Concepts y prototipos

Grenadier FCEV: el hidrógeno más aventurero

Con el Grenadier FCEV, la multinacional Ineos apuesta por el hidrógeno para la conducción ‘off road’… y dice que está mucho más al alcance de lo que nos imaginamos.

Ineos Grenadier FCEV tres cuartos frontal

¿Cuándo una novedad del mundo del motor debe ser tratada más bien como un proyecto de ciencia? A Ineos ni siquiera le gusta decir que el Grenadier con pila de combustible de hidrógeno es un prototipo; prefiere llamarlo “demostrador”. Ello se debe a que, en realidad, prácticamente todos los elementos del Ineos Grenadier FCEV estarían listos para su producción en serie.

Un repaso a su arquitectura

De momento, Ineos presentó esta versión del Grenadier durante el verano, en el Festival de la Velocidad de Goodwood. Su tren de potencia es el mismo que el del Grenadier convencional, mientras que la pila de combustible del procede de otro SUV propulsado mediante hidrógeno: el BMW iX5. No hay que olvidar que los motores térmicos de los Grenadier también proceden de esta marca.

No obstante, hay una diferencia clave entre el Grenadier FCEV y el BMW… Éste último sólo ofrece tracción trasera, con un único motor eléctrico montado en dicho eje. En cambio, el Grenadier FCEV proporciona tracción total gracias a que cuenta con motores eléctricos en ambos ejes.

Son tres propulsores en total en el caso de este prototipo (dos detrás y uno delante), pero cuatro en la versión definitiva -uno en cada rueda-. Contrariamente a la configuración del Grenadier actual, estos propulsores exigirán equipar al FCEV con suspensión delantera independiente, de manera que ambos motores de dicho eje se acoplen firmemente al chasis.

La ‘casa madre’, vinculada con el hidrógeno

¿Por qué Ineos ha optado por la pila de combustible en vez de por una versión eléctrica con baterías? Para empezar, porque un todoterreno como el Grenadier tiene que estar preparado para temperaturas extremas, y los vehículos propulsados por hidrógeno son menos sensibles a ellas. Pero, seguramente, la principal razón es que el Grupo Ineos, la cuarta compañía química más grande del mundo, acumula una enorme experiencia con la producción y manejo del hidrógeno.

Como resultado de sus diferentes procesos químicos, Ineos produce más de 440.000 toneladas al año. Es más, una de sus filiales, Inovyn, está especializada en tecnologías de electrólisis para la obtención de hidrógeno puro.

La ingeniera jefe del Grenadier, Pamela Amann, afirma que bastaría con una placa solar de 20 kW para producir hidrógeno que proporcione al Grenadier FCEV entre 160 y 195 km de autonomía. Sin embargo, todavía no hay datos oficiales de autonomía de este vehículo. Tan sólo podemos tomar como referencia los 504 km con el depósito lleno del BMW iX5.

En Pamela Amann, Ineos tiene a toda una especialista en todoterrenos y SUVs eléctricos. Procede de Mercedes, donde trabajó en la nueva Clase G y en el prototipo EQG. Ambos vehículos se caracterizan precisamente por su suspensión delantera independiente. Amann también afirma que el primer Grenadier FCEV de calle podría llegar en menos de dos años.

Asimismo, promete que la versión de calle definitiva contará con cuatro motores eléctricos, uno por rueda. Pero, para que esta última sea un éxito, Ineos necesita también del compromiso de los gobiernos con el hidrógeno como solución de cero emisiones.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.