Personas

Jeff Zwart: El director de cine ocho veces ganador del Pikes Peak

A veces pilota Porsches y a veces los graba... Así es la vida de Jeff Zwart, y éstos son los consejos que te da si quieres dedicarte a rodar con todo tipo de vehículos.

Porsche Cayenne tres cuartos frontal rodaje Jeff Zwart

¿Se puede compaginar ser cineasta con ganar la subida a la colina Pikes Peak? Les presentamos a Jeff Zwart, leyenda de la conducción «off road» y del rodaje a partes iguales. Zwart lleva 30 años vinculado a la marca alemana haciendo anuncios y cortometrajes con sus vehículos. Ha trabajado con muchos otros fabricantes –BMW, Cadillac, Hyundai, Ford…-, pero reconoce que los Porsche son especialmente fotogénicos; son deportivos que, gracias a esa característica, le ayudan desde el principio con parte del trabajo.

Jeff Zwart comenzó su carrera audiovisual a mediados de los años 70, como fotógrafo de la popular revista estadounidense “Road & Track”. En aquella época, compaginaba esta tarea con sus estudios en la universidad. Cubría rallyes y se atrevía tanto con un artículo periodístico, como con un reportaje publicitario. “Soy cineasta dese hace 30 años, pero la disciplina que la fotografía me enseñó es muy importante”, recuerda hoy en día; “si eres capaz de hacer planos como fotos, partirás de una muy buena filosofía de trabajo”.

Los consejos del maestro

Zwart celebra las facilidades que hoy en día tiene quien quiera iniciarse en la cinematografía. Frente a las prohibitivas cámaras de sus comienzos, “ahora puedes empezar incluso con tu propio teléfono móvil. Ese conocido dicho de que ‘la mejor cámara es la que siempre llevas contigo’ es hoy más cierto que nunca”. Destaca la importancia de sentirse cómodo con el equipo utilizado, para que la creatividad fluya en el trabajo. “La puesta de sol en sus últimos momentos, una tormenta acercándose, un automóvil derrapando durante un breve instante… Si no eres capaz de configurar el equipo lo suficientemente rápido como para captar todas esas realidades, tal vez no lo hayas elegido correctamente», sentencia. En cualquier caso, Zwart considera que lo más importante es tener una historia qué contar y un punto de vista. Con esos elementos, las facilidades técnicas de hoy en día no serán un obstáculo.

Ahora bien, uno tiene que prepararse. Zwart mantiene que los “storyboard” tienen que realizarse aunque no se trabaje por encargo de un cliente. Recomienda unos 30 bocetos para los planos correspondientes a una grabación de 30 segundos. “Nunca me siento cómodo grabando si antes no lo he dibujado en una hoja de papel”, admite. Si vas a grabar coches, la iluminación cobra especial importancia para destacar su diseño: “hay aplicaciones móviles que dicen a qué hora y dónde se pondrá el sol o incluso cómo incidirá la luz. No renuncies a toda esta tecnología que, sin duda, facilita las cosas”.

Tú importas más que tus herramientas

Zwart afirma que busca un efecto inmersivo y participativo en todo lo que graba. La clave está en los enfoques, y en que éstos contengan un punto de vista personal. “Coloca el vehículo en medio de un espacio abierto y camina alrededor de él”, recomienda; “modifica el punto de vista y prueba con diferentes objetivos para ver qué es lo que mejor funciona”. Él contempla los vehículos como si fueran espejos: “son superficies reflectantes que no se ven igual de bien con todas las iluminaciones, así que elige la posición del sol y juega cuidadosamente con las sombras”.

No podía faltar el truco de correr hacia el coche con la cámara, mientras éste rueda hacia ti. Según Zwart, así puede dar la impresión de que un vehículo que circula a 60 km/h, lo hace a 140 km/h. Sea como sea, la clave estará en tu espontaneidad.

No pases por alto estos detalles

Pero hay un asunto en el que tal vez no hayas pensado todavía… La captación del sonido. Según dónde coloques los micrófonos en la trasera del vehiculo, obtendrás un resultado u otro. Y, cuando todo tu trabajo llegue a postproducción, Zwart te aconseja que no te cierres. Puedes aprender mucho de sus profesionales

Mientras tanto, ¿qué pasó con su carrera como piloto? A día de hoy, Zwart vive en Colorado y sigue siendo instructor en la subida a Pikes Peak. Él mismo ha participado en esta prueba en 17 ocasiones. Sus ocho victorias las ha conseguido siempre a los mandos de un Porsche 911… adecuadamente preparado para las exigencias de esta dura competición. Este año, volverá a ponerse a los mandos de un Porsche 935 de 700 CV en la categoría “Time Attack” (pensada para coches de producción). El 935 ha sido cedido a Zwart por el coleccionista Bob Ingram. Así las cosas, ¿quién mejor para inmortalizar los Porsche que Zwart cuando se quita el mono y el casco?

Periodista y académica de la comunicación. Quería descubrir cómo sería el automóvil del siglo XXI. Ahora que lo sé, quiero descubrir cómo será el de la era cibernética. Trabajar en HackerCar me permite disfrutar de él en todo su esplendor. El mejor coche es el que está por llegar. Apasionada de la competición y de cómo las nuevas tecnologías se aprovechan para obtener la última milésima.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.