A revisión

Así solucionó Mercedes en USA el fallo de 1,3 millones de coches

En EE.UU., Mercedes ha llamado a revisión a más de un millón de unidades por un fallo crítico en el sistema eCall: en caso de accidente, podía mandar a los servicios de emergencia al lugar equivocado...

Dispositivo sistema eCall llamada emergencia

Tal y como recoge la web de Eurocybcar, la división de Mercedes-Benz en EE.UU. habría llamado a revisión a 1,3 millones de vehículos por un problema que puede tener consecuencias en caso de accidente: un mal funcionamiento del módulo de comunicación del sistema eCall -el conocido como “módulo Hermes”-. El suministrador de este componente para Mercedes es la compañía Harman Becker Automotive Systems.

El dispositivo eCall indica a los servicios de emergencia en qué punto se encuentra el vehículo si necesita ayuda. Gracias a este sistema, no hace falta que los pasajeros estén conscientes para que el coche avise automáticamente a un centro de control de que se ha producido un siniestro; de inmediato, el centro traslada a su vez la emergencia a ambulancias, bomberos, policía… En consecuencia, se ganan unos minutos vitales para salvar vidas.

Cómo se dieron cuenta del problema

Naturalmente, en estas situaciones cualquier retraso puede aumentar la gravedad de los daños… Pues bien, debido al defecto descubierto, el sistema eCall podía enviar la localización equivocada. Mercedes ha investigado durante meses por qué el módulo Hermes ha sufrido estos problemas; en concreto desde que, en octubre de 2019, tuvieran conocimiento de que, en Europa, uno de sus vehículos había transmitido la posición errónea para recibir auxilio.

Las pesquisas demostraron que había ocurrido más veces, y siempre cuando el módulo Hermes sufría una interrupción eléctrica. Este corte de electricidad puede ocurrir con relativa facilidad cuando el vehículo se ha visto envuelto en una colisión. En ese momento, el módulo se reinicia y proporciona la posición del coche cuando fue arrancado, en vez de la del accidente.

El fallo afecta a la mayor parte de las unidades fabricadas desde el 1 de abril de 2016 hasta enero de 2021, ya que la marca estima que todos los vehículos con el sistema eCall en cuestión son vulnerables al problema. Así, los modelos llamados a revisión en EE.UU. comprenden casi toda la gama de Mercedes: los Clase A, Clase C, Clase E, Clase S… pero también los SUV GLA, GLB y GLC, el todoterreno Clase G, el deportivo SL o el coupé CLA.

De hecho, aunque ya tengamos la cifra del total de vehículos que tendrán que pasar por el taller en EE.UU., el dato será sensiblemente superior cuando se confirmen las unidades convocadas en otros mercados.

El eCall, un dispositivo vital

La reparación no requiere la sustitución de ningún componente físico del coche. En aquellos Mercedes producidos desde enero de 2021, la marca ya ha corregido el fallo. Mientras tanto, las unidades que cuenten con conexión a la app Mercedes Me, podrán limitarse a instalar las últimas actualizaciones de software, sin tener que pasar por el taller para recibirlas.

Desde el 31 de marzo de 2018, el sistema eCall es obligatorio para homologar cualquier modelo nuevo en la Unión Europea. Sin embargo, tal y como reflejan las fechas de fabricación de las unidades llamadas a revisión, en firmas premium como Mercedes ya era habitual con anterioridad.

El eCall utiliza los sensores radar y las antenas del vehículo para transmitir su posición exacta. Aunque en caso de accidente se activa automáticamente, los usuarios pueden recurrir a él de forma manual. La llamada al centro de control se realiza mediante una tarjeta SIM gratuita integrada en el coche. Para determinar si debe entrar en funcionamiento, el dispositivo detecta detalles como si han saltado los airbags.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.