Expertos HC

«Hay que crear centros de control que detecten ataques contra coches»

El terrorismo cada vez preocupa más a la población, debido al empleo de aviones en el 11-S en 2001 o camiones, como sucedió en 2016 en Niza y Berlín.

soc de innotec

En el atentado de Berlín de hace un par de años, una tecnología como el sistema de asistencia al frenado con el que contaba el camión evitó una tragedia aún mayor. De hecho, al detectar el primer impacto ,el sistema activó el mecanismo automático de frenado. Es obvio que el terrorista desconocía esta funcionalidad, pero de haberla conocido, ¿habría podido desactivarla fácilmente?

No le habría sido difícil inutilizarlo

Como ya demostró Robert Leale, fundador de CanBusHack, en la conferencia Black Hat de 2016, es posible saturar el bus CAN –la red de comunicación que interconecta los sensores y los actuadores de un vehículo- de forma que el sistema de frenado automático nunca habría detectado el primer impacto. La única traba es acceder físicamente al bus de comunicaciones -en algunos vehículos incluso se puede hacer desde el exterior; por ejemplo desmontando los espejos eléctricos-. Nada comparado con la dificultad que supone secuestrar a un conductor y reducirlo para poder hacerse con el camión. Y, en breve, puede que no haga falta ni eso.

Los vehículos autónomos empiezan a ser tendencia en el sector del transporte de mercancías. Ya están siendo usados, por ejemplo en minería, y Uber hizo en septiembre de 2016 su primera prueba de transporte autónomo en una carretera de Colorado -EE.UU.-. Ante este escenario, la posibilidad de que un cracker, desde cualquier lugar del mundo, se haga con uno de estos vehículos puede terminar convirtiéndose en un peligro real.

Debería ser una preocupación para los fabricantes, sobre todo si tenemos en cuenta la cantidad de ataques que han sufrido otros vehículos con control remoto -como los drones domésticos-, donde, en muchos casos, basta acercarse al aparato en cuestión para poder suplantar la red a la que se conectan y tomar el control.

Carlos Tomás estudió ingeniería en electrónica industrial aunque su principal pasión, la ciberseguridad, le llevó en 2012 a fundar Enigmedia. Se trata de una compañía dedicada al cifrado de comunicaciones y en los últimos años dedicada a la protección de infraestructuras críticas e industriales, desarrollando productos y soluciones innovadores en el campo de la criptografía.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.