Prueba a fondo

Kia Ceed GT Line 5p

Una de las marcas que mejor lo ha hecho en los últimos tiempos ha sido Kia. El paso fundamental lo dio al apostar por modelos de calidad y con una amplia garantía. Ahora, la preguna es: ¿está preparada para dar el siguiente salto y convertirse en la marca referente por tecnología entre las generalistas?

IMagen del Kia Ceed cinco puertasa de color azul en imagen estática

Qué debes saber de este Kia Ceed

Que ésta ya es la tercera generación del Ceed: un compacto que en la actualidad, en esta variante de cinco puertas, tiene un tamaño de 4,31 m de largo, 1,80 m de ancho y 1,44 m de alto. Su maletero es de 395 litros, cuenta con un depósito de 50 litros y su peso en marcha es de 1.415 kg.

Además de esta carrocería, el actual Ceed se puede elegir en familiar y en una novedosa versión conocida como ProCeed, también de cinco puertas, pero con una apariencia más deportiva, tipo coupé. Asimismo, ya se ha anunciado para final de año una cuarta variante que recibe el nombre de XCeed y que tiene un diseño tipo ‘crossover’.

Que hemos probado el acabado más completo de la gama. Se denomina GT Line y es el más deportivo y equipado. Cuenta de serie con tecnologías como sistema multimedia con pantalla de 8”, navegador, cargador inalámbrico para el móvil, cámara de ayuda al aparcamiento, compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play, sensores de luz y lluvia, asistencia de mantenimiento en el carril, selector de modos de conducción, detector de fatiga del conductor, dispositivo de advertencia de colisión frontal… Faros delanteros ‘full Led’ -que pueden cambiar entre luz corta y larga de manera automática si detectan la presencia de algún vehículo al que se pueda deslumbrar-, acceso y arranque sin llaves, reconocimiento de señales de tráfico, detector de obstáculos en el ángulo muerto de los retrovisores, sistema de aparcamiento automático… o equipo de sonido JBL.

Que su precio habitual es de 29.900 euros pero, con su actual promoción -que implica una rebaja de 5.650 euros-, la tarifa total se queda en 24.250. Eso sí, para ver ‘de qué es capaz’ este modelo desde el punto de vista tecnológico tienes que invertir los 1.600 euros del llamado ‘Pack Premium’ que, además de elementos como los asientos con regulación eléctrica, suma el control de velocidad inteligente y un dispositivo capaz en situaciones de tráfico ‘intenso’ de seguir al vehículo precedente y mantenerte dentro de las líneas que delimitan el carril.

Que nuestra versión lleva el motor 1.6 turbodiésel de 136 CV y la caja de cambio automática de siete velocidades. Este Ceed puede alcanzar 200 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos y consume una media de 4,3 l/100 km, según datos oficiales facilitados por la propia marca.

Que el coche naciera con el nombre de Ceed era un indicio de que se había desarrollado para la «Comunidad Económica Europea». Sin embargo, hacía falta algo más para triunfar en Alemania, Francia, Italia o España.

Aún recuerdo la primera vez que una unidad del primer Kia Cee’d llegó al garaje de la redacción. Era el año 2007 y hay un recuerdo que no se me olvida de ese coche: la calidad del interior. Los coches coreanos apenas llevan 20 años en el mercado español, y las referencias en cuanto a acabados que yo tenía de ese tipo de vehículo eran, simplemente, correctas… pero nada del otro mundo.

Sin embargo, me subí en el coche y empecé a tocar la gran superficie de plástico blando y acolchado que cubría casi todo el salpicadero. Y no recordaba ningún otro modelo similar que me ofreciese una sensación tan buena. La impresión también fue muy agradable al pulsar los distintos botones e interruptores, al accionar las palancas tras el volante o al escuchar el sonido de la puerta al cerrarse. Incluso el motor -de gasolina- era silencioso y no vibraba en absoluto.

Con todo esto llegué a la conclusión de que, en un tiempo récord, Kia se había puesto a la altura de sus rivales europeos y japoneses en lo relacionado con algo tan importante como la calidad. Y no era cuestión de primeras impresiones: la propia marca certificaba que su producto era bueno ofreciendo una garantía de nada menos que siete años, algo que ha ido manteniendo en sus sucesivos lanzamientos.

