Concepts y prototipos

Este hiperdeportivo lo imprimirás en tu casa

¿Qué puedes hacer con una impresora 3D? Imprimir un coche como el Hyperlight, un espectacular deportivo que no sólo destaca por su diseño de dibujos animados, sino por su motor dotado de una tecnología muy peculiar. ¿Cuáles son los detalles de este proyecto?

Hyperlight vista frontal

Las impresoras 3D están revolucionando los procesos de fabricación. Las factorías tradicionales tienen un competidor en estas máquinas, que pueden imprimir casi cualquier cosa. Desde una parte del cuerpo humano hasta comida. La industria del automóvil también se ha visto beneficiada por este invento, y hoy en día se pueden imprimir desde piezas sueltas hasta coches enteros.

Esta técnica también es la que haría posible la producción del Hyperlight, un proyecto de hiperdeportivo diseñado por Lee Rosario.

Se trata de un vehículo de espectacular diseño. Solo tiene capacidad para una persona, que conduciría -o pilotaría- en posición central, bajo una cúpula al estilo de los aviones de combate. Cuenta con un sistema Head-Up Display de proyección holográfica de información en el parabrisas y todo tipo de asistentes de conducción autónoma. Sus componentes han sido pensados para poder ser impresos en 3D y luego reutilizarse al 100% una vez concluya la vida útil del vehículo.

Un motor muy novedoso… y caro

Este diseño ha sido concebido para poder alojar en su interior un motor V6 híbrido con un novedoso sistema conocido como Freevalve. Los motores que recurren a este sistema se caracterizan por carecer de árbol de levas y otros componentes necesarios para el accionamiento de las válvulas.

En su lugar, cada válvula se acciona de forma independiente. Con ello se logra, en teoría, que el coche consuma como un diésel, siendo gasolina. De momento, ningún fabricante ha aplicado este tipo de motor en un modelo de serie, aunque la sueca Koenigsegg y la china Qoros sí han presentado prototipos con este sistema. ¿El problema? Su superior coste.

Otra de las principales características del HyperLight es su aerodinámica. Varios elementos de su carrocería cumplen la función de desviar el flujo de aire hacia donde interese. Por ejemplo, en las ruedas delanteras se deriva el aire para refrigerar las baterías de los motores eléctricos.  En esta materia también destaca su alerón trasero, que es adaptable y se encuentra cargado eléctricamente.

Además de todo lo anterior, este proyecto también cuenta con sistema de entrada y arranque sin llave, mediante ADN biométrico, neumáticos de alta resistencia y sistema de frenado con discos carbonocerámicos.

Por el momento, se trata solo de un diseño, pero quizá en el futuro este coche o algunas de sus soluciones lleguen a producirse en serie.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.