Empresas

Geely y Volvo quieren fabricar todos los motores del mundo

Cuando una tecnología ha alcanzado su cenit, su fabricación debe ser lo más económica posible mientras interese su supervivencia.

Imagen de un motor fabricado por Geely

Si algo ha cambiado en la industria automotriz ha sido, sin duda, la cantidad de piezas que un coche podía llevar… de factura propia. Por ejemplo, un Ford T de 1908 se construía en Dearborn desde el primer tornillo, sin recurrir a proveedores externos.

En cambio, en la época actual, las economías de escala -cuyo gran pionero fue Ferdinand Piëch– obligan no sólo a adquirir los componentes a un tercero sino, además, a compartirlos entre varias marcas y modelos. Una de las primeras víctimas de este cambio fueron los motores, que pasaron a formar parte de muchos tipos distintos de automóvil a la vez.

Ahora, esta ‘homogeneización’ amenaza con dar una nueva vuelta de tuerca. Y es que la actual explosión de los propulsores híbridos y eléctricos obliga a dejar suficiente espacio en las cadenas de montaje para suplir la demanda. Demanda que, por otro lado, no para de aumentar.

¿Estamos cerca de ver cómo los motores de combustión dejan de fabricarse? En la opinión de Volvo, no… pero tampoco andamos demasiado lejos.

Un futuro más simple

La firma sueca llevará a cabo una nueva estrategia fabril junto a Geely, su matriz y propietaria. En términos generales, ambas marcas unificarán y concentrarán su producción de mecánicas de gasolina, creando para ello una nueva compañía cuyo nombre aún no se ha revelado.

Esta decisión supone un paso más allá en la política energética de los suecos, tras la eliminación de los propulsores diesel en todo su catálogo y el desarrollo de los híbridos Twin Engine, que puedes adquirir en modelos como el XC90 o el XC40.

Esta decisión permitirá a la firma de Gotemburgo centrar sus esfuerzos en la fabricación de estas nuevas tecnologías motrices, gracias a la liberación de espacio y recursos que reportará. Y todo ello, sin dejar de ofrecer opciones más ‘convencionales’ a los clientes que lo deseen.

Por su parte, la matriz china tiene grandes planes para esta nueva entidad ya que, además de motorizar con sus productos a todas las marcas del grupo -entre las cuales se encuentran también Lotus, Proton o Lynk&Co-, se plantea ofrecerlos a otros fabricantes de automóviles de todo el mundo.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.