Concepts y prototipos

Kar-go: el prototipo autónomo más simpático

En el mundo de la logística, llevar el producto hasta tu casa es siempre el paso más caro y menos eficaz. ¿Puede el coche autónomo solucionar esto? Con prototipos como éste, tal vez sea posible.

Imagen del prototipo autónomo Kar-go

Aunque en tu día a día no te pares a pensarlo, prácticamente todo lo que te rodea -lo que comes, lo que llevas puesto o lo que manejas- ha necesitado, en algún momento, transporte desde la fábrica al comercio. O también, desde el comercio hasta la puerta de tu casa.

Y es precisamente esta última fase la que más quebraderos de cabeza trae para las empresas de reparto. No en vano, entregar paquetes individualmente en cada hogar es una tarea costosa. Además, si tienes en cuenta la posibilidad de que no coincidas en casa con el mensajero, estas operaciones son poco eficaces.

¿Dónde está la solución a este problema? Pues posiblemente en un rincón de Gales. Concretamente, en un pequeño equipo de investigadores que está poniendo a punto los últimos detalles de un robot repartidor autónomo, denominado Kar-go.

Diseñado para ‘el último kilómetro’

Este vehículo plantea múltiples ventajas frente a los medios tradicionales de reparto. Por ejemplo, su reducido tamaño es muy inferior al de una furgoneta estándar, lo que evitaría la formación de atascos en las calles.

Imagen del prototipo Kar-go inacabado

Otro aspecto destacable es la forma de entrega. Siguiendo el estilo de Uber, mediante una aplicación móvil puedes designar la hora de recogida que quieres y el punto más próximo a tu posición. Una vez llegues al Kar-go, éste abrirá su parte trasera y podrás llevarte tu paquete.

¿Qué más retos quedan por superar para este prototipo? Tratándose de una máquina que se desplaza por la ciudad -incluso por aceras o caminos no señalizados– sin el control de una persona, lo vital es… que no asuste a los ciudadanos de a pie.

Y en este aspecto, el empresario William Sacheti -su «padre»- tiene clara la solución: un diseño atractivo y que despierte simpatía. Como él mismo dice, «creo en un diseño bonito. Así es como aseguramos que un ente robótico -como este vehículo de reparto local- sea visto como algo amigable -e, incluso, adorable- en lugar de una amenaza».

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.