Novedades

Esto es lo que va a costar el Ford Kuga 2020

El SUV de Ford suele ir unos años por detrás de sus competidores en cuanto a fechas de actualización y renovación. Eso tiene un lado malo… pero otro muy bueno. Estos son sus detalles... y su precio.

Imagen del nuevo Ford Kuga 2020 expuesto en un salón del automóvil

El lado negativo es que cuando alguno de los principales rivales del Kuga se encuentra, por calendario, en plena época de renovación -los VW Tiguan, Toyota RAV4, Kia Sportage, Seat Ateca…- el Ford suele encontrarse en la recta final de su vida comercial.

Y cuando dichos rivales ya se han consolidado en el mercado, es cuando llega un Kuga completamente renovado y con unos niveles tecnológicos que a su competencia puede que les cueste asimilar.

Precisamente, lo que le pasaba a la generación del SUV mediano de Ford -y que ha permanecido durante todo 2019 en el mercado-, es que aunque era un modelo actual, no podía competir en cuanto a sofisticación, conectividad o asistentes con los lanzamientos más recientes.

Y no es que sea un coche desfasado, pero teniendo en cuenta la rapidez con la progresa la tecnología en el sector del automóvil, sí que se notaba un salto generacional entre el Kuga y sus competidores más novedosos.

La firma norteamericana ha recurrido, mientras tanto, a una técnica eficaz para mantener el empuje de su Kuga: apostar por excelentes promociones. Pero ya ha llegado la hora del cambio, y ese cambio va a ser radical.

Comenzando por lo más llamativo, hasta este momento, el Kuga era un clásico de los todo camino, por sus motores gasolina y diésel. Sin embargo, a partir de ahora, sumará hasta tres variantes híbridas; la más sencilla será para el Kuga EcoBlue Hybrid. Básicamente es una variante con el propulsor 2.0 TDCi turbodiésel de cuatro cilindros y 150 CV al que se le añade la tecnología mild-hybrid. Eso significa que el alternador ‘de toda la vida’ es reemplazado por un arrancador/generador que acumula energía en las deceleraciones y con la que se carga una batería de ión-litio de 48 voltios. 

¿Su función? Suministra energía a todos los dispositivos auxiliares del vehículo -de tal manera que ese trabajo no lo tiene que hacer el motor-, y también aporta un extra de empuje a la mecánica al propulsor de gasóleo.

El resultado es un consumo medio, para esta variante, de cinco litros. ¿Alternativas a este modelo? Los también recientemente actualizados Hyundai Tucson y Kia Sportage en sus variantes mild-hybrid.

El siguiente paso en la hibridación es la del Kuga Hybrid, que vendría a ser el rival, principalmente, de las variantes híbridas del Toyota RAV-4 y el Honda CR-V. De hecho, el Toyota y el Ford guardan interesantes similitudes mecánicas.

Por ejemplo, ambos cuentan con una mecánica principal de gasolina, con 2.5 litros de cilindrada, que cuenta con el apoyo de un propulsor eléctrico , un generador y un batería de ión-litio para desarrollar un total de 225 CV -222 el japonés- y marcar un consumo medio total de 5,6 l/100 km. Disponible a lo largo de 2020, y al igual que sus rivales nipones, sólo se ofrecerá con cambio automático, pero con la posibilidad de elegir entre tracción delantera o total inteligente.

Finalmente, este Ford también se ofrece desde el inicio con una alternativa híbrida enchufable. Será similar a la anterior, pero con aquí tanto el motor eléctrico como la batería que lo alimenta serán más grandes y capaces.

En concreto, mantiene los 225 CV, pero es capaz de rodar sin consumir una gota de carburante durante 50 km, gracias a los 14,4 kWh de capacidad de su batería, que se recarga en unas cuatro horas en un enchufe convencional. Otro de los logros de esta versión es que consigue que el consumo medio homologado sea de unos exiguos 1,2 l/100 km.

Imagen de tres cuartos trasero del nuevo Ford Kuga.

Por lo demás, no faltarán los motores gasolina y diésel sin ningún tipo de asistencia eléctrica; entre los primeros, destaca el 1.5 turbo en versiones de 120 y 150 CV, mientras que entre los segundos no falta un 1.5 TDCi de 120 CV y un 2.0 de 190 CV.

Internet a bordo, como en los últimos Ford

Como ya sucede en los Fiesta o Focus, el Kuga contará en opción con la tecnología de modem integrado FordPass Connect, lo cual permite -siempre que contemos con una tarifa de datos-, disponer de un punto de conexión WiFi a bordo del coche y al cual se pueden conectar hasta diez dispositivos. Recuerda los consejos de nuestro experto Yago Hansen para manejarlo de forma segura.

Aparte de para el uso de los pasajeros, contar con Internet en el coche sirve para el sistema de navegación disponga de cartografías actualizadas, así como aviso de incidencias de tráfico… y, en combinación con una app en el móvil, también sirve para localizar la ubicación del coche, abrir o cerrar el seguro de las puertas a distancia, conocer el estado del vehículo desde cualquier punto -nivel de combustible, vida útil del aceite…- e, incluso, en las variantes con cambio automático de ocho marchas, conectar el motor a distancia.

