Empresas

Este VW tiene 400 segundos si quiere hacer historia

Tras romper todos los récords en la subida a Pikes Peak, el prototipo eléctrico alemán quiere dejar su firma en el mítico circuito de Nürburgring.

Imagen del Volkswagen ID. R pilotado por Romain Dumas

Si preguntas a cualquier aficionado a las competiciones del motor por su lugar favorito, la mayoría de ellos te hablarán de Nürburgring. El legendario trazado alemán está en las mentes de muchos… pero dominarlo está en las manos de muy pocos. Aun así, el Nordschleife se llena prácticamente cada día del año con miles de entusiastas que intentan, dentro de sus posibilidades, ser los más rápidos.

Y es que, no en vano, el verdadero trofeo del ‘Infierno Verde’ -por encima de la victoria misma- es dar una vuelta en el menor tiempo posible. Prueba de ello son los 35 años que duró el último récord establecido en competición: la vuelta de clasificación de Stefan Bellof para los 1.000 Km de 1983.

El piloto alemán, a los mandos de su Porsche 956 del Grupo C, completó entonces los 12,9 km del sinuoso trazado en 6 minutos, 11 segundos y 13 centésimas. Sólo la propia firma de Stuttgart ha conseguido bajar este tiempo nuevamente en 2018, parando esta vez el crono en 5:19:55 con un vehículo diseñado casi específicamente para este reto.

Este verano, otro cazarécords hará acto de presencia en el circuito para intentar ser el vehículo eléctrico más rápido. Es el Volkswagen ID.R, el prototipo que viene ya con su propia leyenda: ser el primero en bajar de los ocho minutos en la Pikes Peak, la carrera en subida más famosa del mundo.

Ahora, en el Nordschleife, buscará batir los 6:45:90 marcados por el NextEV Nio EP9 -el ‘cero emisiones’ más veloz por ahora-.

¿Cómo pretende conseguirlo?

Si el año pasado Porsche tuvo que convertir el 919 Hybrid -multicampeón en Le Mans- en un ‘monstruo mecánico’ para establecer su nueva marca, está claro que el ID.R necesitará algo más que agua y jabón para quitarle el polvo de Colorado.

¿Cómo adaptar el coche a las peculiaridades de un circuito que jamás ha pisado antes? La respuesta de los ingenieros de VW es clara: simulación.

En una primera vertiente, el piloto Romain Dumas actúa como fuente de información para el equipo técnico a base de completar vueltas al trazado en su cabina virtual.

La telemetría es capaz de mostrar datos como los puntos de aceleración y frenada o el movimiento de las masas del coche en cada curva. El resultado de estos datos se verá reflejado en los ajustes del vehículo cuando salga a la pista.


También la aerodinámica juega un papel fundamental, puesto que las necesidades de una carretera en cuesta son muy diferentes a las de un circuito cerrado y lleno de altibajos como es Nürburgring.

Aquí los de Wolfsburgo están empleando la última tecnología en simulación de dinámica de fluidos, conocida como CFD. Este software analiza la silueta del ID.R y muestra cómo las corrientes lo envuelven mientras está en marcha.

Más adelante, los ingenieros estudiarán cómo optimizar el paso del aire en los puntos críticos como los alerones o el fondo plano que sirve como ‘suelo’ del prototipo.

Por último, el Nordschleife es famoso por castigar los chasis y las suspensiones de los vehículos. No en vano, una rotura de este tipo provocó el famoso accidente de Niki Lauda en el GP de 1976.

Para evitar que algo así ocurra con el ID.R, Volkswagen está llevando a cabo pruebas virtuales de tensiones y presiones en diversos elementos del bastidor de coche, como los brazos de la amortiguación o el propio arco de seguridad. De este modo se garantiza que el prototipo será lo más ligero posible, pero sin perjudicar su integridad estructural.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.