Para que te hagas una idea: si compraste un Kia justo en verano de 2012, cuando la selección española de fútbol levantaba su segunda Eurocopa consecutiva -tras ganar en la final por 4-0 nada menos que a la favorita Italia-, ahora mismo estarías apurando los últimos días de su garantía mecánica.

En 2019 poco se le puede objetar a Kia en términos de calidad, eso ha quedado claro. Incluso hay estudios, como el de JD Power, que emplazan a la marca coreana en el segundo lugar -sólo superado por Genesis, la marca de lujo de Hyundai; estas dos, junto con Kia, pertenecen al mismo grupo industrial- de un ranking que valora la calidad inicial que perciben los compradores en sus vehículos.

Sin embargo, en HackerCar queríamos ver si la marca de Seúl era capaz de afrontar el actual reto al que se enfrentan los fabricantes: el de la tecnología y la conectividad. En resumen, si sus coches pueden equipar lo último en dispositivos multimedia, y otras tecnologías de moda.

Y nada mejor para comprobarlo que recurrir al Ceed, por todo lo que representa para Kia, por ser un modelo aún muy novedoso y por su buena aceptación en países como España, donde en lo que va de año es el segundo coche más vendido de la marca, muy cerca del Sportage, que pertenece al segmento tan de moda de los SUV.

Tecnológico por parte de hermanos

El salpicadero del Ceed es un ejemplo de diseño lógico y ordenado. No tiene la sofisticación de -por ejemplo- un Mercedes Clase A, y tampoco llega a ser tan esquemático como el de un Renault Mégane… pero, en conjunto, transmite buenas sensaciones. Al frente de todo se sitúa la pantalla del sistema multimedia y de infoentretenimiento que no va integrada en la consola central, sino que sobresale y queda ubicada justo por delante de las salidas de ventilación.

Imagen del interior del Kia Ceed

Este dispositivo, al primer golpe de vista, cumple por diseño y ergonomía: desde su pantalla táctil de 8” -equivalente a 20 cm en diagonal- se puede acceder al sistema de navegación, conectividad para móviles Android y los iPhone, cámara de marcha atrás… Pero, además, no encomienda todo al display, sino que conserva en la parte inferior una fila de botones con accesos directos -radio, media, búsqueda de emisora o pistas, mapa, navegador, ajustes y un botón de ‘favorito’ para asociarlo a la función que desees-, además de dos ruedecitas.

Toda la parte del sistema multimedia te sonará… si hace poco te subiste en un Hyundai de nueva generación. Y es que el Kia comparte son su hermano coreano mucha de su parte gráfica y modo de funcionamiento.

No se le puede reprochar nada a la calidad del dispositivo en sí. Puede que no tenga la vistosidad de los sistemas que ya proponen Renault, Peugeot, Skoda… pero al menos por gráficos, resolución de imagen o sencillez de manejo sí que supera a los japoneses equivalentes -Mitsubishi, Honda, Subaru…-.

Como era de esperar, el sistema es compatible con los protocolos Android Auto y Apple CarPlay, lo cual significa que al conectar tu smartphone vía USB ya dispones de interesantes funciones adicionales del teléfono que puedes controlar desde el coche, como la lectura de mensajes de WhatsApp, la posibilidad de utilizar Waze -es un navegador que, apoyado en una comunidad de millones de usuarios, te permite recibir en tiempo real información del tráfico, de posición de radares, de posibles incidencias en la carretera…-, de escuchar música que tengas en el móvil…

Imagen del sistema multimedia del Kia Ceed

Volviendo al sistema en sí, como pantalla de inicio el Ceed muestra una división en dos zonas para contemplar con rapidez lo que ofrece el dispositivo. A la izquierda una versión reducida del mapa de la navegación y a la derecha, tanto la información sobre la fuente de sonido que escuches como otros servicios o ajustes del sistema.

