Compras inteligentes

Funda Drop Stop

Cömo salvarte la vida si pierdes... una moneda

Funda Drop Stop

A veces, los elementos de seguridad son los que menos te imaginas. Es el caso de la funda Drop Stop, que evita que se te caigan objetos por el hueco entre el asiento y la consola central… y que te distraigas por ello.

¿Cuántas veces se te han caído bolígrafos, monedas o incluso el teléfono móvil entre el asiento de tu coche y la consola central? Conseguir sacarlos suele ser de lo más complicado… Lo que es peor, los intentos de recogerlos en marcha te pueden llevar a un accidente.

Así fue como uno de los inventores de la funda Drop Stop, Marc Newburger, tuvo la idea para crearla: Cuando casi se mata y atropella a otra persona por querer recuperar su móvil en marcha. Newburger y un amigo empezaron a hacer experimentos en los que rellenaban el hueco con calcetines… y así nació Drop Stop.

Por eso es mejor prevenir que curar (o tener desgracias). Este invento tan simple te ahorrará más de una contorsión para recuperar los objetos que se cuelan en esa ranura, y hasta puede salvar vidas. Por fuera, la funda Drop Stop consiste en una cubierta de neopreno; por dentro, está fabricada en poliéster hipoalergénico. El fabricante garantiza que se puede adaptar al hueco que presente cualquier vehículo. Se instala alrededor del enganche del cinturón de seguridad del conductor, y se desplaza con el asiento hacia delante y hacia atrás.

Instalación sencilla

Para colocarla, lo mejor es abatir completamente el asiento. A continuación, se debe abrir el hueco preparado en el producto para rodear el mecanismo de sujeción del cinturón… y, finalmente, amoldar sus bordes hasta que encajen con los del asiento y la consola. En este vídeo se pueden seguir unas instrucciones visuales para una instalación óptima.

Aunque Drop Stop sólo realiza envíos de su producto a EE.UU. y Canadá, siempre puedes recurrir a Amazon… Allí cuesta 19,99 dólares (unos 17,80€) más gastos de envío. Con precios como éste, sus inventores han obtenido ingresos por valor de 24 millones de dólares (21,4 millones de euros).

Mercedes Anguita
Periodista y académica de la comunicación. Quería descubrir cómo sería el automóvil del siglo XXI. Ahora que lo sé, quiero descubrir cómo será el de la era cibernética. Trabajar en HackerCar me permite disfrutar de él en todo su esplendor. El mejor coche es el que está por llegar. Apasionada de la competición y de cómo las nuevas tecnologías se aprovechan para obtener la última milésima.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.