Movilidad

Este tren es el remedio más rápido para el coronavirus

Desde el comienzo del estado de alarma, los medios de transporte han tenido que demostrarse más rápidos que nunca. En Francia parecen haber encontrado la solución perfecta. ¿Qué tiene este tren de especial?

Tren coronavirus
Imagen de Erich Westendarp en Pixabay

En Francia, como en España, el sistema nacional ferroviario ha reducido al mínimo su actividad. El AVE ha descendido sus prestaciones hasta el 30%. Las medidas del país galo son aún más restrictivas, pero su tren de alta velocidad, el TGV, sigue habilitado para transportar a personas afectadas por el coronavirus.

Este tren suele llevar alrededor de 500 pasajeros en cada viaje, pero ahora los trayectos apenas cuentan con 20 personas abordo. Todas ellas pacientes que están siendo redirigidos a plantas médicas más preparadas.

Este movimiento forma parte de la política de redistribución territorial planteada por el gobierno francés. El TGV recoge a enfermos de la región este del país -la más afectada por el coronavirus después de París- para llevarlos hasta el Valle del Loira.

Esta es una amplia zona en el centro de Francia donde apenas se han registrado 400 casos. Es decir, que sus centros médicos pueden absorber un gran número de pacientes. Los traslados buscan quitar presión a los hospitales de las zonas que hacen frontera con Bélgica y Alemania.

Pero este tren no solo no solo se ha convertido en un medio de transporte exclusivo de afectados por el coronavirus, sino en unidades de cuidados intensivos. Para ello cuentan con equipos médicos y personal que normalmente trabaja en ambulancias u otras unidades.

La disposición de los trenes se ha alterado para dar cabida a bombonas de oxígeno, camillas y arneses para evitar movimientos bruscos. El proceso va desde los hospitales hasta los vagones, en cada uno de los cuales viajan 4 pacientes y 6 profesionales sanitarios. Obviamente, todos equipados con las mascarillas, guantes y medidas de prevención convenientes.

Los responsables de transporte subrayan la eficacia del tren por encima de ambulancias y helicópteros. Sobre todo por ser espaciosos, rápidos -hasta 321 km/h- y no tener que luchar contra condiciones climáticas, tráfico o carreteras. Aunque no alcancen su velocidad máxima, el TGV está haciendo trayectos de 800 kilómetros en apenas 5 horas.

Hay que recalcar, que el servicio de transportes públicos francés está preparado a propósito de este tipo de emergencias. En comparación con el AVE, el TVG conecta muchas más áreas rurales con grandes urbes y tiene la capacidad de ser acondicionado en contextos de crisis. Este tipo de medidas, a priori, son imposibles de implementar en otros países.

David Sánchez
Periodista a punto de licenciarse -en Periodismo, obviamente-. Soy nativo digital e hijo de transportistas, así que la tecnología y el motor me vienen dados. Aunque la carrera sea inútil, creo en el periodismo como profesión y forma de afrontar la vida. Curiosidad, honestidad y pasión por la comunicación. Aun sin carnet el himno de mi vida es Born to Run, y eso que Bruce Springsteen me pilla lejos. Cultura, deportes y videojuegos completan el elenco de mis pasiones.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.