A revisión

Por qué Honda ha revisado el software… del limpiaparabrisas

Honda tendrá que reparar un error de software que afecta a más de 700.000 unidades vendidas en EE.UU. Entre los dispositivos afectados se encuentran el limpiaparabrisas y las luces de advertencia. Pero esa no es la única llamada a revisión de la marca...

Honda Accord Hybrid tres cuartos frontal

El pasado 15 de diciembre, Honda llamó a revisión a más de 1,4 millones de unidades en EE.UU. La medida llegaba justo después de que la Agencia Nacional para la Seguridad del Trafico (NHTSA, por sus siglas en inglés) detectara toda una serie de incidencias en varios de sus modelos.

La primera de ellas es un error de software que afecta a 737.230 vehículos. El fallo afecta claramente a la seguridad, ya que altera el funcionamiento de los limpiaparabrisas, el sistema de desempañado, la iluminación exterior y la cámara de visión trasera. Según la marca, una combinación de “acciones del conductor y condiciones del vehículo puede interrumpir la comunicación eléctrica entre varios componentes, dando como resultado el encendido de las luces de advertencia”. Los vehículos afectados son los Honda Accord de entre los años 2018 y 2020, así como los Insight de los dos últimos años. A lo largo de la segunda quincena de enero, los propietarios recibirán las correspondientes cartas para que se pasen por el taller.

Los ejes de transmisión, también bajo investigación

La segunda llamada a revisión afecta a 430.000 unidades algo más antiguas. Además, Honda solo necesita avisar a los propietarios de 22 estados de la zona del noreste del país. El problema es el riesgo de rotura tanto del eje de transmisión izquierdo como del derecho. Su origen se encuentran en unos revestimientos defectuosos, más sensibles a la corrosión. Este problema conlleva el peligro de que se produzca una pérdida repentina de potencia… o incluso desplazarse a mayor ritmo cuando no está puesto el freno de mano. La marca no tiene noticias de que el defecto haya provocado todavía accidentes o daños personales.

De esos 430.000 vehículos, 220.000 son Accord fabricados entre los años 2013 y 2015. El resto son Honda Civic Hybrid del 2012, y Honda Fit (conocido como Jazz en nuestro mercado) de 2007 a 2014. Además, la firma de deportivos de Honda, Acura, también se ve afectada en este caso: los Acura ILX de 2013 a 2015 tendrán que pasar igualmente por el taller. Acura tiene presencia principalmente en el mercado estadounidense; el ILX es una berlina deportiva compacta, construida sobre la base del Civic sedán que se vende en EE.UU.

Riesgo de incendio en los CR-V más antiguos

Por último, 268.650 Honda CR-V de entre 2002 y 2006 pueden sufrir un sobrecalentamiento en el botón del elevalunas eléctrico del conductor. Al parecer, no estaba adecuadamente aislado y la humedad podría penetrar en el mecanismo. El riesgo consiguiente es que se funda o incluso que afecte también al cableado. Como consecuencia, el interruptor podría llegar a emitir humo al interior del habitáculo, y provocar un incendio. La situación con esta última llamada a revisión es algo más delicada, porque Honda ya había reparado los interruptores en octubre de 2012; a pesar de todo, se han registrado 16 incendios (eso sí, sin heridos). Por lo tanto, esta vez la división de Honda North America se compromete a sustituir las piezas, cosa que hará a partir del 18 de enero.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.