Uno de esos ajustes permite que el Kia sea capaz de captar redes WiFi inalámbricas que haya en las proximidades, tanto abiertas como protegidas con contraseña -incluida la que tú mismo puedes generar desde tu dispositivo móvil-. De esta forma, y como si de un ordenador se tratase, el Kia dispondrá de Internet… aunque, de momento, no para muchas tareas.

Por ejemplo, no puedes utilizar esa conexión para navegar por Internet o acceder a redes sociales… pero el coche sí lo utilizará, por ejemplo, para que el sistema de navegación tenga acceso a información del tráfico en tiempo real y te pueda decir con exactitud cuánto vas a tardar en llegar al destino que hayas seleccionado. Este servicio se incluye de serie durante siete años, que es un plazo de tiempo muy amplio.

Imagen del nuevo Kia Ceed desde tres cuartos trasero

Por otro lado, con la conexión a Internet este Kia también puede ‘dar vida’ a una serie de apps que van incluidas en el dispositivo, como la que da información meteorológica del lugar donde te encuentres -u otro que selecciones- o la que permite localizar puntos de interés -POI- con la ayuda de un buscador. ¿Lo ideal? Que, en una segunda fase -aprovechando un futuro restyling para este coche- esa conexión WiFi pudiera utilizarse para más funciones o, por ejemplo, para descargarse actualizaciones de software del dispositivo, del navegador…

Por concluir con este dispositivo, una curiosidad… que puede que te venga muy bien para recordar algo que dices mientras conduces y no puedes apuntar con boli o papel: este Ceed dispone de su propia grabadora de notas de voz. Basta con acceder a ‘todos los menús’, ‘notas de voz’, para grabar lo que desees y reproducirlo cuando quieras.

A falta de pantalla digital, un ordenador muy completo

Una de las cosas que, en breve, va a comenzar a llegar a la gama Kia es el cuadro de mandos digital, algo que ya está disponible en coches como el Seat León, Renault Mégane, Honda Civic, VW Golf… y a los que se unirá el Opel Astra. Mientras tanto, nuestro Kia se conforma con la habitual instrumentación analógica compuesta por grandes relojes, que dejan espacio entre ambos para un display a color capaz de mostrar información muy variada.

Por ejemplo, no falta la presión de los neumáticos -con medición exacta en tiempo real-, te avisa si tienes alguna puerta abierta -y también las ventanas-, refleja los principales datos de la conducción -distancia y tiempo recorrido, consumo medio-, cuenta con brújula, enseña los asistentes a la conducción que están en funcionamiento -como el avisador de salida de carril-, las indicaciones del lector de señales de tráfico… Sobre este último, a modo de curiosidad -y como se puede apreciar en la imagen de abajo-, en nuestra unidad se producía un pequeño ‘bug’ o error de software que superponía dos señales.

También es el lugar desde el que realizar ajustes en todo lo que tiene que ver con las diferentes ayudas a la conducción, o activar sistemas como el cargador inalámbrico del móvil, la iluminación ambiente del habitáculo… ¿El dato más curioso que puedes consultar? En las versiones diésel -como la probada- una gráfica muestra el nivel de urea restante que queda en el depósito -sustancia que ayuda a reducir las emisiones de este tipo de mecánicas-.

Otra gráfica llamativa es la que representa lo que Kia denomina ‘nivel de atención’ y que, en teoría, mide tu nivel de concentración al volante. Dicho nivel lo mide en una escala que va del uno al cinco, de tal manera que cuanto más bajo sea ese valor, menos es la atención que estás prestando a la tarea de conducir. ¿Y qué hace que se reduzca la escala? Por ejemplo, cuando no te detienes a descansar después de cierto tiempo conduciendo; si la cifra baja por debajo del uno, aparece un mensaje que te aconseja que tomes un descanso.

Sí, aunque es un Kia también puede llevar…

Además de los sistemas ya mencionados, esta variante del Ceed con acabado GT Line viene equipada con otras microtecnologías, entre las que destacan:

BOTÓN SPORT: UN POCO DE GENIO
El Ceed también puede incluir un selector de modos de conducción, si bien no resulta tan completo como el de otros compactos. Así, justo al lado de la palanca del cambio cuenta con un botón que lleva la palabra ‘Sport’. Si lo presionas, la dirección se vuelve más firme, al tiempo que la respuesta del acelerador se vuelve más inmediata y el cambio también permite que el motor se revolucione más antes de subir de marcha.

