los riesgos relacionados con sus datos. He visto coloquios sobre el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) en empresas y ni siquiera las propias compañías saben por qué recogen todos esos datos o con quién los comparten, así que es difícil que en una compañía haya una persona que entienda todo el proceso.

Y cuando tú, como usuario, usas aplicaciones, navegas por páginas web o utilizas diferentes programas informáticos, no creo que imagines qué acceso real tienen los diferentes actores a tus datos. 

La principal tarea del RGPD es hacer eso transparente para ti y proporcionarte esa información. Pero incluso ahí hemos desarrollado muchos tipos de relaciones con los datos, y familiarizarte con cada uno de ellos no es tan fácil. Pero no es una excusa. Si las personas no asumen o no quieren tomar el control de sus datos, nadie puede protegerlas, realmente, tanto de sus acciones como de las empresas que acceden a su información personal.

¿QUÉ LE DIRÍAS A UN USUARIO AL QUE LE DA IGUAL SU PRIVACIDAD EN INTERNET?

No creo que exista un usuario al que no le importe la protección de datos, pero creo que solo hay un camino para todo aquel que valore su privacidad: controlar sus hábitos de Internet. Saber qué es lo que quieres evitar y qué te preocupa sobre tu privacidad al afirmar que estás preocupado sobre ella.

Digo esto porque entre el 60% y el 70% de los europeos afirman que les preocupa su privacidad, pero yo creo que ese porcentaje no se corresponde luego con el volumen de gente que profundiza en sus hábitos de navegación en Internet, revisa la configuración de las cookies y otras herramientas que permiten manejar tu privacidad.

¿ESTÁ LA RGPD PREPARADA PARA EL COCHE CONECTADO? ¿Y PARA EL COCHE AUTÓNOMO?

Lo está, la cuestión es si los coches lo están. La RGPD es una herramienta fascinante que ha estado lista por más de 20 años y que ahora se ha actualizado para ser directamente vinculante, más fuerte… sin cambiar sus principios.

Así que la regulación está lista y es muy sencilla: si tú pides o procesas información personal, tú tienes que evaluar el riesgo y proveer la seguridad de esos datos. No importa si está en dispositivos o en procesos. Y para mí, el coche no es sino otro dispositivo en ese sentido.

Si ahora piensas si la gente en los coches o los constructores se dan cuenta realmente de cómo se procesan los datos que gestiona un coche, o entre un usuario y vendedor del coche, no creo que esos estándares estén muy claros.  Hay un trabajo de concienciación aún delante para familiarizar a la gente en qué compra cuando compra un coche tecnológico o uno autónomo.

Por supuesto, no concierne solo a la privacidad de la gente, sino que también afecta a su seguridad. Hemos visto que la gente confía completamente en su dispositivo y asume que ellos no tienen una responsabilidad.

Como en todo desarrollo tecnológico, será inevitable ese periodo en el que se empieza a entender mejor qué va mal, pero al mismo tiempo asegurarnos no solo de a qué se aplica la RGPD, sino también poner en marcha estos programas de sensibilización con las autoridades de protección de datos, en protección de datos del consumidor, no solo en términos de usuario de coche.

encuentro-taller-incibe-coche-conectado-3.jpg

Hemos visto que la gente confía completamente en su dispositivo y asume que ellos no tienen una responsabilidad. Como en todo desarrollo tecnológico, será inevitable ese periodo en el que se empieza a entender mejor qué va mal, pero al mismo tiempo asegurarnos no solo de a qué se aplica la RGPD, sino también poner en marcha estos programas de sensibilización con las autoridades de protección de datos, en protección de datos del consumidor, no solo en términos de usuario de coche.

¿ESTÁN LOS FABRICANTES DE COCHES TENIENDO EN CUENTA LAS POLÍTICAS DE PROTECCIÓN DE DATOS A LA HORA DE DESARROLLAR SUS COCHES?

Lo hacen, pero diría que los fabricantes probablemente están más preocupados en mitigar su propia responsabilidad si algo va mal. Para mí, la RGPD no es solo mitigar la responsabilidad, sino optimizar la relación de procesamiento de datos, pensar en qué haría a los consumidores estar más satisfechos con el producto, y eso no está sucediendo aún. Como en todos los negocios, se quiere que el cliente esté contento, y, para ello, la transparencia y el reconocimiento mutuo es muy importante.

¿QUÉ PIENSAS DE INICIATIVAS COMO EUROCYBCAR?

Si tú manejas bien la protección de datos, manejas la ciberseguridad mucho mejor. Y también al revés: si estás acostumbrado a proveer de ciberseguridad a tus productos, estás mejor preparado para aplicar e implementar la RGPD.

De todas formas, volviendo a EUROCYBCAR, creo que sí puede ayudar a la industria del automóvil a ser mejor. Estamos hablando de que igual no hay suficientes iniciativas que se centren en cómo dar al conductor o a los pasajeros soluciones tecnológicas que sean ciberseguras.

Espero que este tipo de proyectos contribuyan no solo a evaluar cómo está diseñado un coche, o cómo de rápido va, o qué características tiene, sino cuáles son sus vulnerabilidades y cómo se ha desarrollado el coche en términos de protección de datos.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.