Tecnología HC

La amenaza fantasma de la conducción asistida

Aunque no los conduzca Bill Murray, los coches con ayuda a la conducción pueden encontrar obstáculos en lo sobrenatural. ¿Cuáles son los fantasmas de la conducción asistida?

coche caza fantasmas
Imagen de Malachi Witt en Pixabay

Casi cualquier conductor reaccionaría con un frenazo ante la aparición de un objeto no identificado en medio de la carretera. Un coche con conducción asistida no se comportaría de forma diferente si en la vía aparece un ‘fantasma’.

Este es el término que utilizan los autores del estudio que ha logrado engañar a uno de estos sistemas. El experimento consiste en recrear la presencia de personas enfocando un proyector sobre la carretera. Además de proyectar marcas viales en el asfalto con el mismo fin.

Los investigadores aclaran el uso del término utilizado. Según Ben Nassi, uno de ellos: «un fantasma es un objetivo sin profundidad que trata de causar que un sistema de conducción asistida o autónoma considere este objeto como real».

En concreto, los objetos de estudio han sido un Tesla Model X y un Mobileye 630 PRO. Este último se trata de un avanzado sistema de asistencia a la conducción independiente y aplicable a cualquier coche.

Las pruebas han sido satisfactorias para el estudio, que ha demostrado que estos sistemas reaccionan como si se encontrasen con objetos reales. El coche reduce hasta 6 km/h su velocidad cuando detecta una proyección.

Precaución… ¿Extrema?

Los sistemas de conducción avanzados cuentan con cámaras y radares. Estos segundos no pueden reconocer las figuras proyectadas porque solo trabajan con objetos con profundidad. Es decir, que a la hora de detectar a los fantasmas solo operan las cámaras.

En una situación normal en la que las cámaras alertan de la presencia de un objeto, su análisis debería ser secundado por los radares. Algo que no sucede en este caso. La explicación que da Nassir es que «quizás sea parte de una política de ‘mejor prevenir que curar’ por parte de los responsables».

En cuanto a la simulación de las marcas de la vía, el sistema lee su presencia para efectuar un cambio de carril ficticio. Los investigadores publicaron un vídeo donde documentaban todos los procesos llevados a cabo.

Los mismos autores han presentado una forma de mitigar estos problemas. Han partido de los sistemas utilizados para desarrollar un nuevo modelo que proyecta luz propia para disipar la proyección.

El estudio no trata de criticar a Tesla ni a otros sistemas de conducción asistida. Solo está enfocado a fijarse en un fallo en el que nadie había incidido antes. De hecho, los responsables del estudio ya han afirmado estar en conversaciones con la compañía de Elon Musk.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.