Por supuesto, como vehículo de nueva generación, la llamada de emergencia está incluida en el equipamiento de serie.

Y los gadgets que le iban haciendo falta

En la nueva generación de este SUV se incluyen dispositivos como el sistema multimedia SYNC3, que en su versión más completa viene con una pantalla de ocho pulgadas -algo pequeña cuando la competencia, incluso en modelos más pequeños, ya supera las nueve-, es compatible con Apple Car Play y Android Autoy que se combina con otra gran novedad: la instrumentación completamente digital, otra pantalla de 12,3” que, según Ford, destaca por la claridad de sus colores y por su original diseño, amplias posibilidades de personalización, llamativas animaciones…

Este modelo también puede incluir un completo equipo de sonido B&O con hasta diez altavoces y 575 varios, un cargador inalámbrico para el móvil, sistema de cámaras perimetrales para controlar todo el contorno del vehículo, sistema de mantenimiento del carril, control del ángulo muerto en los retrovisores, asistente de precolisión capaz de frenar al vehículo si detecta un riesgo de accidente -incluyendo un posible atropello de peatones o ciclistas-, control de velocidad inteligente, portón trasero manos libres….

También dispone de una solución ya vista en otros modelos, pero que sigue siendo original y llamativa: se denomina Active Noise Control, y es un sistema que con la ayuda de tres micrófonos repartidos por el habitáculo del Kuga, mide el sonido del motor en el interior del coche. El Ford procesa esa información y genera ondas sonoras opuestas mediante los altavoces del equipo de sonido, con el fin de que se reduzan los sonidos que genera la mecánica.

Otro elemento que debuta en el Kuga es el Head Up Display, que proyecta información frente al conductor para que no aparte la vista de la carretera mientras conduce. Según Ford, su solución ofrece uno de los mayores campos de visión, al tiempo que también es de los más luminosos.

Incluso, su información pueden leerla los usuarios que empleen lentes polarizadas; en esa información figura la velocidad del coche, las indicaciones del navegador, del lector de señales de tráfico, del sistema de infoentretenimiento o posibles mensajes de emergencia.

Tampoco falta uno de los controles de asistencia al aparcamiento más completos del momento; conocido como Active Park Assist 2, puede llevar a cabo la maniobra por sí solo -en las versiones con cambio automático de ocho velocidades-, lo que significa que con pulsar un botón, el Kuga se encarga de la dirección, pero también el acelerador y el freno.

También es posible utilizar este dispositivo para que, sin el conductor a bordo, el coche pueda salir de un estacionamiento en batería. ¿Algo malo del sistema? Que para aparcamientos en línea necesita contar con un hueco que sea 92 cm más largo que la longitud del propio coche… cuando hay dispositivos de la competencia que les basta con un margen de unos 60 cm.

¿Y cuáles son los precios del modelo?

En nuestro país se va a ofrecer con tres acabados; el más básico es el Titanium, que de los elementos de equipamiento ya mencionados viene de serie con acceso y arranque manos libres, climatizador de dos zonas, sistema de advertencia de salida de carril -y también de mantenimiento dentro del mismo-, sensores de aparcamiento delantero y trasero, control de presión de neumáticos, sistema multimedia con pantalla de 8″, compatibilidad con los protocolos Android Auto y Apple Car Play, sistema de navegación, radio digital y la posibilidad de vincularlo con la app Ford Pass Connect.

Entre las opciones, sin duda para esta versión destaca el pack Tech, que por 1.500 euros incluye todos los asistentes disponibles para el Kuga, como las cámaras delantera y trasera, el dispositivo de aparcamiento automático, el lector de señales de tráfico, el control de ángulo muerto en los retrovisores, el control de velocidad inteligente o el sistema que analiza tu cansancio al volante.

Pues bien, en gasolina la gama arranca con el motor 1.5 turbo de 120 CV, cambio manual de seis marchas y tracción delantera por 29.000 euros, aunque compensa elegir la versión superior, de 150 CV, por 1.200 euros más -30.200 euros-.

En cuanto a los diésel, el motor de acceso es un 1.5 de 120 CV que cuesta desde 30.500 euros, con cambio manual y tracción delantera, aunque es el único que se puede elegir también con cambio automático por 2.000 euros más. Por encima, se coloca el equibrado 2.0 de 150 CV desde 32.100 euros; como tope de gama en gasóleo hay un 2.0 de 190 CV que sólo se vende con cambio automático de ocho marchas y tracción total por 37.550 euros.

Finalmente, el sofisticado híbrido enchufable tiene unos precios interesantes, que parte desde los 37.800 euros. Esta variante, al igual que todas las demás -salvo el gasolina básico de 120 CV- se pueden combinar por un extra de precio con equipamientos más completos. Por ejemplo, el acabado ST Line supone un incremento de 1.500 euros y añade un aspecto más deportivo; si sumas otros 2.000 euros más -es decir, 3.500 euros más que el acabado más básico- dispones del ST Line-X.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.