Prueba a fondo

Probamos el Kia Proceed GT Line 1.5 TGDI: potente, tech… y a buen precio

¿Qué es lo máximo que puedes aspirar a comprar por unos 30.000 euros? La propuesta de Kia sería este Proceed: es potente, llamativo y tecnológico. Por no hablar de que cuenta con la etiqueta ECO y siete años de garantía.

Imagen aperitura Kia Proceed

Qué saber del Kia Proceed de la prueba

Que es una versión a medio camino entre un coupé… y un familiar. De hecho, su carrocería tiene un práctico portón trasero, mide 4,60 de largo y dispone de un maletero de 594 litros de capacidad o 1.545 si se abaten los asientos posteriores. Sin embargo, el diseño del modelo es muy llamativo, con un altura reducida de 1,42 metros, una línea de techo descendente…

Que el Proceed ha evolucionado como concepto, pasando de ser un modelo de tres puertas derivado del Ceed de cinco -aunque bien es cierto que con un diseño exterior diferenciado- a convertirse en un familiar. Un concepto poco habitual en el mercado ya que, de hecho, prácticamente no tiene rivales semejantes, más allá de un Mercedes CLA Shooting Brake, que tiene un precio superior.

Que esta es la versión intermedia en cuanto a motores dentro de la gama Porceed. Por debajo hay un propulsor 1.0 turbo de 120 CV, únicamente con cambio manual de seis marchas, y por encima hay un 1.6 turbo de 204 CV y sólo con cambio automático. Entre medias, nuestro protagonista, con el moderno 1.5 turbo de 160 CV, cambio automático, tracción delantera, sistema microhíbrido y pegatina ECO de la DGT.

Que con sus 160 CV y sus 1.455 kg, el rendimiento mecánico es realmente bueno: este coche tiene una velocidad máxima de 210 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos. En cuanto a los consumos, la media oficial declarada por la marca habla de 5,7 litros cada 100 km, para un depósito de 50 litros que le garantiza una autonomía razonable.

Que este motor solo se ofrece con el acabado GT-Line, un nivel bastante completo y que, además, suma un diseño exterior e interior con atractivos toques deportivos. Pero en cuanto a la tecnología, hablamos de un vehículo que viene de serie con elementos como freno de mano eléctrico, sistema stop/start inteligente, sistema de frenada de emergencia automático, faros de led, cuadro de mandos digital, sistema multimedia con pantalla de 12,3″, control de velocidad activo, asistente de mantenimiento activo de carril, sensores de aparcamiento delante y detrás, sistema automático de ayuda al aparcamiento, climatizador bizona, acceso y arranque manos libres, cargador inalámbrico para móviles…

La única opción disponible, aparte de la pintura metalizada, sería el pack llamado Premium, que cuesta 2.200 euros y que consta de asiento del conductor con reglajes eléctricos, tapicería de piel, asientos delanteros y traseros calefactables, asientos delanteros ventilados, portón trasero con apertura manos libres o volante con calefacción.

Hace tiempo que un Kia puede competir con cualquier rival. Pero es que, ahora, también se permiten el lujo de ofrecer modelos que casi no tienen competencia

No se puede decir que Kia sea ya una firma desconocida en España; casi 30 años después de su llegada a nuestro mercado, ha ido sumando decisiones de calado que han ido labrando una más que buena imagen de marca. Por poner algunos ejemplos, el patrocinio de un prometedor deportista llamado Rafa Nadal demostró que alguien dentro de la marca tenía muy buen ojo para mostrar su apoyo al tenista de Manacor.

Tampoco hay que olvidar cuando hace ya acerca de tres lustros, la firma coreana comenzó a ofrecer en sus modelos una inigualable garantía de siete años, tendencia que comenzó, precisamente, con la primera generación del Ceed. Y, más recientemente, han lanzado un sofisticado vehículo eléctrico, el EV6, que promete contar con versiones de hasta 585 CV, y que ha sido elegido por la prensa como ‘Coche del Año en Europa’.

Por supuesto, el hecho de contar con una gama de modelos que ha ido mejorando de forma ininterrumpida, ha contribuido al éxito comercial de Kia, tanto en Europa donde, por poner un ejemplo, en los primeros meses de este año ha logrado situarse como la quinta marca más vendida -con aumentos como el del 12,5% en el mes de abril, que contrasta con un mercado que globalmente ha retrocedido un 20,2% en ese mismo periodo-.

