Movilidad

Gatik: el repartidor autónomo de la ‘media milla’

Muy pronto, es posible que te cruces en la carretera con vehículos... ¡en los que nadie lleva el volante! Y es que las tecnologías de la conducción autónoma no se detiene. Y cada vez se atreven a más.

Imagen de un Furgón Autónomo de Gatik

Ya lo llaman ‘la sociedad sin contacto’. Así es la vida que nos dejará el paso del coronavirus: reducir las interacciones directas con otras personas al máximo posible. La tecnología ya está trabajando en ello –en todos los planos– para reinterpretar buena parte de nuestros trámites cotidianos.

Aunque, a decir verdad, así están ahora los que van a destiempo. En sectores como el denominado ‘retail’, sus principales agentes ya van por la siguiente página. Han dejado atrás las vicisitudes de quien empieza en el comercio online. E, incluso, antes de declararse la pandemia ya experimentaban con la manera de revolucionar las entregas al cliente.

Ahora, el panorama actual ha supuesto un espaldarazo para la conducción autónoma. En este campo, numerosas ‘startups’ en todo el mundo -y algunas marcas de coches– han venido explorando su aplicación en lo que se conoce como ‘transporte del último kilómetro’: desde el almacén de la paquetera en tu localidad… hasta la puerta de tu casa.

Al ‘súper’ en bata

En Estados Unidos -país famoso por sus grandes distancias- esta filosofía adquiere una dimensión mayor, pues para su triunfo es necesario que los vehículos -aún prototipos- abarquen recorridos bastante superiores a la milla. Y ésa es la tarea de Gatik.

La joven compañía posee una plataforma escalable, capaz de acoplarse a vehículos industriales de cierto tamaño. Como, por ejemplo, furgones frigoríficos como los que suelen utilizar los hipermercados para llevar pedidos. De hecho, la popular cadena Walmart es uno de sus principales clientes, y ya utiliza el sistema -de manera experimental- en localidades del estado de Arkansas.

Y es que, como la propia empresa reconoce en su comunicado «los vehículos autónomos de transporte reducen los canales de transmisión entre humanos del Covid-19 y demás enfermedades, y ayudan a minimizar la disrupción de la cadena de suministro a causa de la pandemia».

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.