Comparativa

Ford Fiesta ST vs VW Polo GTI

Son pequeños, deportivos, divertidos, de precio razonable y cuentan con 200 CV. Sin embargo, tecnológicamente, el camino emprendido por ambos es bien distinto.

9-fiesta-contra-polo-1-apertura

Sin embargo, para llegar hasta esa cifra, ambos han apostado por caminos tecnológicos muy diferentes. ¿Quién lleva la razón?

Resulta curioso comprobar la evolución técnica y tecnológica de los urbanos deportivos de Ford y VW. La marca estadounidense, por ejemplo, hace poco más de una década apostaba por un motor 2.0 de 150 CV, que luego fue reemplazado por un 1.6 turbo de 182 CV -aunque no faltó una serie especial que aumentaba el rendimiento hasta los 200-.

En la actualidad, para el Fiesta más racing de la gama, conocido al igual que sus antecesores por las siglas ‘ST’, se ‘contenta’ con un 1.5 de 200 CV y, para más inri, con un cilindro menos que sus dos inmediatos antecesores.

El camino de la casa alemana VW no podría haber sido más distinto: a finales de la pasada década presentó un revolucionario Polo GTI cuyo pequeño motor de 1.4 litros combinaba un turbo y un compresor para anunciar unos muy interesantes 180 CV.

Más tarde, coincidiendo con un restyling, llegó un 1.8 de 192 CV… mientras que en el Polo GTI actual, se apuesta nada menos que por un 2.0 de 200 CV, es decir, una mecánica similar a la del más grande, caro, pesado y prestigioso Golf GTI. Y siempre, de cuatro cilindros.

Llegados a este punto, la duda parece interesante: ¿cuál acierta en su planteamiento? ¿Para un coche pequeño es más interesante un propulsor miniaturizado en cuanto a cilindros y cubicajes -tendencia conocida, en este y en otros muchos ámbitos como ‘downsizing’- o compensa utilizar un motor de tamaño generoso?

¿Mejor decantarse por una mecánica más ligera y compacta que contribuya a incrementar la agilidad y reducir los consumos del vehículo… o una más poderosa y grande que sufra menos estrés cuando se la exige al máximo y se la ‘sienta’ más llena en su respuesta?

Lo cierto es que, analizando las cifras, no se puede hablar de vencedores y derrotados por el hecho de haber apostado por un motor más o menos grande.

La única diferencia tal vez pueda venir marcada por la fiabilidad a largo plazo… algo que, hasta que no se hayan vendido suficientes unidades y que éstas cubran un buen número de kilómetros, no se puede determinar.

¿Pasa… lo que tenía que pasar?

Pero volviendo a los hechos objetivos, y a pesar de la mencionada diferencia en cuanto a cilindrada -el propulsor del Polo cuenta con un cilindro más y su cubicaje es 487 cc superior-, vemos que el rendimiento, analizando como tal la relación entre prestaciones puras y consumos, es casi idéntico.

Es más, las pequeñas diferencias están de lado del… modelo, a priori, menos favorecido por sus características técnicas. Así, el Polo de motor más grande resulta que consume 0,2 litros menos de media cada 100 km. Algo curioso, si tenemos en cuenta que, además de eso, el Ford cuenta con un avanzado sistema para funcionar con sólo dos cilindros en condiciones de baja carga -es decir, cuando el acelerador presionado muy ligeramente- o que, de momento, el VW sólo se vende con una transmisión automática frente a la manual del Ford, eso sí, ambas con seis velocidades.

Por otro lado, a pesar de que el VW dispone de un mayor empuje en cuanto a par motor -en concreto, 30 Nm extra- y de la rapidez de su caja automática de doble embrague, no es capaz de ‘dar caza’ a su rival en la aceleración de 0 a 100: el alemán es 0,2 segundos más lento en esta maniobra que el norteamericano.

Sin duda, los 72 kg que pesa menos el Ford o una capacidad de tracción superior e los metros iniciales contribuyen a que tome la delantera.

Así que, visto lo visto, ¿cuál adquirir? Posiblemente es una de las dudas más complicadas de resolver, ahora mismo, en el mercado.

Es cierto que el Polo GTI sale, en estos momentos, 480 euros más caro-en ambos, con cinco puertas. Pero hay que tener en cuenta que el VW lleva incorporado el cambio automático -su rival no lo ofrece ni está previsto que lo haga-.

De tal manera, cuando este otoño se sume la variante manual, es más que probable que el precio del alemán termine siendo más competitivo… sin contar posibles promociones.

La diferencia está en… las sensaciones

Si te dejas guiar por las cifras y los datos no encontrarás motivos, como hemos visto, para decantarte por uno de los dos. Sin embargo, dependiendo del carácter que estés buscando en tu próximo coche, puede que sea más fácil dar con una respuesta de cuál te conviene.

Por ejemplo, si prefieres un vehículo capaz de rodar muy rápido sin esfuerzo, que no canse para su uso a diario o en viajes largos, que muestre dos caras -racional y pasional- de una forma brillante… estarás más a gusto con el Polo.

Performance Bue

La fórmula GTI permanece invariable desde hace ya mucho tiempo en la casa germana, lo cual significa que más que un coche deportivo lo que tienes aquí es un automóvil veloz como pocos urbanos, de calidad, eficaz y tremendamente racional, a pesar de su potencia o su precio.

Y luego está el Fiesta, que gracias a su ligereza, a su eje delantero más ágil, a una puesta a punto de la suspensión más deportiva, al tacto rápido y directo de su dirección o su cambio manual… y a la posibilidad de incluir, por 900 euros y dentro del llamado ‘Paquete Performance’ un diferencial autoblocante delantero (el Polo incluye un emulador electrónico de dicho sistema), resulta claramente más divertido, instantáneo y transmite mucha más deportividad al conductor.

MODELO                  FIESTA                                 POLO
Cilindros                  Tres                                     Cuatro
Cubicaje                  1.497 cc                               1.984 cc
Potencia               200 CV (6.000 rpm)              200 CV (4.400-6.000 rpm)
Par máximo          290 Nm (1.600-4.000 rpm)   320 Nm (1.500-4.400 rpm)
Peso (en marcha)  1.283 kg (5p)                       1.355 kg (5p)
Longitud               4,068 m                              4,067 m
Características       Desactivación cilindros              —–
Caja de cambios     Manual, 6 vel.                      Autom. 6 vel.
Vel. Máxima           232 km/h                             237 km/h
Acel. 0-100 km/h    6,5 seg.                             6,7 seg.
Consumo ciudad      7,6 l/100 km                       7,7 l/100 km
Consumo carretera   5,1 l/100 km                      4,9 l/100 km
Consumo medio       6,0 l/100 km                      5,9 l/100 km
Emisiones medias    136 g. CO2/km                  134 g CO2/km
Depósito                  42 litros                            40 litros
CX:                          0,341                                No disponible
Precio:                     25.845 euros                    26.325 euros

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.