Tecnología HC

Este es el super-robot que han contratado en Seat

¿Te imaginas a alguien de más de dos metros, con una fuerza increíble y capaz de hacer la misma tarea una y otra vez de manera perfecta? Pues en Seat trabaja ese 'alguien', que está llamando la atención de todo el mundo.

imagen robot de Seat

Evidentemente no hablamos de un ser humano… sino de una máquina; concretamente del más grande y llamativo robot -bueno, en realidad son dos- que forma parte de una plantilla de los más de 2.200 que colaboran en la fábrica de la marca de Martorell para dar forma a sus modelos.

A pesar de su tamaño -casi tres metros de altura- y su peso -cerca de 3.000 kg-, este gigante de la ingeniería presume de ser, ante todo, un instrumento de precisión. De hecho, entre sus tareas figura la de transportar y ensamblar las piezas más pesadas de los vehículos que van desfilando por la línea de producción. ¿Y qué se entiende por ‘pesadas’? Por ejemplo, las que conforman el lateral de un coche y que pueden alcanzar los 400 kg.

Su área de trabajo es la de chapistería y se coordinan con otros 2.200 robots y cerca de 1.700 trabajadores ‘humanos’ para que cada 68 segundos se pueda fabricar la carrocería de un coche. Aunque son grandes, estos robots en realidad simplifican mucho el trabajo de lo que es el proceso de ensamblaje… y, de hecho, ayudan a que lo que es el espacio de la línea de fabricación sea más pequeño. Como curiosidad, el hecho de que sean capaces de levantar las piezas y colocarlas, hacen que la calidad final de un producto sea mejor, tal y como destaca Miguel Pozanco, responsable de Robótica de la marca.

Y es que, al parecer, si un robot puede hacer una tarea pesada, como es levantar un gran peso, normalmente tiene poco ‘alcance’ -como ejemplo gráfico, una persona seguramente es fácil que levante un cubo lleno de agua… pero es complicado que pueda extender el brazo y moverlo a otro sitio-; de hecho, en la misma planta, Seat trabaja con robots que levantan hasta 700 kg, pero apenas los puede desplazar; los robots a los que hacemos referencia, aparte de levantar mucho peso, puede desplazarlo hasta cuatro metros a partir de su eje central.

Como dato también curioso, estos robots disponen de una sofisticada programación para saber en todo momento qué hacen, cómo y en qué condiciones. De hecho, su software implementado está pensado para monitorizar a distancia todos sus datos de funcionamiento, como el consumo de los motores, la temperatura, el par motor o las aceleraciones. 

«Con el análisis de estos datos podemos adelantarnos a cualquier imprevisto. Es decir, se realiza un mantenimiento predictivo, con lo que conseguimos asegurar la calidad y la precisión de manera continuada», concluye Miguel Pozanco.

La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.