Tecnología HC

Ford te llevará ‘de la mano’ por los caminos

Bien empleada, la tecnología de los vehículos nos puede sacar de más de un apuro. Incluso nos libra de ciertas situaciones... antes de que tengan lugar. ¿Cómo funciona este sistema de Ford?

Esquema del sistema de Ford Road Edge Detection

Más de una vez te habrá pasado, sobre todo en tus viajes de vacaciones. Ese momento en que debes -o decides- fiarte ciegamente de la ruta que te marca el navegador. O de la que te marcaste tú mismo en un mapa, si lo prefieres.

En cualquier caso, psicológicamente supone adentrarte en ‘lo desconocido’. La lógica te dice que esa ruta te llevará al hotel que reservaste, o a la localidad donde se encuentra el apartamento o casita que alquilaste. Pero tu nula familiaridad con la región te pone en alerta.

Especialmente cuando, tras abandonar la seguridad de la autopista, se suceden ante tus ojos las carreteras secundarias. Cada una con su propia catalogación, señales y estado del firme. Incluso, si tienes mala suerte -o una cartografía desactualizada- puedes verte perdido en mitad de un camino de tierra.

En la mayoría de ocasiones, estos ‘rodeos’ tienen un final feliz. No obstante, siempre cabe la posibilidad de toparse en el proceso con algún socavón o cuneta que puede provocarte contratiempos como, por ejemplo, un pinchazo.

Pero ¿no sería fantástico tener una ‘visión’ que te ayudase a transitar por este tipo de vías? Eso es lo que han pensado en Ford.

Mirando por donde ‘pisas’

Con el nombre de ‘Road Edge Detection’, la firma del óvalo ha desarrollado una tecnología capaz de interpretar -en tiempo real- el estado de los límites de la calzada. Mediante una cámara situada bajo el retrovisor central, vigila con una antelación de 50 m por delante del vehículo y de 7 m a cada lado. Todo ello, mientras circulas entre 70 y 110 km/h.

Al detectar que la carretera pavimentada se convierte en un borde blando -o en un arcén duro de grava o hierba-, el sistema proporciona un suave apoyo a la dirección según sea necesario para evitar que te salgas de la calzada.

Este sistema funciona a través de un algoritmo avanzado que determina las diferencias estructurales evidentes entre la carretera y la zona que la rodea. También puede proporcionar asistencia en el volante cuando las marcas del carril están oscurecidas u ocultas por la nieve, las hojas o la lluvia. Si haces caso omiso del ‘toque’ de atención y permaneces cerca del borde de la carretera, el sistema hace vibrar el volante para indicarte que debes rectificar la trayectoria.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.