Resulta difícil encontrar un modelo de esta marca que no lo esté haciendo bien en el segmento al que pertenece; nos vienen a la mente el microurbano Picanto, el SUV Sportage, el híbrido Niro… y, cómo no, el Ceed. El compacto que demostró que los surcoreanos iban en serio, que podían ponerse a la altura de cualquier europeo o japonés, y que ha logrado mantener su éxito durante cuatro generaciones. Porque este coche ya empieza a acumular una notable tradición comercial, y eso le permite no solo ir progresando, sino también permitirse ciertas licencias.

Porque, ¿qué es si no contar en este segmento con dos Ceed… de carrocería familiar? Y es que, por un lado, en la gama actual puedes encontrar el familiar ‘clásico’, con un diseño más convencional y que se denomina Ceed Tourer. Y, por otro lado, el modelo que protagoniza nuestra prueba de hoy: el Proceed. La denominación no es nueva ya que Kia la empezó a utilizar poco después del lanzamiento del primer Ceed para identificar a las variantes con carrocería de tres puertas.

Sin embargo, en estos momentos, ese nombre es para un Ceed que podríamos definir como ‘shooting brake’, es decir, un coche a medio camino entre familiar y coupé. No es un tipo de propuesta muy extendida en el mercado y, de hecho, lo más parecido podrían ser el Mercedes CLA Shooting Brake y el VW Arteon Shooting Brake, situados por encima, ya sea por imagen/precio o por tamaño, respectivamente.

Así que, con todo, podríamos decir que este Proceed es algo muy exclusivo dentro de la categoría más generalista. Y es un vehículo que atrae desde el primer momento; aquello de que los vehículos familiares no podían ser atractivos fue un tópico desterrado hace ya mucho tiempo. El Kia luce muy bien, aunque hay que reconocerle parte de ‘culpa’ al acabado con el que se ofrece la versión probada, conocido como GT Line.

Eso quiere decir que las llantas de 17″, los paragolpes específicos, los faros de leds -incluidos los antiniebla delanteros-, el techo solar panorámico… todo viene incluido de serie. Como el resto de la gama Ceed, el modelo recibió una actualización hace algo más de un año, siendo uno de los cambios más evidentes el nuevo logo, de apariencia ahora mucho más ‘tecnológica’.

Por cierto, hablando de tecnología, este familiar viene con elementos habituales como el sistema de acceso y arranque manos libres -no hace falta sacar el mando del bolsillo para que, cuando te acerques al vehículo, este te ‘reconozca’ y desbloquee los seguros de las puertas-… y, eso sí, una sola cámara, ubicada en la parte posterior. Un detalle tech como el portón posterior con apertura mediante un movimiento del pie, lo puedes tener… si apuestas por el pack premium, que cuesta 2.200 euros.

Hablando de premium, hay que destacar que el interior de este Proceed tiene un toque de alta gama, ya sea por su aspecto tecnológico muy logrado, la propia apariencia del habitáculo o la calidad general. En este aspecto, se puede decir que entre los modelos que cuentan en torno a 30.000 euros, el de Kia es, posiblemente, uno de los mejores. De nuevo, ayuda que esta versión cuente con la terminación GT Line, con detalles como el volante o los pedales deportivos; o que también contase con la opción de la tapicería de cuero, los asientos delanteros con reglajes eléctricos…

En apariencia, nos convence particularmente que sea un modelo que está a medio camino entre lo analógico y lo digital, entre lo físico y lo táctil. No le faltan botones, como los del climatizador, el volante multifunción o los del propio sistema multimedia. Pero también demuestra su modernidad con la parte digital, bien representada por la doble pantalla para la instrumentación o el dispositivo de infoentretenimiento.

Comenzando por el cuadro de mandos, este Ceed puede llevar una variante digital, en concreto un pantalla de 12,3″, es decir, unos 31 cm en diagonal, lo cual le sitúa entre los más grandes. Es un dispositivo de muy buena resolución, indicaciones claras y que es configurable, pero hasta cierto punto.

Y es que su aspecto varía solo en cuanto a estética, y sólo lo hace de acuerdo al modo de conducción que selecciones para el vehículo. En concreto, hay tres: uno ‘eco’ de tonalidades azuladas, un modo ‘comfort’ más discreto y oscuro o el modo ‘sport’ con tonos blancos y rojizos. Cambian los colores y grafías, pero no la información, que siempre es la misma -velocímetro, cuentavueltas, nivel de gasolina y temperatura del motor-.

