Hackerstyle

La experiencia de ‘jugar’ a las persecuciones de coches

¿Cansado de pelearte sólo contra el cronómetro de tu circuito de confianza? ¿Y qué tal, como alternativa, 'pelear' contra otro coche y un habilidoso especialista?

Imagen de la TrackDays Experiencia Persecución

El cine y la televisión tienen mucho de bueno. Son medios que nos informan y, sobre todo, nos entretienen. Sentados frente a ellos, olvidamos nuestros problemas del día a día. O no, porque, a veces, hacemos algo ‘mejor’ todavía: cogemos nuestros problemas y les ‘damos forma’ hasta asemejarlos a los antagonistas de la ficción. Y, a partir de entonces, cada victoria de los protagonistas es ‘nuestra’ victoria.

Ya hemos caído en la trampa de la ficción que, especialmente la dedicada a la acción pura y dura, nos tiende. Nuestras peores pasiones salen ‘a flote’. Evidentemente, la cinta se termina y la cordura vuelve a su sitio… ¿Pero quién no se ha encontrado a sí mismo preguntándose qué niveles de adrenalina se desatarían si eso fuese real… y si, además, tú fueras el protagonista?

Para muchos aficionados a la automoción, existe una ‘baja pasión’ que jamás sale de nuestro imaginario. Se trata de las persecuciones de coches, las cuales exhiben siempre un esquema más o menos común: ponte al volante, y escapa de tus perseguidores.

Esta ‘mala arte’ es todo un subgénero cinematográfico por sí sólo -con exponentes como ‘Bullitt’ o ‘French Connection’-, el cual ha llegado a trascender también al videojuego, con sagas como la legendaria ‘Grand Theft Auto’ o, sobre todo, ‘Driver’, una colección de títulos esta última donde cazar -o evitar ser cazado- es la premisa base. Imitar estos comportamientos temerarios en calles y carreteras te llevaría, obviamente, a aparecer en los telediarios. Pero, ahora, existe una forma de poder practicarlos sin violar ninguna ley ni reglamento. Ni, tampoco, causar daño a nadie.

Procura dejarlo atrás

En el Reino Unido -donde esta subcultura goza de un gran poso de entusiastas- la empresa TrackDays ha encontrado la fórmula ideal para que te sientas como un experto ‘piloto’ callejero’ en apuros. Todo comienza como cualquier otro día de circuito, con una tanda estándar de diez minutos que te sirve para acomodarte a las condiciones de la pista.

Al término de esos diez minutos, empieza el espectáculo. Un ‘Interceptor’ policial -en este caso, un brutal Dodge Charger SRT-8- salta al trazado. Y ya no sólo es que se acerque excesivamente a tu parte trasera… Es que no dejará de seguirte hasta que consiga frenarte… o hasta que tú hagas algo por evitarlo.

Para este ‘juego’, la empresa te deja elegir entre dos modelos: un Mazda MX-5, perfecto para los giros de 180º o, si prefieres, un auténtico desafío: un Porsche Boxster donde el ‘snap oversteer’ se convertirá en tu segundo peor enemigo.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.