Consejos HC

Jeep quiere cometer ‘menos errores’ con sus coches; ¿cómo podría eliminar los relacionados con la ciberseguridad?

Es una marca mítica y especializada en vehículos todo terreno. Y aunque su imagen como fabricante es de sobra reconocida y admirada, aún deben dar un paso para mejorar en los ranking de fiabilidad y también en cuanto a número de ventas. ¿Cómo lo quieren conseguir? Eliminando sus 'errores'.

Imagen de un Jeep observado por varios ingenieros
Imagen generada por la IA de Bing

Y aunque en un principio todo esto suene a algo relacionado con aspectos informáticos o de software, lo cierto es que desde el fabricante estadounidense anuncian que para reducir el número de errores lo suyo es disminuir las posibilidades de que estos se produzcan. ¿Y cómo lo quieren conseguir? Recortando el numero de versiones y variantes que ofrecen de sus modelos.

Al mismo tiempo, llevar a cabo esa práctica de reducir la complejidad de la producción, también ayudaría a mejorar la calidad del producto. Es algo que destacó el propio vicepresidente senior de Jeep, Bill Peffer, quien considera que la reducción de esa complejidad es algo a lo que las marcas tienden de manera constante, pero que todavía pueden ir un paso más allá.

Y es que con esa simplificación, “no solo se generan eficiencias, sino también menos oportunidades de cometer errores”. Aplicado a Jeep, se traduciría en la eliminación de versiones innecesarias para ofrecer gamas más ajustadas. A este respecto, ponen como ejemplo el que será su nuevo y gran SUV totalmente eléctrico, el Wagoneer S, que solo va a tener una versión con un único propulsor.

En el otro extremo sitúan al Grand Cherokee que, dependiendo del mercado, dispone de dos tipos de carrocería diferentes -corta y larga-, tres sistemas de propulsión diferentes y, en algunos de ellos, la posibilidad de elegir entre propulsión trasera o a las cuatro ruedas. Y eso no es todo, porque en las versiones híbridas enchufables hay un total de cinco terminaciones a elegir, mientras que en las de gasolina hay nada menos que nueve.

En el caso del Wrangler ocurre lo mismo, pues cuenta con dos tipos de carrocería, cuatro mecánicas, seis equipamientos y multitud de opciones de personalización. Creen que una simplificación les puede ayudar a seguir dando pasos en lo que ya están empezando a conseguir: Mejores resultados en las encuestas de satisfacción de los clientes.

A este respecto ponen el ejemplo de la que elabora JD Power, que en su estudio con más de 30.000 propietarios que tenían coches del año 2021 y, por lo tanto, con tres años de antigüedad, la marca Jeep aparecía en una posición intermedia, por debajo de los líderes como Lexus y Toyota, pero por encima de Hyundai o Subaru.

¿Y cómo reducir los fallos de ciberseguridad para Jeep?

Cabe recordar que este fabricante estadounidense protagonizó uno de los casos de ciberataque más mediáticos de la historia. Fue en 2015, cuando los hackers e investigadores Chris Valaseck y Charlie Miller demostraron para la revista Wired que podían aprovechar una vulnerabilidad en el sistema multimedia UConnect para tomar el control de diversas funciones del vehículo de forma remota, consiguiendo apagar el motor, inutilizar los frenos, activar la climatización… El coste reputacional y económico fue notable, después que Jeep tuviera que llamar a revisión a 1,2 millones de unidades de sus modelos para corregir ese fallo.

Otra manera de evitar fallos de ciberseguridad es que los distintos modelos de su gama sean sometidos a ensayos periódicos que determinen el nivel de protección de sus vehículos. En realidad es algo que en los vehículos nuevos que Jeep tenga que vender en regiones como la Unión Europea, Corea del Sur o Japón va a ser un requisito obligatorio desde este mismo mes de julio de 2024.

La empresa pionera en realizar este tipo de ensayos es vasca y se encuentra radicada en Vitoria-Gasteiz. Nos referimos a EUROCYBCAR, cuya CEO y fundadora es Azucena Hernández y que desarrolló en primicia mundial el Test EUROCYBCAR, con patente internacional y que, de hecho, sirvió de inspiración posteriormente a la normativa UNECE/R155 de ciberseguridad en vehículos, que es la que entra en vigor este 6 de julio, con un total de 70 requisitos que los vehículos -coches, furgonetas, camiones, autocares, remolques…- deben cumplir para conseguir un certificado de una entidad independiente que demuestre que son ciberseguros.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.