Empresas

Ionity: ¿necesitan un ‘empujón’ sus cargadores rápidos?

Surgida como una prometedora oportunidad, la expansión de Ionity parece desarrollarse algo más lenta de lo que esperaban las marcas participantes. Por ello, algunas han optado por inyectar nuevos estímulos a la 'joint venture'.

Imagen de un Audi e-tron GT en cargadores de Ionity

Incluso un dibujo animado puede contener una lección de la vida real. En la antigua película ‘Las Doce Pruebas de Astérix’, la pareja de irreductibles galos debe obtener un formulario concreto de un edificio poblado por burócratas. Apostados tras sus ventanillas, estos ineficientes funcionarios llevan de un lado a otro a los protagonistas, colocándolos al borde de la locura al ver tan complicado su trámite.

Salvando las distancias, algo similar parece ocurrir entre la Unión Europea y Ionity. Esta ‘joint venture’ -fundada en 2017 por la unión de varios fabricantes de automóviles- aspira a conquistar el Viejo Continente con sus cargadores rápidos de hasta 350 kW. Sin embargo, la lentitud en la concesión de los permisos por parte de cada país miembro -y la pandemia– habrían ralentizado su expansión, la cual se cuenta actualmente por las 400 ‘electrolineras’ que ya están en servicio.

Lejos de amilanarse, las marcas participantes han decidido dar un paso adelante y reunir un total de 700 millones de euros, como estímulo para la ampliación de esta red de alta potencia. Según las previsiones del consorcio, dicha cantidad hará posible contar con un total de 7.000 postes de recarga rápida para el año 2025.

¿Cómo lo valoran las marcas participantes?

Además de aumentar su número, Ionity planea introducir un concepto más amplio de ‘electrolinera’. Denominado ‘Oasis’, integrará -al uso de las estaciones de servicio tradicionales- zonas de ocio y descanso como tiendas, cafeterías o restaurantes.

Imagen de un Porsche Taycan en los cargadores de Ionity

Para Porsche y Audi, los cargadores de Ionity son de los mejor capacitados para aprovechar la potencia de carga de sus Taycan y e-tron GT. Así lo refrenda el CEO de los primeros, Oliver Blume: «Estamos asistiendo a un claro aumento de la electromovilidad y de la infraestructura de carga de alta potencia. En Porsche esperamos que el 50 % de los coches entregados en todo el mundo sean parcial o totalmente eléctricos en 2025 y, al final de la década, ese porcentaje subirá a más del 80 %. Al invertir en la empresa conjunta Ionity estamos enviando a los clientes el importante mensaje de que aumenta aún más la facilidad y la comodidad de viajar en un vehículo eléctrico».

Por su parte, su colega de Audi Markus Duesmann opina parecido: «Ahora más que nunca, lo importante no es sólo el producto, sino todo el ecosistema. Con su enfoque en el avance y la mejora de la oferta de la red de recarga, la expansión de Ionity desempeñará un papel clave para hacer más atractivos los vehículos eléctricos».

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.