Ataques

Los crackers se infiltran en la Fórmula 1

Hace unas semanas, la aplicación móvil de la Fórmula 1 lanzó algunas notificaciones extrañas… pero no ha sido el único ciberataque de los crackers al que se ha enfrentado el Gran Circo.

Mercedes W12 F1 tres cuartos trasero
2021 Styrian Grand Prix, Sunday - LAT Images

Sábado 2 de julio del 2021. Max Verstappen consigue dar otro golpe de autoridad en la sesión de calificación del Gran Premio de Austria; y Lando Norris sigue asombrando al público al quedar por delante de los Mercedes. Los aficionados están ávidos de información y recurren a la aplicación oficial de la Fórmula 1… Pero, esa misma tarde, a partir de las 20:10 horas de España, unos crackers se hacen con el control de la app, llegando a enviar dos alertas de lo más curiosas.

En la primera de ellas, la app decía a los usuarios suscritos, simple y llanamente: “Foo”. En la segunda, enviada justo a continuación, ponía en inglés: “Hmmmm, debería revisar mi seguridad… :)”. Tanto los usuarios de Android como los de iPhone las recibían y pudieron leerlas. Ambas se publicaron con sólo cuatro minutos de diferencia.

Formula One Management ha reconocido que el ciberataque se produjo, pero afirma que no hay motivos por los que pensar que los datos personales de los usuarios se vieron comprometidos. Un comunicado oficial de la Fórmula 1 aclaró: “nuestra investigación confirma que este ataque dirigido se limitó al servicio de notificaciones”. El propio contenido de los mensajes apunta a una broma para poner en evidencia a la organización. Sus responsables se han comprometido a seguir investigando, revisando y mejorando sus medidas de seguridad. Sin embargo, algunos usuarios informaron de que habían sido sacados de sus cuentas en la app.

Los otros episodios

A pesar de sus múltiples alianzas con compañías de ciberseguridad, el mundo de la Fórmula 1 no es ajeno a los ciberataques… Sin ir más lejos, en la pretemporada de este año, la app del equipo Williams fue crackeada cuando se disponían a presentar su nuevo monoplaza con ayuda de realidad aumentada. La acción dio al traste con la presentación, y Williams retiró la aplicación tanto de App Store como de Google Play.

Asimismo, con motivo del Gran Premio de Canadá 2012, un grupo contrario a la celebración de la carrera consiguió la base de datos de las personas que habían comprado entradas. El grupo Anonymous publicó en Internet los datos personales de 131 espectadores, con información como sus números de teléfono.

La carrera estaba bajo el punto de mira de esta organización, como protesta por la subida de las tasas universitarias por parte del Gobierno de Québec. “Te estamos enseñando a respetar los deportes”, les decía el mensaje enviado por Anonymous; «la gran riqueza del deporte no es el dinero, sino la libertad. Hoy, Anonymous nos recuerda la importancia de la deportividad que han degradado con su corrupta y autoritaria sociedad».

Ese mismo año, la web oficial de la Fórmula 1 también sufrió ataques durante el Gran Premio de Bahréin. Esta carrera fue una de las más polémicas que se recuerdan, al celebrarse a pesar del conflicto político entre la población chií y la monarquía suní, de los disturbios y las denuncias de torturas por parte de muchos detenidos.

En febrero de 2014, el ya extinto equipo Marussia sufrió también un ataque con un virus troyano. El suceso les dejó sin rodar durante casi todo un día de tests, mientras intentaban eliminarlo de sus sistemas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.