Movilidad

¿Irías al trabajo en un coche autónomo? En EE.UU. no se fían

Si estás dispuesto a pagar más por un trayecto con tal de no hacer experimentos, no estás solo; muchos estadounidenses están contigo. Los datos de la última investigación sobre preferencias de transporte son muy claros.

Un estudio de la Universidad de Washington ha hallado que la mayoría de los estadounidenses preferiría seguir yendo al trabajo con su coche, antes que recurrir a los servicios de un vehículo autónomo. Y lo que es más revelador: Incluso si tardaran menos, seguirían optando por el primer tipo de trayecto.

La investigación contó con 502 participantes de todo EE.UU. En la encuesta se les planteó un trayecto de 15 millas, para el cual tenían la opción de realizarlo con plataformas de transporte con conductor, como Uber (en un tiempo de 15 minutos más otros dos de espera, por un precio de 15 dólares -13,60€-); o en su vehículo privado (20 minutos en total, ascendiendo los costes a 5 dólares -4,50€-). Sin embargo, sólo a la mitad de los participantes se les dijo que la primera opción implicaba subirse a bordo de un coche autónomo.

Tabla estudio revista Transportation
El dilema al que se tuvieron que enfrentar la mitad de los participantes en la investigación: ¿Coche autónomo o vehículo propio?

Los encuestados consideraban el uso de plataformas como Uber un 13 % más baratas en términos de tiempo. Ello se debe a que, al no conducir ellos, pueden hacer algunas tareas mientras son transportados. Pero, a pesar de este dato, el vehículo autónomo les parece un 15 % más caro siguiendo esa misma escala.

Cómo se han calculado los resultados

Uno de los autores de la investigación, Don MacKenzie, explica el método que se propuso a los encuestados para valorar las distintas alternativas de transporte. “La idea es que ‘el tiempo es dinero’, por lo que el coste total de conducir incluye tanto los costes financieros como su equivalente monetario en tiempo empleado viajando”. Una vez obtenidas las respuestas, los autores las convirtieron al coste del viaje por hora. “Si alguien valora el coste de su viaje en 15 dólares por hora, significa que les disgusta tanto una hora de viaje como gastarse 15 dólares”, explica Andisheh Ranjbari, otro de los ingenieros del Centro de Cadenas de Suministro, Transporte y Logística de la Universidad de Washington. El método exacto con el que se realizaron estos cálculos puede consultarse directamente en el artículo publicado por este equipo de investigadores en la revista científica ‘Transportation’.

“Creemos que lo que los encuestados nos están diciendo es que, si se pusieran a circular con un vehículo autónomo hoy en día, estarían tan estresados con la experiencia que sería peor que si condujeran ellos”, afirma MacKenzie. En consecuencia, sugiere que los coches autónomos ofrezcan ventajas adicionales para que los usuarios los escojan. De acuerdo con el baremo de la investigación, MacKenzie estima que deberían ser siete dólares (6,35€) por hora más baratos.

¿Un invento demasiado nuevo?

Por término medio, los encuestados valoraron en 25 dólares por hora (22,65€) el tiempo gastado viajando en conducir su propio coche; en cambio, el de plataformas como Uber, fue fijado en 21 dólares (19€) por hora. Esta última cifra se disparaba hasta los 28 dólares (25,35€) entre los participantes para los que el vehículo ofrecido era autónomo.

De esta manera, el estudio refleja lo poco familiarizados que están la mayoría de los usuarios con los vehículos autónomos, y los recelos que todavía existen para su uso cotidiano. “Esto destaca los riesgos de hacer predicciones basándonos en cuánta gente dice que demandaría vehículos autónomos a día de hoy”, concluye MacKenzie.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.