Concepts y prototipos

Honda inventa un coche autónomo… y divertido

¿Un vehículo autónomo divertido de conducir? ¿Cómo es posible? ¿No es contradictorio? Honda pretende hacerlo posible. En el salón de la electrónica CES Las Vegas, la firma nipona presentará el Augmented Driving Concept.

Honda Augmented Driving Concept tres cuartos

Los fabricantes de coches siguen apostando fuerte por los salones tecnológicos. Un buen ejemplo es la próxima presentación del Honda Augmented Driving Concept, un descapotable de dos puertas que se exhibirá en el CES de Las Vegas, entre el 7 y el 10 de enero. Este evento es la principal cita de la electrónica de consumo a nivel mundial.

En principio, el Augmented Driving Concept es un coche autónomo. Sin embargo, Honda quiere que este prototipo sea “para gente que todavía quiere experimentar la emoción y la excitación de conducir”. Y es que parece que la marca japonesa está harta de vehículos autónomos que se limitan a llevarte del punto A al B, sin margen para la improvisación cuando apetezcan nuevos destinos durante el trayecto.

Augmented Driving Honda esquema

Automatización a la carta

¿Dónde está el truco? En los ocho modos de autonomía en la conducción, entre los que los ocupantes del vehículo pueden elegir. Los pasajeros pueden intervenir en cualquier momento si quieren salirse del guión; pero sin necesidad de pasar a un modo totalmente manual. Sin embargo, Honda se ha guardado las características exactas de cada modo de funcionamiento para su presentación oficial en el CES Las Vegas.

Además, la marca promete que las transiciones entre los modos de conducción autónoma y semiautónoma serán imperceptibles. Para lograrlo, sería el propio coche el que, con una serie de sensores, controlara las intenciones del conductor, para decidir instantáneamente qué grado de autonomía tiene que ofrecer. Si detecta que quiere descansar o que se va a producir un choque, el modo autónomo interviene automáticamente. No obstante, si el conductor desea regresar a una conducción completamente autónoma, puede cambiar de modo sólo con pulsar un interruptor.

Por fuera, en el frontal, llama la atención la voluptuosa carcasa de plástico que alberga los faros delanteros y el logo de Honda. Mientras tanto, dentro del habitáculo, lo único que tiene el Augmented Driving Concept es un volante. No hay ni un solo elemento adicional: nada de instrumentación, ningún sistema de infoentretenimiento. Sólo dos filas de asientos y un volante con el que se controla todo. De esta manera, para arrancar el coche, hay que darle dos pequeños golpes con la mano. Por otro lado, en marcha, no sólo sirve para marcar la dirección al vehículo, sino que también es el dispositivo mediante el que acelerar y frenar. Si el conductor tira del volante hacia él, el Augmented Driving Concept decelera; si, por el contrario, lo empuja, ganará velocidad. En el salón CES Las Vegas, Honda ofrecerá a los visitantes una demostración virtual de todas estas operaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.