Tecnología HC

Se acabó la espera: Tesla lanza la versión beta de su AutoPilot

El Autopilot de Tesla es considerado por muchos -empezando por la propia Tesla- como un auténtico sistema de conducción autónoma... que aún puede mejorar. Eso quiere corregie esta versión beta.

Conducción autónoma Tesla

Tesla quiere seguir haciendo méritos por convertirse en la primera marca que ofrece un coche totalmente autónomo. Es la próxima gran meta de los principales constructores, el sueño de muchos conductores -y no conductores- y el objetivo compulsivo de Elon Musk y su equipo. Y parece que con el lanzamiento de la versión beta de su conocido AutoPilot, está un poquito más cerca de logarlo.

De momento, en esta fase de pruebas, el Full Self-Driving Capability -FDS por sus siglas- sólo estará desbloqueado para unos pocos afortunados que ni la propia marca de eléctricos ha querido revelar. La mayoría de ellos, por supuesto clientes fieles a la firma de la ‘T’… y, curiosamente, usuarios con un perfil normal.

Es decir, en Tesla no se ha optado por clientes con conocimientos informáticos, de software o programación que pudiesen generar reportes con los fallos o posibles mejoras a implementar. Algo que chirría… pero que desde Tesla no han querido dar importancia.

Por ahora impera el “seamos discretos”

Con todo, a pesar de los avances que se anuncian en materia de la conducción ‘sin pies ni manos’, Tesla ha hecho una advertencia pública y que, por supuesto, ha trasladado con claridad a los clientes seleccionados.

A éstos les piden que si activan la beta del Autopilot y salen a rodar, en ningún momento aparten la vista de la carretera ni que, por supuesto, retiren las manos del volante -algo que tienden a hacer bastantes de sus clientes, en todo tipo de vídeos virales que circulan por Internet… pero también la propia marca-.

El recelo porque se conozca los avances del FSD son palpables. Primero, porque no existe una versión oficial de lo que es capaz de hacer a estas alturas -eso sí: ; segundo, porque se han encargado de obviar cualquier consulta privada sobre el sistema, tal como confirma Motortrend.

Es más, aquellos expertos que sí han podido ponerse a los mandos del FSD no lo califican como el mejor de la industria. Está próximo a serlo, pero en la actualidad, los ingenieros dicen que Cadillac ocupa el primer puesto.

¿Puede que, en realidad, sea puro marketing?

Así lo ha dictado un informe elaborado por Consumer Reports, que señala al ‘Super Cruise’ de Cadillac como el más… convincente y precavido. El detalle por el que se ha ganado estos calificativos es la capacidad del sistema para detectar que el conductor está siendo demasiado confiado… o, si lo prefieres decir, despistado.

En la misma línea, reconocen que la actualizada conducción autónoma de Tesla no ha experimentado un cambio sustancial con respecto a otras versiones -ahora mismo, la actual versión es una opción que cuesta 7.500 euros… y que puede adquirirse, incluso, una vez ya te han entregado el coche-. A los de Musk les achacan que el FSD no avisa de los comportamientos ociosos al conductor, así como que el mantenimiento de carril tiene defectos a corregir.

Otro informe publicado por EuroNCAP -organismo encargado de medir el nivel de seguridad de los automóviles en caso de accidente, pero que también testa asistentes a la conducción- viene a apoyar lo dicho por Consumer Reports. Incluso ha situado el dispositivo de Tesla en un discreto sexto puesto, muy alejado de las tecnologías equivalentes que ya ofrecen Mercedes, BMW o Audi.

Qué se sabe del FSD

Hasta la llegada del FSD, el problema más común en las versiones actuales del AutoPilot residía en su dificultad a la hora de enfrentarse a intersecciones, cedas el paso, señales de stop y semáforos. En otras zonas como las autopistas o carreteras secundarias, lo cierto es que responde a la perfección -es, incluso, capaz de adelantar a vehículos que circulan más lentos y volver luego a su carril-.

Sin embargo, según los vídeos subidos a las redes, todo parece apuntar a que la nueva actualización identifica y supera estas situaciones sin inconvenientes aparentes; también parece que aspectos habituales de la conducción en piloto automático en otro tipo de vías ha mejorado en lo que tiene que ver con cambios de carril, giros, tomar las salidas de autopistas…

Para conseguir las nuevas funcionalidades, el FSD integra un sistema de ‘visión’ 4D apoyado por la instalación de ocho cámaras, 12 sensores ultrasónicos, radares de posicionamiento y un nuevo chip que le ayude a pensar y procesar mejor toda la información que recibe.

Avatar
Joven picapedrero del teclado. Periodista siempre en formación, porque uno no termina nunca de serlo del todo. Polivalente, ambicioso y con un punto mesurado e imprescindible de visceralidad. En otro orden de cosas, amante de la música y los eventos culturales en directo. Ahora, tras haber escrito sobre política y deporte en medios punteros, es el momento de acercar al público el desconocido mundo de la ciberseguridad automovilística. Para ello, sencillez, vocación divulgativa y una cucharada sopera de humor. Seguro que lo pasaremos genial.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.