Novedades

La Edición de Coleccionista que ahora ofrece el Abarth 695

De los que ya no quedan: así podemos calificar al pequeño Abarth, el único producto que ofrece esta marca deportiva de Fiat en la actualidad. Aún más exclusiva es la nueva serie especial que acaban de presentar.

Imagen tres cuartos delantero Abarth 696 Esseesse

Abarth es el ejemplo de que no hace falta mucho para conseguir que una marca sea deseable. En estos momentos la firma italiana sólo tiene en su cartera de productos un modelo basado en el Fiat 500… pero, eso sí, con múltiples versiones de diferentes potencias, acabados y a elegir con carrocería cerrada o con techo de lona. Además, los precios resultan bastante razonables.

Además, también es habitual que lance series especiales en tirada limitada, con detalles aún más deportivos y llamadas a convertirse con los años en futuros clásicos. Precisamente, Abarth lanza ahora la que ha denominado ‘Collector’s Edition’, una versión que se basa en el 695 EsseEsse o, dicho de otra forma, una de las variantes más radicales con las que ha contado el modelo.

Se trata de un coche que va a estar limitado a 1.390 unidades, que se repartirán en dos colores de carrocería: 695 para las pintadas en ‘Negro Scorpione’ y otras tantas para las que vienen en ‘Gris Campovolo’. Pero eso es sólo el principio de su exclusividad: se trata de un modelo que incluye un capó en aluminio -que, además de reducir el peso en un 25% respecto al capó de acero convencional, aseguran que tambien ‘cambia su distribución’-.

Imagen interior Abarth 695

También dispone de un gran alerón trasero regulable ‘para mejorar la aerodinámica’. Cuando va totalmente inclinado -eso equivale a 60º- la marca asegura que a una velocidad de 200 km/h, este ‘Spoiler ad Asetto Variable’ puede aumentar la carga aerodinámica hasta en 42 kilos, lo cual redunda en una mejor estabilidad en curva y mayor aplomo en recta.

Otras mejoras son el escape con doble salida firmado por Akrapovic que, con junto con otros cambios, han ayudado a reducir el peso del vehículo en 10 kg si se compara con el de un Abarth 595 Competizione, considerado hasta ahora como el referente por rendimiento dentro de la gama de este urbano… y respecto al cual, la nueva versión consigue batirle por una décima de segundo para cubrir los primeros 400 metros desde parado: en concreto, su marca se queda en 15,1 segundos.

Para concluir con lo que es el aspecto exterior, este coche viene co una decoración específica, como demuestran los detalles en blanco en la parte delantera y trasera, en las carcasas de los retrovisores o en los nuevos adhesivos laterales. Asimismo, las llantas de aleación de 17″ también son blancas, aunque tienen un embellecedor rojo, que es el mismo color que se ha elegido para las pinzas de freno, los logotipos ‘695’ del lateral o el emblema ‘695 Esseesse’ de la trasera.

En cuanto al interior, también hay detalles muy llamativos y materiales de mucha calidad. Por ejemplo, los asientos llevan bordada la leyenda ‘one of 695’ en la parte del reposacabezas, que va integrado en el propio bacquet; el hecho de que los asientos vayan numerados, es algo que sucede por primera vez en un Abarth.

Por otro lado, la decoración interior de estos asientos de la marca Sabelt va a juego con cada uno de los dos colores de carrocería disponibles, con costuras del mismo tono que la carrocería. Por lo demás, los cinturones de seguridad van en rojo con la parte trasera en blanco. Asimismo, el salpicadero se personaliza con una parte de revestimiento en Alcántara, que lleva la palabra ‘695 Esseesse’ cortada con láser. No faltan elementos en fibra de carbono para la palanca de cambios, los pedales o las inserciones del volante.

Tecnológicamente, el modelo tiene ya una cierta edad… pero, aún así, no falta la instrumentación digital o el sistema multimedia con pantalla táctil de 7″ -eso equivale a 17,8 cm de tamaño en diagonal-, compatible con Android Auto y Apple Car Play y que también cuenta con radio digital o sistema de navegación.

Rápido y con un precio elevado

La parte mecánica es conocida, pero no por ello menos interesante; bajo el nuevo capó dispone de un propulsor 1.4 turbo de cuatro cilindros, gasolina, con una potencia de 180 CV, capaz de conseguir que el coche alcance los 225 km/h -la marca hace la indicación que de esa velocidad se consigue si el alerón del techo está ajustado a cero grados de inclinación- y acelere de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos. Por cierto, que el cambio de serie es manual, aunque es opción se puede optar por una caja secuencial-robotizada con levas en el volante.

Imagen tres cuartos trasero Abarth 695

En cuanto al chasis, este modelo viene con amortiguadores Koni FSD de ambos ejes, así como con un potente equipo de frenos, dotado de discos delantero autoventilados con un tamaño de 305 mm y unas pinzas de cuatro pistones firmadas por Brembo. Todo lo anterior justifica en buena parte el precio del modelo, que arranca en los 36.587 euros, si bien con la actual promoción se queda en 29.464 euros.

La marca quiere hacer un guiño a su pasado, pues de hecho es un homenaje a un modelo de 1964, el ‘Cinquino’ tuneado como un Abarth 695 Esseesse y equipado con un motor que llevaba su cilindrada a los 690 cc y la potencia hasta los 38 CV, suficientes para alcanzar los 140 km/h.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.