Concepts y prototipos

‘Hoonitron’: el ‘juguete’ que Audi ha regalado a Ken Block

Ken Block y Audi celebran el inicio de su colaboración con un 'proto' ultramoderno... pero que mira de reojo el legado de los cuatro aros en los rallys.

Imagen del Audi Hoonitron con Ken Block

Está claro que, a Ken Block, la edad no le pesa. Ni más ni menos que 54 primaveras atesora este singular acróbata del volante. Y, aunque pueda parecer mentira, los 16 años que ya acumula dentro de una jaula antivuelco no son sino una etapa más en una vida consagrada a danzar con el riesgo desde que, en su juventud, se alzara por primera vez sobre un monopatín.

Ahora, su nombre arrastra a millones de fans en todo el mundo quienes, siempre pendientes de sus redes sociales, difunden por doquier sus ‘performances’. O, como a él le gusta llamarlas, sus ‘Gymkhanas’. Cada una deja en el olvido a la anterior, cumpliendo así con la máxima circense del ‘más difícil todavía’… pero con ingentes cantidades de goma quemada por medio.

Para estas acrobacias suele contar con el apoyo de las marcas que, en cada momento, le han ‘motorizado’ en los campeonatos de rallys. Porque, ésa es otra: Ken Block no se casa con nadie. Entre sus ‘exparejas’ ya colecciona nombres con mucho peso en los tramos como Subaru o Ford. Incluso, recientemente, tuvo la osadía de ‘importar’ un Skoda Fabia R5 a EE UU. Sin embargo, desde este mismo otoño, su corazón está con Audi.

Maniobras ‘orquestadas’… pero en -relativo- silencio

Tras una larga serie de ‘documentales’ junto a piezas legendarias como el Quattro S1 del Grupo B, estaba claro que algo tramaba Block en complicidad con la firma de Ingolstadt. Y no ha querido esperar para revelar ese ‘algo’, que ya sabemos que se llama… ‘Hoonitron’.

El Audi Hoonitron en compañía del Quattro S1 Pikes Peak

Un ‘stunt car’ 100% eléctrico no es ya una novedad -en eso, su amigo Vaughn Gittin Jr. se le adelantó-, mas pocos resultarán tan espectaculares. Un chasis íntegramente realizado en fibra de carbono se ve recubierto por paneles sintéticos ultraligeros, creando una estampa que nos retrotrae a las imágenes de Walther Röhrl ejecutando sus ‘pasos de baile’ preferidos sobre la tierra rojiza de Pike’s Peak. Pero aquí no hay cinco cilindros ‘soplados’, sino la discreta melodía de dos propulsores gemelos -uno por cada eje-, cuya potencia conjunta aún no ha sido revelada.

Parte posterior del Audi Hoonitron

Eso sí, todo pinta a que no le faltará fuerza. Al menos, el propio Ken Block ya reconoce el gran desafío que le supondrá adaptarse a su conducción: «Audi me dio la oportunidad de probarlo durante unos días en Alemania. Estoy familiarizado con una gran variedad de coches con motor de combustión interna y distintos tipos de transmisión, pero aquí había muchas cosas nuevas por aprender. Hacer un trompo a una velocidad de 150 km/h saliendo directamente desde parado y utilizando únicamente el pie derecho es algo totalmente nuevo para mí. Nuestro trabajo se centró en que el coche y yo nos acostumbráramos el uno al otro».

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.