Novedades

¡Ahora sí! Precios en España del VW ID.3 eléctrico

La firma de Wolfsburgo se adentra, con todas las consecuencias, en el mercado de los coches eléctricos. ¿Es este modelo el empujón que faltaba? ¿Qué es lo que aporta de nuevo?

Volkswagen ID3 gris circulando por la carretera

La nueva Volkswagen ya está en España. La filial de la marca alemana ha revelado a la prensa nacional los detalles más interesantes del desembarco de su ID.3 en nuestro mercado.

El primero de ellos es que -como verás más adelante- el ID.3 apunta a que será el VW más configurable de los últimos tiempos. Varias opciones mecánicas -poco habitual en un eléctrico-, varios rangos de autonomía y tres acabados. Todo es poco para un vehículo que está llamado a convertirse en el nuevo ‘coche del pueblo’, capaz de dejar al Golf como un recuerdo lejano.

Chispazo… y cuenta nueva

¿Por dónde empezar a describir este coche? Por el principio, que es su parte técnica. El ID.3 está basado en la nueva plataforma MEB, creada ex profeso para modelos ‘cero emisiones’. Es también -economías de escala mandan- la base de los ‘parientes’ que irán apareciendo en otras marcas del grupo, como el Seat El-Born.

Hablamos de un compacto que mide 4,26 m de largo, por 1,80 de ancho y 2,76 de distancia entre ejes. Estas dimensiones le permiten alojar hasta cinco pasajeros, y ofrecer una carga útil entre 416 y 541 kg.

Imagen tres cuartos posterior del definitivo Volkswagen ID.3

Hasta aquí, las que serán las características comunes a todos los ID.3 que salgan de la fábrica. En los concesionarios españoles, empezaremos por elegir una de las tres variantes: ‘Pure’, ‘Pro’ y ‘Pro S’. Todas ellas incorporan equipamientos similares, distinguiéndose principalmente por algunos detalles estéticos… y por la capacidad de su batería.

La más básica –Pure– ofrecerá 45 kWh, y una autonomía de 330 km que deberían ser suficientes para un uso racional y asequible. La versión Pro -y también la limitada 1st Edition, para quienes reservaron primero- mejora a la anterior con 58 kWh y 411 km. Pero el ‘tope’ está en los 77 kWh y 550 km de la Pro S. Recargar cualquiera de ellas tampoco será un quebradero de cabeza: con 30 minutos en un cargador rápido, deberías poder recorrer unos 290 km en la variante intermedia.

Estas células se combinan con varias posibilidades de propulsores eléctricos, con potencias desde los 126 CV hasta los 204. Todos ellos se instalan en la parte posterior, y proporcionan motricidad a las ruedas traseras. Buena parte de aquella habitabilidad interior se debe, sin duda, a este esquema ‘todo atrás’ que tanto recuerda a clásicos como el 600.

Motor de las nuevas generaciones

Y es que, no en vano, VW ha querido que este modelo sea atractivo para los jóvenes que buscan «algo más» en su movilidad. Para ello, ofrece toda una serie de novedosas ayudas a la conducción como el control de crucero adaptativo -con función Stop&Go-, o un asistente de luz dinámica que modifica constantemente el haz de los faros para no deslumbrar a los demás coches.

Dentro impera la búsqueda de un espacio abierto y diáfano, sin túnel central para una transmisión que no existe. Aquí este modelo acoge ‘gadgets’ tan interesantes como, por ejemplo, un Head-Up Display que proyecta los datos sobre el parabrisas con realidad aumentada.

Interior del Volkswagen ID.3 de muestra en la presentación de Madrid

También tienes a tu disposición un sistema de iluminación ambiental que reacciona a tus actos, y está integrado con otras funcionalidades del coche. De este modo, puede avisarte del carril al que debes cambiarte para seguir la ruta cargada en el navegador. O, de una forma similar al mítico ‘Coche Fantástico’, puede complementar al asistente de voz.

Pero, a la hora de la verdad, el argumento más poderoso del ID.3 tendrá que ser el precio. De momento, parece que Volkswagen mantendrá la ‘promesa’ que hizo en el pasado Salón de Frankfurt: un ID.3 Pure costará menos de 30.000€. Además, vendrá acompañado -desde el minuto uno- de una oferta de rénting muy interesante. Por una cuota mensual de 275 euros -aportando unos 3.325€ como entrada- podrás tener uno en tu garaje.

Esto es lo que cuesta el nuevo VW ID.3

Sin embargo, todo eso será más adelante: de momento, la oferta inicial se centra en la versión con motor de 204 CV con la batería de 58 kWh -es decir, un punto intermedio dentro de la gama-.

El precio del acabado 1st Plus es de 43.730 euros, sin incluir las ayudas gubernamentales -de entre 5.500 y 6.500 euros, según entregues un coche a cambio para achatarrar- o los posibles descuentos adicionales que quiera restar la propia marca. Este coche viene de serie con llantas de 19″, sistema multimedia con navegador, acceso y arranque manos libres, control de velocidad inteligente o faros delanteros de leds.

También dispone de cuatro tomas para USB, es compatible con Apple Car Play -sin necesidad de conectarlo con cable-, detector de fatiga, cámara de marcha atrás, asistente virtual por voz, radio digital… y, sí: frenos traseros de tambor.

Entre las opciones destacan diferentes tipos de cargadores por precios que van entre los 400 y los 850 euros, más el paquete de instalación por entre 950 y 1.450 euros. Por lo que se refiere a los colores, tan sólo hay cuatro disponibles, siendo de serie la combinación bicolor negro y gris. Por 645 euros hay tres opciones más en blanco/negro, gris manganeso/negro y turquesa/negro.

Si lo prefieres, hay una variante mejor equipada, que se llama 1st Max, por un precio de 48.890 euros. Suma las llantas de 20″, un sistema interior de iluminación ambiental, un dispositivo HUD que proyecta datos en la zona del parabrisas o funciones más completas para el control de velocidad inteligente, como la que te mantiene dentro del carril o te asiste en caso de que sufras una emergencia mientras conduces.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.