En la parte central de los dos relojes principales hay un espacio para diferentes funciones del coche, como el ordenador de a bordo, mensajes de alerta -por ejemplo, si la presión de un neumático es baja-, indicaciones del lector de señales de tráfico, velocidad en formato digital, funcionamiento del sistema micro-híbrido o de los asistentes a la conducción… e, incluso, algún detalle curioso, como puede ser que la indicación del dispositivo que te advierte de un obstáculo en el ángulo muerto, se hace tanto a través del propio espejo retrovisor como en una indicación en esta instrumentación.

Y luego toca hablar de la parte multimedia, que es conocida porque guarda mucho en común con la que se puede encontrar en otros Kia de la nueva generación -como vimos hace poco en el Sorento-, pero también en modelos de su marca hermana Hyundai. Comenzando por la posición de la pantalla -que mide 10,25″, es decir, 26 cm en diagonal-, se encuentra bien situada por altura, si bien esta versión de tamaño ‘XL’ del sistema, hace que el manejo de las salidas de aire que la flanquean sea algo más incómodo.

El dispositivo en sí es completo… y tal vez un poco complejo, por la gran cantidad de funciones que engloba. De hecho, si ves que no encuentras alguna de ellas, puedes recurrir a un ‘buscador’, como si fuese un teléfono móvil -debes pulsar en el símbolo con la lupa- y empezar a escribir aquello que estés buscando.

Además, el dispositivo viene con una fila de botones para acceder más rápido a las funciones principales -radio, navegación, ajustes, fuentes de sonido…-, así como dos teclas con el símbolo de la estrella. Una va en el volante, otra en el propio sistema multimedia, que puedes programar para acceder a toque de botón a alguna funcionalidad que desees -y que no esté en el menú básico- porque, por ejemplo, la utilizas a menudo.

Por otro lado, puedes encontrar cosas curiosas, como el ‘modo aparcacoches’ que, en combinación con la app y los servicios conectados ‘UVO connect’ te permite conocer la situación del vehículo en caso de que lo dejes a alguien; incluso, puedes configurar una zona o área y que, en caso de que el coche se salga de esa zona, te envíe una alerta al teléfono.

También cuenta con el llamado ‘modo silencioso’; cuando lo activas, por ejemplo, solo se escuchan los altavoces delanteros y hasta un cierto nivel de volumen, lo cual puede estar bien cuando viajas con niños pequeños en las plazas traseras .y van durmiendo durante el trayecto.

Tampoco falta la grabadora de notas de voz, que puede resultar interesante para que no se te olvide algo mientras vas conduciendo, no confías mucho en tu memoria y -como es lógico- no puedes apuntarlo en algún sitio y no llevas contigo a nadie que te pueda echar el cable. Si lo deseas, también puedes escanear un código QR que aparece en la pantalla para ver en tu teléfono el libro del usuario del Kia… o bien sacar el manual ‘físico’ que encontrarás en la guantera y que debe superar las 500 páginas.

La parte multimedia engloba las funciones principales, pero también pequeñas aplicaciones que resultan curiosas e, incluso, prácticas

Y, finalmente, otro de los clásicos del sistema multimedia de los Kia es la función denominada ‘sonidos de la naturaleza’, que reproduce una serie de archivos sonoros pregrabados que lo que pretenden es relajar a los pasajeros mientras van a bordo: por ejemplo, el sonido de un ‘pueblo nevado’, el de un ‘día lluvioso’, las ‘olas del mar’, una ‘terraza de cafeteria’…

interior Kia Proceed

Por lo que se refiere a la conectividad, este Kia dispone de interesantes servicios. Por ejemplo, se puede ver información del tiempo -con datos como la temperatura máxima y mínima o las probabilidades de lluvia tanto para el día actual como para los siguientes-, realizar un diagnóstico del vehículo, conocer precios de las gasolineras próximas, los parkings o los radares -información propocionada por TomTom-… o, cómo, descargarse una app en el móvil que permite vincular teléfono y coche, para así disponer de información y realizar acciones de manera remota. Estos servicios vienen incluidos de serie durante un periodo de siete años.

Dicha app, disponible tanto para móviles Android como iOS, entre sus funciones se encuentran la de poder localizar la ubicación del coche, enviar al vehículo puntos de interés, recibir información del estado del vehículo -con datos como la presión de los neumáticos, cómo están los frenos-, llevar un histórico de los viajes que has llevado a cabo, abrir o cerrar los seguros de las puertas a distancia…

Por cierto, que hablando de Android y Apple, el Proceed es compatible con ambos protocolos, aunque tendrás que utilizar un cable. No es necesario cable, sin embargo, para recargas el móvil, siempre que tu teléfono sea compatible con ese tipo de tecnología.

¿Quién se va a acordar del diésel?

