Novedades

Ferrari Roma: la nueva -y tecnológica- ‘dolce vita’

La firma del 'cavallino' presenta un nuevo exponente de su filosofía 'tourer', más rápido, distinguido... y tecnológico que nunca. Tanto, que podrás controlarlo todo sin soltar el volante.

Imagen frontal del Ferrari Roma

Si piensas en cruzar Europa, tal vez tu primer paso sea acudir a tu aeropuerto más cercano. O, si eres ‘romántico’, subirte a un tren en plan Interrail. Aunque, como fanático de los coches, seguro que alguna vez te has sorprendido a ti mismo imaginando que atraviesas el Viejo Continente al volante.

A decir verdad, es un tipo de viaje muy especial. Kilómetros y kilómetros de agradables carreteras, visitando rincones excepcionales y, tal vez, en buena compañía… Sólo faltaría una herramienta esencial: un coche a la altura de la experiencia. Un ‘tourer’… como los que hace Ferrari.

Y es que la firma de Maranello no sólo hace coches de carreras que -a veces- pisan la calle. De cuando en cuando, extrae el corazón de sus campeones para instalarlo en algunos de los cupés más refinados de todos los tiempos. Prueba de ello son modelos históricos como el 250 GT Berlinetta Lusso, el 275 GTB o el postrero ‘Daytona’, denominado en realidad 275 GTB/4.

Ahora, la marca italiana presenta en sociedad un nuevo miembro de esta elitista estirpe de ‘cruzacontinentes’. Su nombre es toda una declaración de principios, pues bebe directamente del propio ‘centro neurálgico’ de su nación: Roma.

Un eco de la eternidad

Esta denominación tan ‘capital’ se debe al deseo de la firma transalpina de condensar el espíritu de la milenaria ciudad, tan fielmente plasmado -entre otras manifestaciones- en la pintura, el cine y la televisión. Empezando por su diseño, con líneas limpias y cuidadas proporciones que evocan el estilo italiano de los años 50 y 60.

Parte trasera del Ferrari Roma

Este cupé mide -según los datos- 4,65 m de longitud y 1,97 m de anchura. Pero, como es habitual en este tipo de vehículo, es la baja altura -tan sólo 1,30 m- la responsable de su estilizada silueta. Estas dimensiones -junto a su maletero de 345 litros– le convierten en una opción pluscuamperfecta para unas vacaciones en pareja.

La siguiente estación -por ineludible, tratándose de un Ferrari- es el motor. El Roma guarda bajo su capó un V8 turbo, con 3,8 litros de cubicaje que le otorgan una potencia máxima de 620 CV a 7.500 RPM. Eso sí, antes de que su descomunal fuerza llegue hasta los espectaculares neumáticos posteriores -285 mm de ancho, nada menos-, aquélla tiene que ‘entenderse’ con la transmisión automática de ocho relaciones y doble embrague.

Lo asombroso de este cóctel es su resultado: un viajero ideal… con prestaciones que son casi de competición: acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 3,4 segundos, y encuentra su velocidad máxima por encima de los 320 km/h.

Interior y salpicadero del Ferrari Roma

En el interior, la sensación de refinamiento continúa inmutable. Pero entra en juego un ingrediente más: la tecnología. De hecho, aparte del Virtual Cockpit -y de la pantalla del sistema multimedia-, el volante incorpora controles hápticos. Con sólo deslizar los pulgares por encima de los sensores, accederás a todas las funciones que necesites sin tener que soltar las manos… y arruinar con ello el disfrute de tu ruta.

El remate de un viaje inolvidable viene por parte de las ayudas a la conducción. Al contrario que sus parientes más ‘carreristas’, el Roma incluye control de crucero inteligente, frenada automática de emergencia, aviso de cambio involuntario de carril, lector de señales de tráfico, detector de ángulo muerto -con alerta de tráfico cruzado posterior- y una cámara 360º.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.