Novedades

Hyundai i30 N: en qué gana a un VW Golf GTI

Cualquier modelo compacto con carácter deportivo que ha llegado al mercado en los últimos 45 años ha tenido un objetivo básico: ganar al GTI. El renovado i30 N lo consigue en uno de los datos clave.

Imagen frontal del nuevo Hyundai i30 N 2021

La actual generación del i30 estrenó, por primera vez en 2017 , una versión deportiva con variantes de cinco puertas y ‘Fastback’ -berlina/coupé- dotadas con motores 2.0 turbo que después de 25.000 unidades vendidas en toda Europa y de recibir muy buenas críticas, afrontan su primera renovación -en realidad, una continuación del restyling que hace escasos meses sufrieron las versiones ‘convencionales’ y menos potentes del i30-.

Dicha renovación es evidente en el exterior, porque la parte frontal se ha actualizado y es bastante más llamativo y personal. Paragolpes, parrilla, faros de leds -y con luces diurnas en forma de led- le dan un mejor aspecto. También hay una actualización de la parte trasera, más evidente en el cinco puertas -faros, alerón de techo…- que en el Fastback.

Estos coches seguirán estando disponibles en una gama de siete colores, entre ellos el llamativo azul Performance Blue que se puede ver en las imágenes. Asimismo, de serie vienen equipados con llantas de 18″ y neumáticos Michelin Pilot Super Sport, aunque si lo deseas es posible optar a unas de 19″ de aleación forjada, lo que quiere decir que son hasta 14,4 kg más ligeras que las que equipaba su predecesor en la misma medida. Éstas se combinan con unos Pirelli P-Zero desarrollados específicamente para estos i30 N.

En cuanto al interior, también se beneficia de las mejoras, muchas de ellas tecnológicas, que ha estrenado la gama 2020 de los i30. Por ejemplo, la consola central cuenta con el nuevo sistema multimedia y de infoentretenimiento con pantalla táctil de 10,25″, compatible con los protocolos Android Auto y Apple Car Play... y con los servicios conectados BlueLink.

Imagen interior de un Hyundai i30 N

Eso significa que el coche añade nuevas funciones que se pueden disfrutar a bordo -navegación con información del tráfico e indicaciones para cubrir a pie el último tramo de nuestra ruta, disponibilidad de plazas de aparcamiento…- o desde fuera, mediante la utilización de una app que se empareja con el coche y permite consultar a distancia todo tipo de información del coche.

Llega ‘el gran cambio’

Hasta el momento, la versión deportiva del i30 -que no la más extrema; también se han vendido una variante aligerada conocida como Project C– se podía adquirir con el bloque 2.0 turbo gasolina, de cuatro cilindros, con versiones de 245 y 275 CV, aunque en mercados como el español finalmente sólo ofreció la más potente.

De cara al modelo 2021 hay mejoras mecánicas que permiten a esa segunda versión llegar a los 280 CV… aunque lo más interesante es que ya no sólo va a estar disponible con la caja manual de seis velocidades, sino también con una transmisión automática de doble embrague y con ocho velocidades. Eso significa que supera en una marcha a todo un referente como el VW Golf GTI y situándose al nivel del BMW 128ti.

Esta caja cuenta con levas en el volante para subir o bajar de marcha, pero también dispondrá de tres funciones, todas ellas encaminadas a mejorar el rendimiento. Por ejemplo, la denominada N Grin Shift que permite, segúna la marca, “liberar la máxima potencia de motor y transmisión durantr 20 segundos”; cuando se activa -desde un botón en el volante-, comienza una cuenta atrás que dice el tiempo en el que estará disponible… y que, al menos por lo que dice la explicación, parece asemejarse bastante a un overboost.

Por otra parte se encuentra la función N Power Shift, que se activa cuando se acelera a más del 90% y que tiene como objetivo mitigar la caída de par cuando el motor sube e marchas, consiguiendo un empuje más constante y una ganancia de velocidad sin interrupciones. De hecho, Hyundai declara que incluso la sensación es de que se incrementa el empuje con cada cambio de marcha.

Por último está la denominada N Track Sense, que se activa cuando cree que el coche se encuentra en condiciones óptimas para practicar una conducción muy deportiva, por ejemplo cuando se rueda en un circuito, y que aseguran que hace que la transmisión funcione como si a los mandos estuviese un piloto de carreras.

Imagen de un Hyundai i30 N en tres cuartos trasero

Ojo a las prestaciones de este compacto cuando va equipado con el pack Performance: la marca habla de una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos con una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

Y otras cinco personalidades a elegir

Por lo demás, el vehículo en su conjunto también cuenta con un selector de modos de conducción, con un total de cinco configuraciones a elegir, que van desde el modo ‘Eco‘ -para mejorar la eficiencia- hasta el ‘Normal‘ -que busca el mejor equilibrio-, el modo ‘Sport‘ -más deportivo- y dos modos extremos, uno de ellos personalizable. ‘N’ y ‘N Custom’.

Según el modo seleccionado varían parámetros como la respuesta del motor, de la suspensión, la dureza de la dirección, el funcionamiento de ayudas electrónicas como el control de estabilidad o el diferencial de deslizamiento limitado, el sonido del escape o la velocidad del cambio automático.

Avatar
La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.