Tecnología HC

Estos han sido los antecesores en 85 años del Opel Astra

Nada menos que en 1936; ese año lanzaba el que está considerado como el primer compacto de precio asequible, inaugurando un segmento que ya vimos hasta dónde podía llegar.

Imagen todos los Opel Kadett y Astra

Este año 2021 vamos a ver la nueva generación del Astra, modelo compacto rival -entre otros- de los VW Golf, Peugeot 308 o Ford Focus, y que supone el último paso de una larguísima trayectoria que se remonta hasta nada menos que 1936. En aquel momento, Opel lanza el Kadett, que a lo largo de los años se constituiría en un enorme éxito; para hacerse una idea, hacia 1962 la marca alemana tuvo que construir una planta específica en Bochum, tan sólo para fabricar este modelo en los llamados ‘años del milagro alemán’.

Si el modelo triunfaba, aparte de por su ya mencionado precio ajustado, la marca asegura que también se debió a que el modelo, generación tras generación, iba evolucionando y añadiendo interesantes tecnologías.

Por ejemplo, el primero de los Kadett tenía carrocería monocasco en vez de la clásica solución de montar una carrocería sobre un chasis. Eso aportaba ventaja en cuanto a seguridad, menor peso -para mejorar prestaciones y consumos-, un mejor comportamiento -porque el centro de gravedad era más bajo-…

Con su motor 1.1 gasolina de 23 CV, era un vehículo que ya se ponía a 100 km/h; esta generación estuvo presente entre 1936 y 1940. En esa época eran muy llamativos algunos extras como los frenos hidráulicos en las cuatro ruedas, el maletero ‘a prueba de polvo’ -y accesible desde el interior o los intermitentes.

Imagen primero Opel Kadett

Más tarde, el exitoso Kadett que mencionábamos del 62, contaba como gran novedad con el motor de cuatro cilindros… refrigerado por agua. Además, era un coche sorprendentemente amplio y con un buen maletero; maletero en el que, por cierto, no iba la toma del depósito, sino que ésta se situaba por primera vez en la propia carrocería. Con su motor 1.0 de 40 CV presumía de ser más fiable que todo un VW Escarabajo.

El coche que vimos en 1965 y hasta 1973, el Kadett B, era bastante más grande, pues medía más de cuatro metros; el diseño tenía cierta influencia de los modelos de Estados Unidos… y al igual que el tamaño también creció la potencia, con versiones de gasolina de 45 y 55 CV. Funcionó muy bien, pues se vendieron más de 2,6 millones de unidades en 120 países de todo el mundo.

El Kadett C llegó en 1973, destacaba por tener el diseño más deportivo hasta la fecha y todos destacaban de él su calidad de construcción, además de ser económico de mantener y reparar. Incluso no faltó una versión de altas prestaciones bautizada como GT/E que debutó en 1975 CV con su motor 1.9 de gasolina e inyección con 105 CV -¿alguien dijo Golf GTI?- suficientes para que este modelo de escasos 900 kg alcanzase los 184 km/h.

Posteriormente, entre 1979 y 1984 conocimos el Kadett D, que pasaba de la propulsión trasera a la tracción delantera; la ventajas, además de una mayor sencillez de conducción, estaban relacionadas con que el coche, a pesar de ser más pequeño que su antecesor, también era más espacioso. De hecho, el maletero cuando se abatían los asientos traseros llegaba a los 1.425 litros de volumen. Y en cuanto a los motores, vimos un nuevo GTE, con 115 CV y una velocidad máxima de 185 km/h.

Más reciente en el tiempo, el que a la postre sería el último Kadett, el de 1984, sorprendió a los mercados por un diseño muy llamativo y aerodinámico -con un Cx que bajaba hasta 0,30 en las versiones más potente-. Y, por supuesto, versiones icónicas como los deportivos GSI y GSI 16V, así como el Cabrio.

Imagen último Opel Kadett

A los Kadett les siguieron los Astra, que también hicieron suyo lo de innovar con cada generación; la primera, de principios de los año 90, ofrecía sus versiones catalizadas, mostrándose como uno de los modelos más ‘verdes’ de la época. Un mensaje que parece que caló en el público, porque entre 1991 y 1997, los años que estuvo a la venta, este Astra ha sido el compacto má vendido de la historia, con cifras que nunca más volverán a repetirse: alrededor de 4,13 millones de unidades.

Su sucesor, el Astra G, aunque mejor en todo… quizá resultó el menos carismático si bien sobre su base conocimos los Astra Coupé y Cabrio, diseñados por Bertone y que aún a día de hoy siguen llamando la atención.

Y ya en 2004, otro Astra hacía debutar un sofisticado sistema de iluminación adaptativa, que permitía a su faros -en aquel entonces, de xenón- ajustarse según el giro de volante, la velocidad, las condiciones climatológicas… Pero no sólo eso: contaba con tecnologías muy llamativas como la suspensión regulable en dureza, el selector de modo de conducción deportivo y un sobresaliente nivel de seguridad. En este modelo vimos versiones deportivas OPC con una potencia de hasta 240 CV, así como una versión de tres puertas denominada GTC y con un diseño muy diferente a la de cinco… o el Astra Twin Top, el primero con techo metálico retráctil.

Aunque para tecnología, la que incluyeron los siguientes dos Astra; el de 2009 ya podía ofrecer completos sistemas de infoentretenimiento, advertencia por salida del carril, lector de señales de tráfico, el cambio entre luz corta y larga de manera automática… y unos excelentes asientos. En 2015 se lanzó el modelo que aún sigue en el mercado, que ya hemos tenido ocasión de probar varias veces y que logró el título de Coche del Año en Europa en 2016. Sus faros matriciales de leds, el asistente de mantenimiento de carril, la frenada automática de emergencia o, en su momento, los servicios On-Call de coche auténticamente conectado le hicieron ser el mejor, en todos esos aspectos, cuando llegó al mercado.

Y siguiendo toda esa trayectoria, ya hemos visto que el Astra que veremos finales de año llama la atención porque dispondrá, por primera vez en la historia de este modelo, de dos versiones híbridas-enchufables, además de ser el más conectado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.