Ataques

Kawasaki descubre un espía dentro de su red informática

Kawasaki ha descubierto que era víctima de un ciberataque: la llevaban un tiempo espiando desde dentro. ¿Qué han logrado los crackers y cuáles han sido las consecuencias?

Imagen de una moto Kawasaki haciendo un caballito
Foto: Piqsels.

Kawasaki Heavy Industries, la compañía matriz de la marca de las populares motocicletas, ha descubierto que alguien que no debía había accedido a su red informática interna. Como resultado de ese ataque, se puede haber filtrado información confidencial de la empresa.

Aunque la empresa lo hizo público a finales del mes pasado, el incidente se detectó el pasado 11 de junio. Ese día, Kawasaki descubrió mediante una auditoría interna que una de sus oficinas en Tailandia tenía establecida una conexión no autorizada con un servidor informático localizado en su sede de Japón.

Kawasaki afirma en un comunicado que ese mismo día procedieron a cerrar dicha conexión. Sin embargo, más tarde descubrió otros accesos no autorizados a servidores en Japón desde otros sitios en el extranjero -Indonesia, Filipinas y Estados Unidos-, que también se anularon. Esta serie de ciberataques se realizaron mediante tecnología avanzada que no dejaba rastro, lo que dificultó el hallazgo.

¿Qué consecuencias ha tenido este ciberataque?

Actualmente, Kawasaki ya ha restablecido las comunicaciones entre la central y las oficinas exteriores. También ha reforzado las medidas de control de acceso y está monitoreando el tráfico de la red. Además, informará a los clientes que puedan haber sido afectados por este ciberataque.

Los datos que se pueden haber filtrado son de una variedad muy amplia. Kawasaki es un gigante que fabrica motos, trenes, infraestructura relacionada con la energía y equipamiento industrial, entre otras ocupaciones. También maneja información relacionada con la defensa ya que produce aviones y submarinos para el Ministerio de Defensa japonés, según explica Japan Times.

No obstante, la empresa no tiene, de momento, constancia de que los crackers hayan extraído información confidencial. Kawasaki no ha encontrado evidencia que le lleve a confirmar o descartar ese aspecto.

De cara al futuro, la compañía ha comunicado que reforzará la monitorización y el control de acceso en las redes de comunicación entre sus diferentes oficinas. También ha establecido un grupo de ciberseguridad que buscará fortalecer las medidas de seguridad y analizar los últimos métodos de acceso no autorizado para evitar que vuelvan a ocurrir sucesos como este.

He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.