La combinación del motor 1.5 turbo de gasolina con 160 CV y el cambio automático automático de siete velocidades, da un resultado excelente. Eso quiere decir que, por ejemplo, no tiene nada que envidiar a toda una referencia como es el 1.5 TSI del Grupo Volkswagen; incluso, mientras que los coches de este grupo cuentan con el dispositivo de desconexión de cilindros, el del Kia viene con un sistema microhíbrido que, como primera ventaja, conlleva el disponer de la me¿Merecen la etiqueta ECO estos cinco tecno-coches? de la DGT en el parabrisas.

Esta tecnología no sirve para impulsar al vehículo a base únicamente de electricidad, pero sí que la utiliza para disponer de un sistema stop/start particularmente suave tanto para detener el motor como para volver a ponerlo en marcha… o para contar con un punto de empuje ‘extra’ en momentos como la aceleración o al circular en cuestas pronunciadas.

Por otra parte, también permite circular en modo ‘vela’, es decir, que si las circunstancias son favorables, como un terreno ligeramente descendente, el dispositivo micro-híbrido desconecta puntualmente el motor de combustión, contribuyendo al ahorro de combustible.

imagen maletero Kia Proceed

La consecuencia de todo esto es que las prestaciones son muy buenas -para ver lo rápido que es el coche te recomendamos que elijas la posición ‘sport’ del selector de modos de conducción-, pero lo mejor son los consumos. Durante nuestra prueba, en la que cubrimos un largo recorrido con cuatro personas en un trayecto por autopista, la cifra media no alcanzó los seis litros.

Ayudas a la conducción: todas son de serie

Otra virtud del Proceed con el acabado GT Line es que incluye, sin que suponga un sobreprecio, todas las ayudas a la conducción de las que pueda presumir, hoy en día, el Proceed. Por ejemplo, el control de ángulo muerto en los retrovisores, que evalua la presencia de algún otro vehículo en la parte lateral del Kia, para avisarte mediante una señal visual y sonora… siendo novedad en este rediseñado Ceed, el hecho de que el sistema también intervenga activamente en la dirección para evitar que un cambio de carril pueda suponer una maniobra que entrañe algún riesgo.

Lo que pudimos comprobar durante este CarLab, es que incluso una vez rebasado y superado con cierta distancia a otro vehículo, cuando intentas regresar al carril sigue enviando un mensaje de alerta, cuando ya no existe el peligro.

También se incluye de serie la combinación del sistema de mantenimiento de carril -que es un paso más respecto a la ayuda que, simplemente, te corrige en caso de que el coche se vaya a salir de las líneas que delimitan un carril- con un control de velocidad activo o ‘Smart Cruiser Control’, como lo denominan en Kia.

El funcionamiento del sistema es realmente bueno, ambas ayudas actúan con finura y te liberan de bastante trabajo en la conducción -aunque, como siempre, recordamos que no hablamos, en ningún caso, de un vehículo autónomo y que siempre el conductor debe mantener el control de lo que sucede durante la marcha-.

Se complementa el plantel de ayudas con elementos como el cambio automático entre luces cortas y largas, el dispositivo de prevencion de colisiones por tráfico cruzado trasero -es decir, que si estás desaparcando de una plaza, lo haces marcha atrás y no tienes muy buena visibilidad, este sistema te advertirá de la presencia de algún vehículo que se aproxime por alguno de los dos lados y, en último término, aplicará los frenos-… También cuenta con lector de señales de tráfico o un asistente de prevención de colisiones frontales. Lo que, curiosamente, no ofrece… es el dispositivo de llamada de emergencia.

Por lo que se refiere al precio de esta versión, resulta de lo más competitivo. Es cierto que -como la práctica totalidad de vehículos del mercado- ha experimentado una subida en los últimos meses -también ha sumado algún detalle extra de equipamiento, como las funciones más completas de los asistentes a la conducción-… pero da igual: con todas las promociones actuales de Kia, su coste es de 30.059 euros. Teniendo en cuenta su exclusividad o que no tiene rivales directos -lo más parecido sería un Mercedes CLA 200 Shooting Brake, que cuesta 37.001 euros… o más de 40.000 euros si igualas su equipamiento al del coreano-, tiene ganado su espacio de mercado.

VALORACIONES
Conectividad
8
Asistentes a la conducción
8.5
Tecnologías de confort
8
Tecnologías de entretenimiento
7.5
App
8.5
Apasionada del movimiento, tenga la forma que tenga. Transportarme es un sueño. Los automóviles son los que mejor lo expresan. Periodista, conductora, correctora. Saber cada día un poco más y contarlo. HackerCar es el medio ideal para continuar creciendo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.