Si vuelves a presionar el botón entra el modo que, por defecto, está activo cuando pones en marcha el vehículo: el ‘Comfort’. ¿Un detalle poco habitual por parte de Kia? En el libro de instrucciones aseguran que en el modo Sport, el consumo de combustible puede ‘empeorar’.

UNA AYUDA PARA APARCAR -PERO NO COMPLETA-
Esta versión también lleva incluida una ayuda al estacionamiento que se activa pulsando un botón situado junto a la palanca del cambio. Con ella activada, el Kia puede medir los posibles huecos de aparcamiento -tanto en línea como en batería; no en diagonal- y luego ayudarte, tomando el control de la dirección, a introducir el coche en la plaza escogida.

A pesar de lo que dice el manual de instrucciones, el sistema en general funciona bien para aparcar el vehículo; y es que el libro del usuario considera como ‘condiciones no operativas’ para que el sistema haga bien su trabajo algunas situaciones, como que el espacio para aparcar esté en una curva, que la calzada esté inclinada, que presente baches… e, incluso, con nieve, lluvia o «vientos intensos».

El sistema se complementa con una cámara trasera, que te ayuda a ver lo que pasa tras el vehículo, Sin embargo, no hay más cámaras que esa, cuando la competencia ya dispone de sistemas que muestran el contorno del coche ‘a vista de pájaro’.

CARGADOR INALÁMBRICO: NO LE ECHES CABLES

En la parte inferior de la consola central hay una pequeña superficie en la que si depositas un móvil que sea compatible, éste se carga sin necesidad de que lo conectes por cable a alguna de las tomas USB del coche. Para que entre en funcionamiento debes tener todas las puertas del coche cerradas y el contacto puesto. Posteriormente, basta con que dejes el teléfono en el centro de la superficie -no se puede poner más de un teléfono- y que compruebes que no hay ningún otro objeto en esa zona de carga.

Imagen de la superficie que carga el móvil en el Kia Ceed sin urar cables

Al hacerlo, si todo va bien, se enciende un testigo en color naranja que indica que la carga se está llevando a cabo. Cuando concluya, se pondrá en verde. Recuerda que este tipo de cargador necesita aproximadamente el doble de tiempo que un cargador de pared como los que utilizas en casa.

UN EQUIPO DE SONIDO MÁS QUE BUENO
En la versión GT Line analizada viene incluido de serie un equipo de sonido puesto a punto por el fabricante estadounidense JBL. Dispone de un total de ocho altavoces que suman un total de 320W. De esos ocho hay un altavoz de 80 mm en el salpicadero, uno en cada puerta de 160 mm, otros dos altavoces de graves y 25 mm en el salpicadero y un subwoofer en el maletero.

Imagen de uno de los altavoces que equipa el Kia Ceed

Todos ellos potenciados por un amplificador de ocho canales situado bajo el asiento del pasajero, y una tecnología que llaman Clari-Fi y que ayuda a recuperar parte de la calidad de sonido que se pierde en aquellos archivos que se comprimen como MP3.

La calidad de sonido es buena, los graves son contundentes y no hemos percibido distorsión. No tiene muchas opciones para ecualizar el sonido -aparte de la clásica de graves, medios ya agudos-, manejarlo desde el volante lleva un poquito de tiempo porque hay otros muchos botones junto a los que permiten controlar el equipo del sonido y el diseño de las tapas de los altavoces situadas sobre el salpicadero no terminan de convencernos por diseño pero, en general, es muy potente.

VALORACIONES
Conectividad
7,5
Asistentes a la conducción
8
Tecnologías de confort
8
Tecnologías de entretenimiento
7,5
B. Rozas
Apasionada del movimiento, tenga la forma que tenga. Transportarme es un sueño. Los automóviles son los que mejor lo expresan. Periodista, conductora, correctora. Saber cada día un poco más y contarlo. HackerCar es el medio ideal para continuar creciendo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.